cash

Domingo, 22 de septiembre de 2013

SUMA CERO

textual

“El Luna Park no es la única propiedad que Ernestina de Lectoure dejó en manos de la Iglesia. Entre otros bienes, además del departamento donde ella misma vivía, locales en la avenida Santa Fe, más de diez cuentas bancarias y una caja fuerte, a Cáritas y la Sociedad Salesiana les fueron destinadas dos parcelas en el Jardín de Paz de Pilar. En tanto, los familiares y herederos de Tito Lectoure recibieron una bóveda en el cementerio de la Chacarita como único legado”. (La Nación, 16/09/13).

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.