cash

Domingo, 26 de febrero de 2012

OPINIóN › LA RELACIóN COMERCIAL DE ARGENTINA CON BRASIL Y URUGUAY

“Faz o que eu falo, nao o que eu faço”

 Por Raul Zylbersztein *

Las reacciones de los empresarios de nuestros países socios Uruguay y Brasil son expresiones normales si tenemos en cuenta que, por décadas, la Argentina los tenía acostumbrados a otra cosa. Fuimos un país que no planteaba seriamente la defensa de sus ciudadanos mediante el impulso y protección del mercado interno y los puestos de trabajo.

Pese a ello, quienes realizamos negocios con Brasil bien sabemos que es muy común escuchar entre los empresarios brasileños frases como “Brasil no tiene fronteras, tiene muros” o “creamos dificultades para vender soluciones”. Estas frases son la máxima expresión de una política de férreo proteccionismo con la cual Brasil desarrolló su poderosa industria. Es esa política proteccionista la que utilizó los recursos que le daba el café para invertirlos en industria, lo que en el mediano plazo dio sus frutos: sexta potencia del mundo.

“Faz o que eu Falo, nao o que eu Faço” fue el título de una solicitada que un numeroso grupo de presidentes de cámaras empresarias nucleadas en la Confederación General Empresaria (Cgera) publicamos hace varios años cuando los “chicos” de la Fiesp protestaron porque Argentina no les dejaba hacer libremente su negocio en nuestro mercado.

Pero el acceso de los industriales argentinos al mercado brasileño está aún más vedado que antes. Cinco mil millones de dólares más vedado, lo que muestra que, considerando la proporción de ambas economías, la invasión de productos del vecino país es mucho más significativa. El intercambio durante 2011 fue desfavorable en 5804 millones de dólares, de acuerdo con sus cifras oficiales. Un cálculo para hacerlo gráfico: cada habitante argentino compra 566 dólares a Brasil por año, mientras que cada brasileño sólo compra 142 dólares a la Argentina (a valores FOB).

Con Uruguay la situación es diferente. Es necesario hacer un pacto de ética y ayudar a desarrollar su industria con nuestro mercado, repudiando lo ilegal, la trampa y la triangulación de mercadería de otros orígenes. Hasta Pepe Mujica, en una charla personal que tuvo con un grupo de empresarios nacionales y hablando del nivel de importación de calzado en su país, nos dijo: “Los uruguayos parecemos ciempiés”, en alusión a los 17 millones y medio de pares importados por ese país con una población de sólo 3 millones de habitantes. Esto denotaba que el destino de esa importación no era el vecino mercado oriental.

Hablemos claro, no hay que ser hipócritas. Argentina no es hipócrita y hoy plantea las cosas de frente, sin vueltas. Esa es la manera de construir una sociedad con nuestros países hermanos. En una sociedad sin hipocresías, no se busca principalmente venderle a un socio, sino unir fortalezas para vender todos juntos a otros. Un socio no es un cliente

* Secretario general de la Confederación General Empresaria (Cgera) e impulsor de la Agrupación Ministro José Ber Gelbard.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.