cash

Domingo, 8 de julio de 2012

Regulando

 Por Javier Lewkowicz

Caída de la industria brasileña y de mercados europeos, desaceleración de la demanda interna antes de las paritarias y de la recomposición de ingresos por parte de la política oficial, incertidumbre empresaria por la situación en el mercado cambiario y por la política comercial y la suba de costos en dólares, son algunos de los argumentos que esgrimen especialistas sectoriales consultados por Cash para explicar la dinámica de la actividad manufacturera, que bajó en el acumulado de enero a mayo 0,5 por ciento según el Indec. Algunos de los factores citados son de índole externa y otros de índole interna, los hay de carácter coyuntural y también otros responden a una situación estructural, heterogeneidad que no deja lugar a soluciones simplistas. Un repunte de Brasil, el impacto de la política de ingresos y la mejora salarial en paritarias, el programa de créditos hipotecarios y el impulso al financiamiento productivo, podrían mejorar el panorama para el segundo semestre.

“Los sectores más castigados fueron el automotor y sus vinculados, la metalmecánica, plásticos y metales básicos, y la actividad de la construcción, que también afecta a la metalúrgica y la siderurgia. Los más relacionados con el consumo interno, como alimentos y bebidas, textil y edición e impresión, anduvieron mejor”, explicaron desde la cartera industrial. De todas maneras, advierten en el Gobierno, “la caída se produce frente a un período record en materia de inversión y producción”.

La industria brasileña cayó un 3 por ciento en el primer cuatrimestre del año, que afecta a las exportaciones argentinas de autos, insumos difundidos y de la metalmecánica. En el mismo sentido, la crisis económica en Europa perjudica a exportadores de alimentos, vinculados en muchos casos con economías regionales. El contexto externo, sin embargo, se vincula en realidad de forma compleja con la realidad nacional, de modo que no resulta fácil distinguir entre cuánto de la desaceleración industrial puede atribuirse a cierto “viento de popa” y cuánto a “errores internos de política económica”, debate instalado en algunos ámbitos de discusión.

Sucede que fue el delicado contexto internacional, con el riesgo latente de una agudización de la crisis si Grecia salía de la Eurozona, que hizo que el Gobierno tomara dos medidas precautorias de alto impacto económico y simbólico: una férrea administración de comercio y del mercado cambiario. Con ellas logró minimizar la salida de dólares, por la vía comercial y a través de la formación de activos externos, para hacerse de un colchón de divisas que permita evitar el impacto negativo externo, canal por el cual estallan las crisis económicas argentinas. Analistas advierten que esas medidas también generaron un aumento de la incertidumbre que retrasó decisiones de consumo e inversión con cierto efecto desfavorable en la producción. Sin embargo, produjeron impactos virtuosos en sectores que no requieren grandes inversiones en tecnología para expandir su producción.

“En los últimos dos años, la industria invirtió y creció muy fuerte, un 20 por ciento acumulado, en especial en sectores muy importadores. Se combinaron buenas políticas con una situación ideal en Brasil, creciendo y con el real apreciado. A fin de año pasado, Brasil se cayó de golpe y depreció su moneda. Eso golpeó en autos, metalmecánica y siderurgia. La demanda interna aflojó, y aquí la industria tiene que tener un piso de crecimiento del 5 o 6 por ciento para que los empresarios inviertan. Ahora hay que hacer política expansiva y atacar temas sectoriales. Hay margen de maniobra y están los instrumentos de política cambiaria, monetaria, comercial y fiscal”, indicó a Cash Diego Coatz, economista jefe de la UIA. Las negociaciones salariales junto a la política contracíclica del Gobierno y la recuperación de la industria automotriz en Brasil podrían motorizar la demanda y con ello la recuperación. También resaltan desde el gobierno la nueva reglamentación para que los bancos otorguen préstamos al sector productivo y la suba del arancel externo común en 200 posiciones arancelarias

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Corbis
SUBNOTAS
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.