cash

Domingo, 26 de abril de 2009

EL BAUL DE MANUEL

 Por Manuel Fernández López

Alfredo Palacios

ECON 2009 es el mayor evento de la Facultad de Ciencias Económicas (UBA) para mostrar sus logros y para recibir a destacados economistas de todo el mundo. Este año –dentro de un mes– se unen en dicho evento la Facultad y la Academia de Ciencias Económicas para rendir tributo a un distinguido ex miembro de ambas instituciones, el doctor Alfredo Palacios, tal como hiciera el año pasado con Raúl Prebisch. En un mundo dividido en patrones y obreros, Palacios siempre estuvo del lado de los segundos, ya en su labor parlamentaria como en sus muchas publicaciones. Ya se tratare de la mujer, de la infancia, de campesinos o proletarios urbanos, Palacios los consideró como distintos tipos de trabajadores y luchó por ellos en el Parlamento, para que la sociedad reconociese su diversa condición y les proporcionase, además de otros aspectos, remuneración y jornada de labor dignas. Además de las condiciones laborales adversas, esos sectores de la sociedad sufrían de otro mal: la pobreza. ¿Qué Economía Política era apta para tratar la problemática del trabajo y proponer medidas de mejoramiento? El interrogante ya se lo había planteado, a raíz de la crisis de 1890, el doctor Juan B. Justo. John Stuart Mill ya había reconocido que la pobreza era una asignatura pendiente de la Economía, pero después de él había desaparecido el análisis clásico, en términos de clases sociales. Justo, luego de intentar (y no hallar) una respuesta en la obra de Paul Leroy-Beaulieu, encontró un camino mejor en El Capital de Marx, experiencia ya transitada por Germán Ave Lallemant en su periódico El Obrero. Justo, de vasta cultura, se lanzó a traducir El Capital, empresa que fructificó en 1898 con la primera edición castellana de la obra. Acaso Palacios se basó en esta traducción para redactar su tesis doctoral, acerca de La miseria, presentada dos años después, cuando no había cumplido los veinte años. En ella el joven socialista esgrimía conceptos y lenguaje técnico hallable en los escritos del padre del socialismo moderno. Por ejemplo: “Allí donde una parte de la sociedad posee el monopolio de los medios de producción, el trabajador, libre o no, está obligado a agregar al tiempo necesario para su propio sostenimiento, otra cantidad de tiempo destinada a producir la subsistencia del poseedor de los medios de producción”. Repúblico, legislador, docente. Simplemente: Alfredo Palacios.

Maestro de América

Alfredo Palacios nació el 10 de agosto de 1880. En 1904 fue electo diputado nacional por la Capital Federal, por lo que fue el primer diputado socialista de América. Ocupó ese cargo en varios períodos y además el de senador nacional (1935-1943). Palacios cumplía la acción parlamentaria como una tarea de tiempo completo y con sentido proselitista. Escritor prolífico, el libro era como una prolongación de su actividad parlamentaria y universitaria. Publicó varias decenas de libros, entre ellos los siguientes: Actuación Parlamentaria (1904-1908), Discursos Parlamentarios (1910), Por las Mujeres y los Niños que Trabajan (1911), Dos Años de Acción Socialista (1914), En Defensa de los Trabajadores (1915), La Justicia en el Ejército (1918), Código de Justicia Militar (1913), El Nuevo Derecho (1934), La Fatiga y sus Proyecciones Sociales (1923), La Universidad Nueva (1925), Por la Universidad Democrática (1927), Universidad y Democracia (1928), Derecho de Asilo (1928), Enseñanza Secundaria (1929), Acción Universitaria (1929), La Democratización de la Enseñanza (1930), Nuestra América y el Imperialismo Yanqui (1930), El Proceso Alvear (1932), El Socialismo Argentino y las Reformas Penales (1934), Las Islas Malvinas (1934), Libertad de Prensa (1935), En Defensa de las Instituciones Libres (1936), La represión del Fraude Electoral (1936), El Delito de Opinión y la Tradición Argentina (1937), El Dolor Argentino (1938), La Defensa del Valor Humano (1939), La Democracia Argentina (1940), La Enfiteusis Argentina en la Ley de Colonización (1940), Espíritu y Técnica en la Universidad (1943), La Juventud y la Moral Política (1943), Pueblos Desamparados (1944), La Salud del Pueblo (1944), Alberdi Constructor en el Desierto (1944), Soberanía y socialización de industrias (1946), Esteban Echeverría: Albacea del pensamiento de Mayo (1951), La Justicia Social (1954), Masas y elites en Iberoamérica (1954), Petróleo, monopolios y latifundios (1957), Nuestra América y el imperialismo (1961). Profesor y decano en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales; miembro del Consejo Superior Universitario y del Consejo Directivo de la Facultad de Ciencias Económicas: profesor de Legislación del Trabajo y Profesor Emérito (1962); profesor en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la U. N. de La Plata, de la que fue decano (1925) y presidente hasta 1943.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> INFORME ESPECIAL > Panorama sobre la rentabilidad del agro
    Al grano
    INFORME ESPECIAL > Panorama sobre la rentabilidad del agro
    Por Claudio Scaletta
  • ENFOQUE
    Aprender de la crisis
    Por Alberto Müller
  • PUJA ENTRE LABORATORIOS Y DISTRIBUCION DEL MERCADO DE MEDICAMENTOS
    Mandan los nacionales
    Por Diego Rubinzal
  • ANALISIS DE LA DECLARACION DEL G-20
    El Consenso de Londres
    Por Fernando Hugo Azcurra
  • EL BAUL DE MANUEL
    Alfredo Palacios. Maestro de América
    Por Manuel Fernández López
  • FINANZAS > RELEVAMIENTO DE LA ECONOMIA DEL PRIMER TRIMESTRE DEL AñO
    Informe del Central
    Por Cristian Carrillo
  • AGRO > INVERSIONES VITIVINICOLAS EN NEUQUEN
    Alzar la copa
    Por Claudio Scaletta

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.