cash

Domingo, 28 de agosto de 2011

MUNDO FINANCIERO › LA BOLSA DE ESTADOS UNIDOS

Efecto “baby boomers”

 Por Carlos Weitz

El Premio Nobel de Economía Franco Modigliani desarrolló la teoría del “ciclo vital” que explica el ahorro acumulado de acuerdo con la edad de las personas, sosteniendo que los consumidores tratan de mantener un nivel de ingresos estable a lo largo de su vida, por lo que ahorran durante los años en que trabajan, gastando esos fondos acumulados cuando se jubilan.

Luego de terminada la Segunda Guerra Mundial el mundo experimentó un fenómeno inédito en términos poblacionales. Sólo en los Estados Unidos se produjeron 76 millones de nacimientos entre 1945 y 1964. Esa explosión en la tasa de natalidad norteamericana fue bautizada con el nombre en inglés de “baby boomers”. Esta generación fue protagonista involuntaria del conflicto armado en Vietnam por un lado, pero dio luz también al movimiento contra el racismo, la causa feminista y los derechos de los homosexuales.

Entre 1980 y 2000 los “baby boomers” que tenían entre 35 y 54 años de edad destinaron una parte importante de sus ahorros a comprar acciones de empresas cotizantes en las principales Bolsas estadounidenses. Esta demanda excepcional le dio un fuerte empuje a la valorización bursátil llevando a que el coeficiente que mide la relación entre el precio y las ganancias de las acciones norteamericanas se triplicara entre 1981 y 2000.

Lamentablemente para el mercado accionario norteamericano actual, esos –otrora hermosos y rozagantes bebés– se encuentran hoy en edad de retirarse del mundo del trabajo, y para costear su jubilación deberán liquidar las acciones que acumularon a lo largo de sus años en actividad. A partir de este hecho, Zheng Liu y Mark Spiegel, economistas del Banco Central de San Francisco (Federal Reserve of San Francisco), publicaron un artículo en el que afirman que durante las próximas dos décadas el valor de las acciones estadounidenses se verá signado por las ventas que llevará a cabo esta generación para cubrir sus gastos. Estas malas noticias “demográficas” para el mercado accionario norteamericano se suman al impacto de la crisis financiera de 2008 caracterizado por un elevado endeudamiento público y privado, una tasa de desempleo históricamente alta, una débil recuperación en los indicadores de crecimiento y un cuestionado liderazgo político de Obama.

Sin embargo, existen algunos factores que pueden atenuar el impacto negativo de este fenómeno poblacional. En primer lugar, se puede argumentar que las tendencias demográficas son conocidas y predecibles, por lo que es posible que los mercados financieros ya hayan anticipado su impacto en los precios de los activos. Por otra parte, el constante aumento en la esperanza de vida de la población hace que aquellos que están en edad de jubilarse no vendan todas sus acciones rápidamente, considerando la posibilidad de necesitar mayores ahorros en caso de vivir más años de los previstos. A este fenómeno se agrega el hecho que un porcentaje cercano al 30 por ciento de los “baby boomers” que cuentan con recursos financieros han tenido que ahorrar no sólo para afrontar su propia jubilación, sino que también han debido apoyar económicamente tanto a sus padres como a sus hijos adultos.

Quizás el principal interrogante que enfrenta la demanda potencial de acciones en el mercado norteamericano lo constituya el comportamiento futuro de los inversores extranjeros. Algunos de los principales países compradores de acciones norteamericanas presentan indicadores demográficos más amenazadores aún que los de Estados Unidos; en particular Europa y Japón, que cuentan con una población más envejecida que la de Norteamérica.

Liu y Spiegel tratan de concluir su informe con un mensaje esperanzador sosteniendo que el impacto negativo de la demografía estadounidense podría ser compensado si, en el futuro, naciones emergentes como China relajaran los controles de capitales permitiendo una mayor inversión de sus residentes en los mercados accionarios de Estados Unidos

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.