cash

Domingo, 1 de agosto de 2010

FINANZAS › RECHAZO DEL GOBIERNO A LA SUPRESIóN DE ENCAJES

Un freno a los lobbies

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se opuso en la Bolsa de Comercio al reclamo de su titular para flexibilizar el ingreso de capitales y retomar la práctica del ajuste por inflación. Las razones.

 Por Cristian Carrillo

En un nuevo aniversario de la Bolsa de Comercio, su titular, Adelmo Gabbi, desempolvó un viejo pedido de los hombres de negocios: flexibilizar el ingreso de capitales y retomar la práctica del ajuste por inflación para valuar las ganancias empresarias. Ambos reclamos recibieron un no como respuesta de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien asistió a ese evento. Los controles a la entrada de fondos especulativos se aplican hace más de cinco años y permiten morigerar fluctuaciones cambiarias, así como evitar la generación de burbujas bursátiles. En tanto, el ajuste por inflación se trata de un mecanismo por el cual se llevan los números del balance a los valores vigentes al cierre del ejercicio contable. Sin embargo, fue utilizado históricamente por muchas empresas para evadir ante la AFIP.

Ambos puntos fueron planteados consecutivamente en los últimos tres años por Gabbi, aun cuando el contexto internacional obligaba a los países a incrementar los controles para evitar nuevas crisis. En el caso de los limitantes que existen a la entrada y salida de capitales, hasta el propio Fondo Monetario –que en 1997 intentó obligar a una apertura mundial de los mercados– reconoció en un trabajo de febrero de este año que los controles son necesarios para morigerar las fragilidades que existen en el sistema y que “generan burbujas crediticias”.

“Hace cinco años que el país tiene restricciones a la entrada de capital especulativo, a diferencia de lo que eran los noventa, pero por el contrario no hay límites para fondos que tengan que ver con inversiones en el sector real”, explicó a Cash el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli. El funcionario reconoció que éstos permiten mantener una “estabilidad macroeconómica” y “reducir la vulnerabilidad que tienen muchos países”.

Por su parte, el reclamo para retomar las prácticas contables del ajuste por inflación en las ganancias empresarias es todavía más antiguo. Los directivos de las empresas justifican el pedido en que en estos años no se hizo ningún tipo de recálculo y, por ello, las ganancias declaradas corresponden en buena medida a un aumento de los costos. Sin embargo, las prácticas contables internacionales plantean la obligatoriedad de utilizar este mecanismo cuando la tasa de aumento de precios es elevada. “En la Argentina no están dadas las condiciones. El ajuste por inflación fue una práctica muy extendida en los setenta y ochenta, donde había muy alta inflación o hiperinflación, por encima del 50 por ciento anual”, explicó Vanoli. Aun tomando en cuenta estimaciones privadas, la inflación nunca superó el 20 por ciento en los últimos años.

A pesar de que la condición necesaria para hacer un ajuste por inflación no cumple, la práctica misma de este mecanismo contable conlleva algunos riesgos de elusión fiscal. “La presión tributaria, si bien aumentó, todavía dista de ser suficientemente progresiva, por lo cual habría que discutir la carga tributaria de modo integral”, consideró el titular de la Comisión de Valores. Todavía en la Argentina existen niveles de evasión importantes, muchos de los cuales quedan al descubierto cuando se cruza la información impositiva de las ventas con las ganancias declaradas por esas firmas.

El mecanismo de ajuste por inflación tal como se aplicó en el país desde la dictadura generó desgravaciones ocultas, lo que se percibe en los mínimos niveles de recaudación de la época. Las empresas escondían utilidades con el ajuste, mientras que las chicas evadían sus obligaciones directamente. A esto se suman otras prácticas elusorias. Por ejemplo, el hecho de que los accionistas argentinos de sociedades constituidas en el país tributen bienes personales por su tenencia accionaria. Pero si los accionistas son residentes de otros países, están exentos. Es el caso de varios de los propietarios de privatizadas, otra herencia recibida de los noventa. Es así que muchos accionistas se libran del impuesto formando sociedades en paraísos fiscales. Uno de los casos emblemáticos es Tenaris, que tiene su sede en Luxemburgo

Compartir: 

Twitter
 

Los controles a la entrada de fondos especulativos se aplican desde hace cinco años.
Imagen: DyN

el buen inversor

-Motorola presentó en la Argentina su nuevo programa de canales PartnerEmpower con soluciones de movilidad empresarial, bajo el marco de un programa único de canales.

-Con una inversión de 35 millones de dólares, Tetra Pak, líder en el procesamiento y envasado de alimentos, finalizó su plan de incorporación de equipamiento y tecnología en su planta de La Rioja.

-Tortugas Open Mall abrirá esta primavera sus puertas en el kilómetro 36,5 del acceso Pilar, con una inversión de más de 120 millones de dólares.

-Choko’s son los nuevos aros de cereal cubiertos con chocolate con leche de Cadbury. El producto se vende con un formato estilo snack, en un packaging de 36 gramos.


-Stihl Motoimplementos, que en 2009 facturó 99 millones de pesos, incrementó un 40 por ciento su facturación en el primer semestre de 2010.

-Gemalto lanza su nueva unidad de banca y comercio electrónico en América latina. Esta estrategia está en línea con las recientes adquisiciones de las firmas Xiring y Todos.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.