cash

Domingo, 18 de abril de 2004

INTERNACIONALES › SE RELAJA LA POLITICA DEL HIJO UNICO

China, la vieja

En Shanghai se autorizará a tener hasta dos hijos por matrimonio para contrarrestar el envejecimiento de la población.

Por Jose Reinoso *
Desde Pekín

La municipalidad de Shanghai ha decidido suavizar la estricta política de hijo único existente en China desde los años 70, ante el continuo envejecimiento de la población. A partir de la semana pasada, algunas parejas podrán tener un segundo descendiente sin tener que pagar las onerosas multas con las que son sancionados quienes incumplen la legislación sobre el control de natalidad.
La nueva normativa permite a los divorciados que se vuelvan a casar tener un hijo con su nueva pareja, aunque los dos ya sean padres. Hasta ahora, sólo podía serlo uno de ellos. Además, se ha extendido a las fami-lias urbanas el derecho que existe actualmente en el campo a tener un segundo hijo cuando uno de los progenitores tiene una incapacidad la-boral.
La decisión refleja la inquietud existente entre las autoridades por la presencia de una población cada vez más anciana en la mayor ciudad china. Según Xia Yi, subdirector de la Comisión Municipal de Población y Planificación Familiar, el 18 por ciento de los 17 millones de habitantes de Shanghai –a los que se suman otros tres millones flotantes– tiene 60 o más años.
Los dirigentes temen que el número creciente de jubilados ponga en una situación crítica un sistema de seguridad social ya de por sí precario y escaso de fondos. China tiene 88 millones de ciudadanos de 65 años para arriba, una cifra que se calcula que ascenderá a 300 millones en 2050.
Xia ha dejado bien claro, sin embargo, que la reciente normativa “no va destinada a promover los nacimientos”. Según dice, la política básica de planificación familiar seguirá vigente durante décadas para controlar el crecimiento demográfico, aunque podrán llevarse a cabo pequeños cambios.
El gobierno chino puso en marcha la regla del hijo único en los años 70 para frenar el rápido aumento de una población que si en 1949, cuando fue fundada la República Popular, era de 541 millones, apenas veinte años más tarde ascendía a 806. A principios de los ochenta, cuando la cifra ya alcanzaba 1000 millones, Pekín decidió hacer del control de la natalidad una política de Estado. Las autoridades afirman que, sin esta medida, el país tendría ahora más de 1600 millones de habitantes, en vez de 1300.
Los críticos aseguran que las restricciones van en contra del derecho fundamental del ser humano a tener descendencia y que las leyes favorecen a quienes pueden pagar las multas impuestas por tener más de un hijo. Además, la preferencia por los niños es fuente de abortos selectivos, que han originado un gran desequilibrio entre el número de hombres y mujeres. En China nacen 100 niñas por cada 116 niños, cuando esta última cifra en todo el mundo es de 105 a 107.

* De El País de Madrid. Especial para Página/12.

Compartir: 

Twitter
 

China tiene 88 millones de ciudadanos de 65 años para arriba.

El mundo

La pobreza es el principal reto para los países en desarrollo de Asia, según el informe anual divulgado por la Comisión Económica y Social para Asia-Pacífico de la ONU.

Las nuevas construcciones de viviendas en Estados Unidos aumentaron 6,4 por ciento en marzo en relación a febrero para alcanzar 2 millones de unidades en ritmo anual, anunció el Departamento de Comercio.

El desempleo en el Reino Unido bajó en 33.000 personas en los últimos tres meses hasta el pasado febrero y se situó en 1.430.000 desempleados, la cifra más baja de los últimos veinte años, informó la Oficina Central de Estadísticas.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.