cash

Domingo, 22 de febrero de 2015

EL ROL DEL MUNICIPIO EN EL DESARROLLO E INTEGRACION TERRITORIALES

El gobierno local

Los municipios pueden ser promotores del desarrollo territorial a partir de la planificación e iniciativas de políticas públicas como eje central y fundamental para mejorar la capacidad de gestión de sus gobiernos.

 Por Ariel Ricardo Miño *

La globalización y la localización, entendidas como el proceso de la integración económica y la creciente demanda de autonomía local, son identificadas como las dos fuerzas que, en la actualidad, más influyen en la forma que adopta el desarrollo de cada uno de los municipios.

A lo largo de la década del neoliberalismo se fue generando en la Argentina un cambio estructural en el que no sólo se transformó el sistema económico-productivo, sino que además se atravesó por un proceso de ajuste del sistema institucional. Esta transformación no sólo fue económico-social, sino también político-institucional y cultural. Hacia fines de los ’90, se había producido una descentralización de hecho hacia los gobiernos municipales, caracterizada por una fuerte transferencia de funciones y roles, sin la correspondiente transferencia de recursos, capacidades y competencias. Seguidamente de la reforma del Estado (neoliberal), los gobiernos locales tendieron a seguir los lineamientos del Consenso de Washington. Esto produjo tres grandes consecuencias: una retirada del Estado de temas que, habiendo integrado la agenda pública, desaparecían, se desvanecían o eran absorbidos por la actividad privada.

Vale destacar que los municipios adquieren indiscutiblemente un nuevo rol y protagonismo, con una tendencia cada vez mayor a que sean centro de decisiones, de estrategias propias, de políticas innovadoras, artífices de relaciones comerciales regionales, en la búsqueda de referenciarse e identificar los proyectos de futuro en lo más cercano y controlable. En virtud de esta puesta en valor de política y gestión exitosas, no pueden evaluarse sin tener en cuenta el contexto local y la situación de los sujetos de estos cambios, por ello cabe preguntarse ¿están los municipios argentinos en condiciones de hacerse cargo de nuevas tareas? Desde esta perspectiva se puede asegurar que los municipios pueden llevar nuevas tareas, como también ser promotores del desarrollo territorial a partir de la planificación e iniciativas de políticas públicas como eje central y fundamental para mejorar la capacidad de gestión de los gobiernos municipales, para que estos respondan de forma más efectiva a las necesidades locales.

Por ello, la visión y misión de los municipios han cambiado, ya que se observa la aparición de una nueva escena local. Diversos hechos acompañan a un profundo proceso de reforma del Estado (modernización del Estado): mayor interés de los ciudadanos por aspectos cercanos y puntuales de la ciudad, programas de participación de gobiernos locales con organizaciones de base y ong, asociaciones intermunicipales para generar “corredores productivos” o entes intermunicipales, planificación estratégica en ciudades grandes e intermedias, presupuestos participativos, etc. Todos estos fenómenos están mostrando una articulación novedosa público-privado, una mayor asociatividad horizontal de los municipios entre sí y la incorporación de nuevos roles económicos y sociales.

En el período actual, con la nueva macroeconomía post default de la crisis del 2001, con políticas públicas nacionales de constituir verdaderas políticas de Estado, se orientan explícitamente al desarrollo local y la economía social, encontramos que se abre un período de potencial crecimiento. Teniendo en cuenta los nuevos escenarios, muestran el comienzo de otro modelo de gestión local y, por tanto, de vínculo entre gobierno y sociedad civil. Si bien la asunción de los nuevos roles del municipio no significa la eliminación de los antiguos sino su mejor cumplimiento –ya que las elecciones siguen ganándose aún por obra pública, barrido y limpieza urbana–, en este marco comienza a aparecer una concepción de la política más activa en la soluciones de servicios a los ciudadanos. Por ende, esta concepción de la política local asignada más como coordinación y articulación que como confrontación, más basada en la capacidad estratégica y de gestión que en lo ideológico programático y más vinculada a la coordinación e impulso de redes sociales autónomas que a la articulación de organizaciones piramidales y controladas.

Finalmente, para que los municipios logren el desarrollo económico local será fundamental la planificación y regulación de la economía, la participación y orientación del Estado, la coordinación de éste entre las diversas instancias nacionales, provinciales y locales, la participación de los actores territoriales, en suma, la fuerte decisión y convicción política y de las organizaciones sociales y económicas locales de encararlo y sostenerlo en el mediano y largo plazo, a partir del aprovechamiento y potenciación de los conocimientos, saberes y recursos locales y regionales.

En el tiempo venidero existirán desafíos en que en las estrategias de desarrollo económico local juegue un papel clave el gobierno local, como actor político fundamental, y esto, en la medida en que encarna el rol de promotor y concertador de ideas, intereses y acciones, teniendo en forma espontánea las fuertes heterogeneidades y desigualdades de diverso tipo que presenta: económicas, sociales, poblacionales, territoriales.

En este sentido, la política de los “gobiernos locales” debe ser una política orientada a profundizar la democracia, el desarrollo y la inclusión. El éxito de esta estrategia de promoción integral de municipios tradicionalmente postergados apuntará a la constitución de nuevos espacios, sujetos y decisiones territoriales, además de una férrea voluntad política, el aprovechamiento y potenciación e inversión de recursos y capacidades ociosas, la diversificación de la producción e innovación local, la participación activa de la sociedad civil y de entidades intermedias, la integración de la diversidad sociocultural y la concurrencia de esfuerzos locales, provinciales y regionales en pos de maximizar la gestión.

* Mgter. Administración pública, posgrados Gestión y Control de Políticas Públicas, Desarrollo Local y Economía Social (Flacso).

Compartir: 

Twitter
 

“Los municipios adquieren indiscutiblemente un nuevo rol y protagonismo”, afirma Ariel Ricardo Miño.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

MovilDesde su móvil acceda a través de http://m.pagina12.com.ar

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared