cash

Domingo, 11 de abril de 2010

EL PLAN DE NETBOOKS A ESTUDIANTES: CONEXIóN TOTAL Y STANDARD DE APRENDIZAJE

Libre o esclavo

El programa Conectar Igualdad.com.ar promueve la “asignación universal por hijo conectado”. El hardware todavía está por comprarse, lo cual es una oportunidad para romper con la dependencia.

 Por Mariano Blejman

Desde que el científico del MIT Nicholas Negroponte (autor de Being digital) lanzó el proyecto OLPC (One Laptop Per Child), en el Foro Económico Mundial en Davos, en 2005, la idea de conectar a la comunidad educativa creció rápido en los países periféricos. El supuesto que motoriza la idea de Negroponte es que las sociedades periféricas podrían acortar la brecha digital e igualar oportunidades si cada niño y cada maestro tenían en sus manos una computadora portátil de 100 dólares, con un hardware y un software acorde a condiciones inhóspitas, que sea resistente y que pudiese ser desarrollado en “libertad”.

El concepto de libertad, justamente, entusiasmó a Richard Stallman, el creador de la Free Software Foundation (en estos días por Buenos Aires), y organizaciones sociales, gobiernos y empresas, que vienen apostando al software libre GNU/Linux, como contraposición de los sistemas operativos propietarios (Windows o Apple). Si se trata de establecer un standard para achicar la brecha digital, Stallman se preguntaba si este proyecto sería “un instrumento para alcanzar la libertad o un instrumento de sumisión”.

Mientras que los sistemas propietarios generan un precio alto por licencias y dependencia tecnológica, los sistemas de códigos abiertos no sólo bajarían costos por la ausencia de licencia, sino que permitirían a las escuelas y los gobiernos adaptar las computadoras, sin depender de una empresa en particular. Pero la notable capacidad de Negroponte para el lobby transoceánico en pro de la educación digital mundial –se lo vio junto a Kofi Annan usando un prototipo de la primera máquina en noviembre de 2005, en la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información en Túnez– se topó con un lobbista mayor: acostumbrados a la inercia social, muchos países dijeron estar interesados si instalaban un sistema de booteo doble: además de GNU/Linux, querían Windows. Negroponte aceptó y supuso que las 600 mil laptops ordenadas hasta mayo de 2008 podrían ser 400 mil más en pocos meses si se incluía Windows XP. Subiría de 188 a 198 dólares el valor, pero ese intento por acelerar la venta de laptops provocó un cisma, con el enojo de aquellos que habían trabajado tecnológica y conceptualmente para la inclusión de software libre. Stallman suele decir sobre la posibilidad de “elegir” entre Windows y GNU/Linux: “¿Usted qué prefiere ser esclavo o ser libre?”.

El primer país del mundo en hacer un pedido a gran escala de computadoras portátiles fue Uruguay, cuando en octubre de 2007 recibió 100 mil prototipos (que nunca valieron 100 dólares), para llegar a cada niño de entre 6 y 12 años. También hubo pedidos de Perú (290 mil computadoras), México (50 mil), Colombia (200 mil) y Haití (13 mil). A fines de 2009, Uruguay fue el primer país del mundo en cumplir su Plan Ceibal de “una computadora por chico” con 369.727 para 2360 colegios primarios estatales, todas bajo GNU/Linux, con un costo de 120 millones de dólares en tres años, mientras que el presupuesto anual para la educación básica en Uruguay es de 840 millones de dólares.

La idea de un mundo on line, con Estados promoviendo la “asignación universal por hijo conectado”, es relativamente nueva. El anuncio de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de lanzar el programa Conectar Igualdad.com.ar, para entregar netbooks a casi tres millones de alumnos secundarios y 200 mil docentes, invirtiendo cerca de 750 millones de dólares en equipos y la adaptación de los colegios, viene a romper con el único modelo hasta ahora conocido de proyectos “una computadora por chico”: el hardware todavía está por comprarse, lo cual es una oportunidad para romper con la dependencia (Venezuela, por ejemplo, desarrolla un proyecto de hardware libre en el Cenditel, su centro de tecnología). Y, aunque se anunció la primera entrega de 250 mil netbooks basado en Windows, no tendría ningún sentido que Argentina pagara licencias propietarias para asegurar la dependencia de futuras generaciones

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    ¡Ooole!
    La Ley de Compre Argentino es una herramienta relevante para una estrategia de desarrollo...
    Por Fernando Krakowiak
  • DEBATE > LA EXPANSIóN DE LA SOJA, PEQUEñOS Y MEDIANOS PRODUCTORES Y EL AGRONEGOCIO
    El modelo del poroto
  • EL PLAN DE NETBOOKS A ESTUDIANTES: CONEXIóN TOTAL Y STANDARD DE APRENDIZAJE
    Libre o esclavo
    Por Mariano Blejman
  • EVOLUCIóN DEL INDICADOR RIESGO PAíS Y EL PAPEL DE LAS AGENCIAS CALIFICADORAS
    Juego especulativo
    Por Cristian Carrillo
  • PROBLEMAS DE INFRAESTRUCTURA Y MODELO DE DESARROLLO
    Supercosecha de soja
    Por Claudio Scaletta
  • CRíTICO INFORME DEL PARLAMENTO EUROPEO
    Mundo financiero
    Por Carlos Weitz
  • Ilusión monetarista
    Por Pablo J. Mira
  • E-CASH DE LECTORES
    E-Cash de lectores

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.