cash

Domingo, 3 de julio de 2011

DESAFIO DE LA INTEGRACION PRODUCTIVA REGIONAL

“Un Mercosur más industrial”

Uno de los acuerdos de la última cumbre del Mercosur fue fortalecer las cadenas productivas regionales, ganando escala y competitividad, para sustituir importaciones extrazona.

 Por Debora Giorgi *

En la 41ª Cumbre del Mercosur se afianzó la voluntad de los países miembro de profundizar el proceso de integración y todos coincidieron en que es imprescindible, para apuntalar el crecimiento equilibrado, la consolidación de un Mercosur industrial, fortaleciendo las cadenas productivas regionales, ganando escala y competitividad con mayor innovación y tecnología, para sustituir así importaciones de extrazona y generar una oferta exportadora regional competitiva.

“Comprarnos entre los socios del Mercosur”, ése podría ser el título de la cumbre. Las cifras del comercio hacia adentro del bloque son elocuentes: si bien en 2010 se marcó un record de tran-sacciones intra Mercosur de 44.000 millones de dólares, ese mismo año el comercio de los países del bloque con el resto del mundo fue de 460.000 millones de dólares. De ese comercio total, las importaciones de países de extrazona fueron 222.000 millones de dólares, de los cuales el 77 por ciento corresponde a manufacturas de origen industrial (MOI), mientras que del total exportado apenas el 30 por ciento son MOI.

De ese dato surge claramente el peligro de la primarización de las exportaciones del bloque de la mano de la suba de los precios de los commodities, cuestión que desde Argentina logramos evitar y las exportaciones de manufacturas industriales sobrepasan a los productos primarios, mostrando éstos, una participación decreciente en el total exportado por nuestro país.

Debemos priorizar el flujo de comercio interno para incentivar la producción regional de modo de generar más y mejor empleo genuino y avanzar en la agregación de valor en la región. Con ello, mantener y ampliar el superávit del bloque con el mundo, pero no sólo en divisas; tenemos que lograr un intercambio que equilibre el contenido de valor agregado y trabajo incorporado en cada tonelada comercializada.

Una de las claves es avanzar en el proceso de integración productiva regional, tal como desde Argentina lo venimos haciendo en diversos proyectos de complementariedad y también de especialización con Brasil y Uruguay en determinados sectores productivos. La integración productiva es el mecanismo para que el Mercosur pueda superar las materias pendientes, para distribuir de manera más equitativa los beneficios de la unión aduanera.

En este segundo estadío en el proceso de integración productiva que los países del bloque debemos alcanzar es imprescindible la participación activa de las empresas grandes, de capitales nacionales pero también multinacionales. Es que ellas son traccionadoras del desarrollo de pymes que son sus proveedoras de bienes y servicios. Una pyme que produce para una grande o una multi también es competitiva para exportar desde la región al mundo.

Todos los representantes remarcamos el crecimiento excepcional de la región y también advertimos la necesidad de estar atentos, ya que algunos países intentan vender productos que no encuentran lugar en sus propios mercados, por lo que avanzamos en articular medidas de defensa comercial para preservar nuestro mercado interno frente a los países de extrazona.

El Mercosur hoy debe preservar su mercado pujante y avanzar en un proceso de generación de valor que permita profundizar el comercio intrabloque y sustituir, de esa manera, importaciones desde terceros países. El llamado es avanzar hacia un Mercosur industrial, más integrado desde lo productivo. Avanzar en esta dirección asegura beneficios para todos los socios.

También en Asunción surgió claro el reclamo de Uruguay y Paraguay respecto de las regulaciones que mantiene Brasil y que impiden el acceso a su mercado. Se trata de un planteo que Argentina viene sosteniendo con su socio mayoritario, por la aplicación de medidas no arancelarias de distinta naturaleza que terminan funcionando como trabas que impiden la entrada al mercado brasileño de productos que son competitivos en el mundo

* Ministra de Industria.

Compartir: 

Twitter
 

Débora Giorgi: “El Mercosur hoy debe preservar su mercado pujante”.
Imagen: DyN

cumbre

balance

-“Comprarnos entre los socios del Mercosur”, ése podría ser el título de la cumbre.

-“Debemos priorizar el flujo de comercio interno para incentivar la producción regional, de modo de generar más y mejor empleo genuino.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.