cash

Domingo, 17 de julio de 2011

OPINION › RECESION EN ESTADOS UNIDOS Y LOS CONSERVADORES

Ajuste o expansión

 Por Federico Bernal

En la economía estadounidense no sólo es posible comparar los resultados entre modelos socioeconómicos opuestos de simultánea aplicación, sino también demostrar el desastre que la versión ajustadora representa para una economía en crisis. Según el Centro para el Progreso Americano y en base a estadísticas oficiales nacionales y estaduales, 24 estados (en su mayoría republicanos) han recortado el gasto público en un 7,5 por ciento promedio (ajustado por inflación) desde el inicio de la recesión, en diciembre de 2007 y hasta fines de 2010. Contrariamente y en igual período, unos 25 estados (en su mayoría demócratas) han expandido su presupuesto en un 11 por ciento promedio. Las implicancias de esas decisiones son evidentes. Aquellos estados que aplicaron medidas restrictivas sufrieron en promedio: 1) incremento en la tasa de desempleo del 1 por ciento; 2) pérdida de empleo en el sector privado de 2,1 puntos porcentuales; y 3) contracción económica relativa (sobre base nivel nacional) del 2,9 por ciento. Por su parte, los estados que ejecutaron políticas de expansión del gasto público (planes de asistencia social, subsidios a empresas y a la producción, obras de infraestructura) registraron en promedio: 1) disminución en la tasa de desempleo de 0,2 puntos porcentuales; 2) aumento del empleo privado del 1,4 por ciento; y 3) crecimiento económico (sobre base nivel nacional) de 0,5 por ciento desde el 2007.

Resultados estadísticos: 10 por ciento de recorte en el gasto estatal aumenta en un 0,4 por ciento la tasa de desempleo. Sobre el comportamiento de empleos en el sector privado, 10 puntos porcentuales de retracción en el gasto público infligen una pérdida de 1,6 puntos porcentuales en la tasa de empleo. En cuanto a la performance económica, 10 puntos porcentuales de poda en el gasto público conlleva una contracción de 1,6 por ciento en el producto bruto real estadual.

El fracaso de las políticas pro-cíclicas (y el éxito de sus opuestas) en un país sumido en la peor crisis desde 1930, debería llamar la atención a quienes en Argentina coinciden con los lineamientos del Partido Republicano. Las coincidencias, incluso, se expresan en medidas a favor de una mayor concentración de la riqueza: profundización de los beneficios fiscales e impositivos a las grandes corporaciones e individuos multimillonarios en Estados Unidos; baja o eliminación a las retenciones a las exportaciones de granos y subproductos en la Argentina. Mientras que los republicanos despotrican contra los planes de estímulo de Obama, el conservadurismo criollo dispara contra las políticas anti-cíclicas del 2008, ahora devenidas en pro-cíclicas comprobado el fin de la recesión, sus niveles de crecimiento económico y expansión fiscal.

El ejemplo de Estados Unidos es contundente: las políticas de ajuste y la concentración de la riqueza son los peores enemigos del desarrollo económico con equidad social. ¿No resulta por lo menos insólito que el neoliberalismo doméstico plantee tomar, en un país destacado internacionalmente como una de las economías que mejor y más rápido se han recuperado de la recesión, las mismas políticas que llevan a la ruina a la Europa industrializada, a su patio trasero y a los estados republicanos en Estados Unidos?

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.