cash

Domingo, 29 de abril de 2012

ENFOQUE

Heterodoxos

 Por Eduardo Lucita*

Luego de décadas de hegemonía de la teoría neoclásica los partidarios de la heterodoxia económica han vuelto al ruedo. Así lo muestra un reciente congreso realizado en Buenos Aires. Los debates parecen estar destinados a colarse al interior de las discusiones en el gobierno nacional sobre el curso a seguir. Durante más de tres largas décadas, los debates en los foros internacionales, y también en su traducción en leyes y acciones concretas por los gobiernos, fueron dominados por la teoría neoclásica. En América latina estas concepciones tomaron fuerza a partir de mediados de la década del ’70 del siglo pasado –inicio de la fase neoliberal del capital– y se profundizaron en la del ’90 bajo la orientación del Consenso de Washington.

A partir del 2007-2008 la crisis económica internacional, largamente anunciada por más de un pensador heterodoxo, modificó el escenario previo y puso en cuestión los presupuestos de la ortodoxia económica. Mucho más cuando a cinco años de su inicio la crisis sigue sin resolverse y crecen las evidencias de que no es sólo financiera, sino que es todo al andamiaje del capitalismo, como sistema, el que está en el centro de la misma. Los seguidores de la teoría neoclásica no sólo fueron incapaces de preverla, sino que no aciertan en sus caracterizaciones, por lo tanto resultan incapaces para diseñar una salida de la misma. La actual etapa europea de este fenómeno mundial muestra que en sus portafolios los neoclásicos, como aquí los personeros del establishment, sólo tienen las mismas recetas de siempre: reforzamiento del FMI, ajustes sobre ajustes, salvar a los bancos.

En ese contexto es que se promueve el cambio. No resulta indiferente que esta mutación se haya procesado antes, en forma más o menos empírica, en el Cono Sur de nuestro subcontinente: Venezuela, Bolivia, Ecuador, Argentina. Esto no es casual. Ha sido esta región la que mayores resistencias opuso a la ofensiva del capital bajo su forma neoliberal y de donde surgen alternativas.

Expresión de lo dicho es que del 20 al 23 de marzo se llevaron a cabo en plena city las “Jornadas de Economía Política Universidad Nacional de Quilmes-Congreso de Economistas Heterodoxos”. Un encuentro internacional de gran porte convocado por una casa de estudios nacional. Un gran esfuerzo organizativo y financiero que convocó a reconocidos académicos que desarrollan sus actividades en universidades de renombre mundial. La cuidadosa selección de los ponentes permitió expresar las diversas corrientes que se desenvuelven al interior del pensamiento heterodoxo (keynesianos, poskeynesianos, estructuralistas, sraffianos, kaleckianos y marxistas, o sea seguidores de las teorías de John Maynard Keynes, Piero Sraffa, Michael Kalechi, Karl Marx).

No dejó de llamar la atención que un evento de esta naturaleza y envergadura haya tenido tan poca difusión previa. No obstante el nivel de inscripción fue elevado y la concurrencia –más del 80 por ciento, jóvenes estudiantes o graduados recientes en Economía– fue nutrida a pesar de lo apretado de la agenda y el extenso horario de las sesiones. Otro aspecto llamativo lo fue la ausencia de exponentes latinoamericanos y particularmente locales. En nuestro país hay una larga tradición del pensamiento heterodoxo cuyos representantes, aun con sus diferencias, podrían haber sido de la partida en igualdad de condiciones con los nueve invitados del exterior.

Todas las intervenciones fueron de un corte netamente académico y en ese plano la confrontación con la teoría neoclásica lo fue en toda la línea, y en sus puntos fundamentales: el equilibrio general, la neutralidad del dinero, el mercado como mejor asignador de recursos, la teoría del derrame y sus variantes, la idolatría de la competencia. Así como las interpretaciones neoliberales de la crisis internacional, su teoría monetarista de la inflación o la opción por la capitalización de la previsión social. En el centro de esta confrontación dos intervenciones marcaron distancias al interior de la heterodoxia: Lance Taylor (New School NY) expuso “La revancha de Maynard” y reivindicó el rol de la demanda agregada, le siguió Makoto Itoh (Universidad de Tokio) con su incisiva ponencia “¿Por qué el keynesianismo no funciona?”.

Pero tal vez lo que más atrajo a los asistentes, obviamente por su vinculación con la actualidad de la economía local, fueron las varias intervenciones sobre la idea poskeynesiana de una “economía tirada por la demanda”. Dentro de éstas destacó la de Marc Lavoie (Universidad de Ottawa), “Crecimiento liderado por salarios. Conceptos, teoría y políticas”. Este investigador presentó un modelo conceptual que permite identificar las principales variables según la economía esté liderada por el trabajo (salarios) o por el capital (ganancias). Refiriéndose a la actualidad argentina la definió como una economía donde el mercado doméstico está impulsado por los salarios, pero la economía total lo está por las ganancias.

La inflación y sus causas fue otro tema de impacto sobre nuestra actualidad. Despejada la tesis monetarista, “La inflación no es un fenómeno monetario. En Argentina o en cualquier lugar”, de John Weeks (Universidad de Londres), también Anwar Shaikh (New School NY). Si se trata de una economía tirada por los salarios, la inflación puede ser producto de la puja distributiva entre capital y trabajo. Pero si lo que prima es la ganancia, y es el caso actual de nuestro país con tasas de ganancias extraordinarias, las causas de la inflación están en otro lado; tiene raíces más estructurales.

Así, si bien el encuentro transcurrió en un alto nivel académico y de teorizaciones, las referencias a la situación local resultaron ineludibles tanto en algunas ponencias como en las conversaciones de pasillo. El evento tuvo un alto nivel académico, y seguramente ayudará a elevar el prestigio de la UNQ, pero su realización no ha sido sólo por su valor académico, sino que también va a incidir en los debates de nuestra realidad

* Integrante de EDI-Economistas de Izquierda.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: EFE
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.