cash

Domingo, 14 de julio de 2013

LAS PYMES Y EL BANCO DEL SUR

Apuesta al desarrollo

 Por Francisco dos Reis *

Hemos venido esperando desde el 2007 la concreción del Banco del Sur. Hoy, ya realizada la primera reunión de su Consejo de Ministros, se ha entrado en la recta final de la puesta en marcha de un tan esperado y necesario instrumento financiero para proteger el ahorro y fortalecer la inversión de América latina.

Los enunciados de los medios de comunicación han venido presagiando en forma recurrente una “inminente” superación de la inestabilidad internacional. Se confunde, o no se desea admitir, una mayor incertidumbre monetaria y financiera. La crisis golpea ya las puertas de Alemania, se percibe nuevamente en Estados Unidos y puede extenderse aún al país con mayor impulso expansivo en los últimos años, China. En tanto, los anuncios de nuevos y mayores ajustes son recurrentes, ahondando aún más los problemas.

Una ley de la física aplicada a las reestructuraciones económicas es que “nada se pierde, sólo cambia de bolsillo”. Conocemos muy bien políticas que justifican perdedores multitudinarios en nombre de “reformas liberalizadoras” y priorizan privilegios para grandes grupos financieros e intereses minoritarios por ser “muy grandes para caer”. Para los Robin Hood al revés, los perjudicados de siempre deben ser los pueblos.

Las crisis derivaron en América latina en forma recurrente a imposiciones desde instituciones financieras internacionales. Es posible observar en países como Portugal, Chipre, Grecia, España e Italia un escenario muy conocido por nosotros: el de las dramáticas consecuencias de las políticas de ajustes regresivos y el desprecio por la producción y el trabajo por los daños provocados por años de liberalización y frenesí especulativo de mercados financieros globales desregulados.

En un mundo lleno de amenazas e incertidumbre, es hoy imprescindible bregar por una América latina unida, para no retroceder y defender también con herramientas financieras la recuperación económica y social alcanzada en los últimos años.

La construcción del Banco del Sur plantea el enorme desafío de un camino que permita en el mediano y largo plazo alcanzar mayores grados de independencia, utilizar nuestros recursos, lograr menor vulnerabilidad y definir responsablemente el camino y objetivos para interactuar por un desarrollo regional común.

La Alampyme (Asociación Latinoamericana de la Micro y Mediana Empresa), en todos los documentos y en cada una de nuestras reuniones, ha puesto de manifiesto la importancia de la creación del Banco del Sur. Debemos agradecer el aporte de impulsores como Pedro Páez, quien fuera presidente de Nueva Comisión de Arquitectura Financiera de Ecuador; Jorge Marchini, de Argentina, y tantos otros que han bregado con solvencia y paciencia por analizar y explicar condiciones y desafíos históricos para impulsar una nueva arquitectura financiera regional.

Con el Banco del Sur se pone en juego no sólo la construcción y el desarrollo sustentable de una nueva entidad financiera de América latina, sino su perspectiva, capacidad y sustentabilidad para dar apoyo a la producción y el trabajo, reconociendo la gravitación central de las micro, medianas y pequeñas empresas

* Presidente de Alampyme (Asociación Latinoamericana de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa)

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared