cash

Domingo, 8 de julio de 2012

ESTRATEGIA DE SUPERVIVENCIA, DESARROLLO, CONSOLIDACIóN Y DESAFíOS

La Economía Popular, Social y Solidaria

 Por Federico Ugo *

Mientras la agenda de las corporaciones marca las demandas de influyentes minorías (el precio del dólar, la suba del mínimo no imponible), e intenta instalarlas como el interés de las mayorías, la Economía Popular, Social y Solidaria (EPSyS) intenta avanzar, con la pelea y el esfuerzo de millones de trabajadores en todo el país que buscan consolidar lo que han logrado hasta ahora y encontrar, además, los canales de superación en el actual proceso de inclusión que vive la Argentina.

¿Qué es la EPSyS? Son trabajadores desocupados de los ’90, excluidos por el neoliberalismo, que tuvieron que inventarse el trabajo primero con ollas populares donde compartir el hambre, luego en el trueque solidario y los microemprendimientos. Más tarde ocuparon fábricas que vaciaban los patrones.

Desde el 2000 el sector se organizó, se desarrolló y ha conseguido algunos triunfos. De alguna manera ha encontrado en el cooperativismo de trabajo el paraguas para ser reconocido por el Estado. Dos ricas e históricas experiencias definen la necesidad de superación. Por un lado la tradición cooperativista de nuestro país, con un importante desarrollo, que tiene más de un siglo de existencia y surgió ante la necesidad de comunidades de acceder a servicios básicos como la electricidad o el agua. Por otro lado, el peronismo como expresión máxima hasta la actualidad de reconocimiento de derechos sociales y laborales para las mayorías populares.

Desde el 2003 el gobierno nacional comenzó a generar políticas que surgieron de las demandas de la EPSyS. Un ejemplo es la nueva ley de concursos y quiebras que prioriza el derecho de los trabajadores de las fábricas vaciadas y recuperadas. Otro es el programa Argentina Trabaja que incorporó y organizó en cooperativas de trabajo de infraestructura social a más de 150.000 trabajadores desocupados.

¿Cuáles son sus características? No tiene una alta rentabilidad, ni usa tecnología de punta en su producción, ni produce en grandes cantidades. Pero tiene un factor positivo: permite que vivan de su trabajo millones de argentinos, si no seguirían siendo excluidos del mercado formal.

Esos trabajadores hace 10 o 15 años estaban desocupados. Hoy reciben un ingreso que complementan con programas de inclusión como la Asignación Universal. Existe el desafío de volver a pegar un salto superador en su calidad de vida: que el trabajo actual que tienen en condiciones precarias pueda conseguir los derechos laborales que corresponden a cualquier trabajador en situación de formalidad.

Desde el Estado, quienes tenemos responsabilidad de gestión debemos pensar y ejecutar las mejores políticas públicas que vean de manera estratégica la inclusión y el desarrollo de la EPSyS, para la cual necesitamos nuevas herramientas institucionales que la piensen, la entiendan y le den respuesta

* Subsecretario de Acción Cooperativa de la provincia de Buenos Aires.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.