cash

Domingo, 25 de marzo de 2012

POLITICAS SOCIALES, EQUIDAD Y BIENESTAR DE LOS HOGARES

Focalizadas y universales

 Por Daniel Kostzer *

Las denominadas políticas sociales focalizadas en los años del auge del Consenso de Washington, y que parecían llamadas a evitar las filtraciones e ineficiencias, fracasaron. No fue por esa definición, sino porque no focalizaban en los individuos (beneficiarios), sino en los signos emergentes de la pobreza. Nunca en las causas que originaban la necesidad de intervenciones. De este modo hacían caso omiso al hecho de que los individuos y los hogares requieren prestaciones –sean estas universales o focalizadas– básicamente integrales, o sea abandonando el sectoralismo con que muchas veces las políticas sociales son encaradas.

Los métodos de focalización son varios y diversos: uno es focalizar geográficamente (barrios carenciados, provincias o municipios en emergencia, regiones). Este criterio es muy difundido, especialmente en períodos de emergencia. Otro método es por grupos etarios, siendo éste posiblemente el más difundido (niños, adultos mayores, mujeres en edad fértil) generando intervenciones muy específicas y ajustadas. Pero tal vez la más difundida y perversa, y la que se aplicó durante largos períodos, es la de la “cola”. Esto es, no poner ninguna restricción específica, sino tener una cuota presupuestaria a tal efecto y trámites tan engorrosos que hace que sólo los más necesitados se tomen el trabajo.

Durante mucho tiempo esto último fue el signo de la política social y muchas sofisticadas evaluaciones mostraban cuán acertado era el “targeting” de ese tipo de intervenciones. Casi nunca un clase media en el plan. Este tema fue motivo de discusión con el Banco Mundial y sus evaluadores de impacto cuando se les acercaron los primeros borradores de lo que después fue el Plan Jefes de Hogar.

En políticas sociales no hay “bala de plata” que atienda todos los problemas en todas las dimensiones. Es necesario tener un balance apropiado de prestaciones universales, con intervenciones orientadas a aquellos colectivos (a veces muy pequeños y otras casi del tamaño del universo de los pobres) con necesidades especiales. Y muchas veces no es sólo un problema de ingresos. Esto cuesta entender a las cabezas ortodoxas del sentido común “Doña Rosa” y aritmética de boliche.

No es casual que exista una gran coincidencia en términos de las necesidades sociales y económicas en los hogares. Que una mujer joven que ha avanzado en sus estudios, tiende a tener hijos con mejor salud y mejor atendidos que en el caso contrario. Que niños sanos y bien alimentados tienen mejores rendimientos escolares. Que hogares con agua corriente observan menores riesgos en la salud de los menores y que, a su vez, hogares con electricidad muestran mejores rendimientos escolares en lectoescritura. Nada de esto debería sorprender.

La política social no debe ser principalmente una red de contención de los caídos del sistema. Esto lleva a meros paliativos y al incremento de la desigualdad e

inequidad en las sociedades. La política social, universal o focalizada debe ser parte integral de la conceptualización del rol del Estado. El bienestar de los hogares deben estar en el centro de las decisiones de política social, económica, educativa, salud, evaluándose los impactos que las diferentes medidas pueden tener sobre un set concreto de indicadores fácilmente mesurables. Estos deben ser función objetivo de la política general, y los desvíos corregidos con programas que tengan en cuenta que las dimensiones del desarrollo humano son varias pero que, en general, el sujeto es un individuo o el hogar en el que habita. Integralidad en las prestaciones, focalizando en los ciudadanos con un enfoque de derechos, y no como una gracia de gobiernos magnánimos

* Senior Socio Economic Affairs Officer Unmit, Timor-Leste.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Otro...
    REPORTAJES Economistas heterodoxos
    Convocados por la Universidad de...
    Por Tomás Lukin
  • EXPANSION, DEFICIT EXTERNO Y SUSTITUCION DE IMPORTACIONES DE LA INDUSTRIA DEL METAL
    Buscar el equilibrio
    Por Federico Kucher
  • OPINION > CONCESIONES PROVINCIALES CON UNA INDUSTRIA NACIONAL DE HIDROCARBUROS
    Modelo para armar
    Por Jose Andres Repar
  • FINANZAS > NUEVO REGIMEN DE INFORMACION ONLINE DE LA AFIP SOBRE LAS FIRMAS COTIZANTES EN BOLSA
    Más transparencia
    Por Cristian Carrillo
  • AGENDA ECONOMICA Y COMERCIAL CON LA POTENCIA ASIATICA
    Sintonía china
    Por Arturo H. Trinelli
  • DEBATE > EL RECHAZO DE LA DERECHA EMPRESARIA
    La disputa por el Estado
    Por Ricardo Aronskind
  • OPINION
    Reforma del sistema financiero
    Por Agustin D’Attellis y Fernanda Vallejos
  • POLITICAS SOCIALES, EQUIDAD Y BIENESTAR DE LOS HOGARES
    Focalizadas y universales
    Por Daniel Kostzer
  • SUMA CERO
    el libro
  • SUMA CERO
    posgrado
  • SUMA CERO
    ¿cuáles?
  • SUMA CERO
    el dato
  • SUMA CERO
    internet
  • SUMA CERO
    charla

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared