cash

Domingo, 1 de agosto de 2010

OPINIóN › EL PAPEL DEL PARLAMENTO DEL BLOQUE REGIONAL

Por un Mercosur más democrático

 Por Oscar Casal *

El Mercosur es el instrumento de integración regional más consolidado, del cual Argentina es uno de sus socios fundadores. Aun con sus imperfecciones, crónicos estancamientos y naturales conflictos comerciales, el Mercosur podría saldar en breve una gran deuda pendiente que debiera ayudar a su necesario perfeccionamiento, y ésta se refiere al mentado déficit democrático.

El Parlamento del Mercosur, en funciones desde 2007, se compone hoy por 18 parlamentarios designados por los Congresos nacionales. Solamente Paraguay ha elegido a sus representantes mediante voto directo y esto es lo que debiera suceder en el resto de los países, de aprobarse la norma en la próxima Cumbre a realizarse en San Juan, para que definitivamente se constituya en el órgano de representación de los pueblos de la región.

En efecto, el Protocolo que crea el Parlamento establece diferentes etapas, pero es claro en cuanto a que sus miembros deben ser electos por la ciudadanía. El 28 de abril de 2009 el propio Parlamento del Mercosur aprobó mediante un Acuerdo Político y por una amplia mayoría de los partidos políticos de la región –todos a excepción del Partido Nacional de Uruguay– lo que se denomina una “proporcionalidad atenuada o solidaria”.

Así, Brasil contaría con 75 miembros, Argentina con 43, y Paraguay y Uruguay con 18 cada uno. Está claro que ésta es una fórmula que combina componentes demográficos pero indudablemente contiene un elemento político fundamental, que es ni más ni menos que la mayoritaria voluntad de profundizar la legitimidad y la representación ciudadana, y esto significa fortalecer el componente democrático de la integración regional. Esta proporcionalidad para estar en vigencia debe ser ratificada por el Consejo del Mercado Común, máximo órgano decisorio regional.

Lamentablemente, desde esa fecha se encuentra en instancias técnicas de las Cancillerías, lo que ha demorado su implementación, de modo tal que ni en las pasadas elecciones de Uruguay ni en las que se llevarán a cabo en Brasil en octubre próximo, los ciudadanos pudieron ni podrán elegir libremente a sus representantes regionales. Para que la ciudadanía elija a quienes los representarán, deben ser modificadas las respectivas leyes electorales nacionales, lo cual implica el tratamiento en los Congresos nacionales y eso lleva un tiempo. Lo que es ciertamente necesario es que el Mercosur esté más cerca de la gente, que la ciudadanía regional tenga la percepción y la certeza de que la integración regional le pertenece y no sólo es el privilegio de unos pocos.

En 2011 Argentina tendrá elecciones generales, ojalá tengamos la posibilidad de elegir a nuestros representantes en el Parlamento regional. La Cumbre de San Juan es una buena oportunidad para que la Argentina dé una clara señal de su firme compromiso con la democracia regional

* Presidente de EPICA - Espacio para la Integración y la Convergencia. Redactor del Protocolo de creación del Parlamento del Mercosur.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.