cash

Domingo, 23 de octubre de 2011

MUNDO FINANCIERO › DESAFíO PREVISIONAL

“Riesgo demográfico”

 Por Carlos Weitz

Siete mil millones de seres humanos. Distintas estimaciones sostienen que durante las próximas dos semanas la cantidad total de habitantes en nuestro planeta alcanzará esa cifra. Un estudio publicado por el periódico inglés Financial Times calcula que antes de finalizar el siglo esa cantidad trepará a más de diez mil millones. La mayor parte de los futuros pobladores provendrá de países subdesarrollados. Alimentar a esa multitud, que se sumará a los actuales excluidos del sistema, garantizarle condiciones de vida mínimamente dignas, incluyendo una jubilación decente, parece ser un desafío gigantesco para un mundo segmentado pleno de desigualdades y miradas miopes. Hace sólo dos siglos el economista inglés Tomas Malthus pronosticó que la humanidad se vería asolada por hambrunas, epidemias y guerras debido a que la producción de alimentos no alcanzaría para abastecer el crecimiento de la población mundial, que en ese momento era inferior a los 1000 millones de personas. Gracias a estas sombrías predicciones de Malthus fue que la economía pasó a ser conocida como la “ciencia lúgubre”.

La realidad desmintió en parte estos pronósticos agoreros, y la revolución industrial dio paso a mejoras económicas y sanitarias que permitieron multiplicar la población mundial, manteniendo también fuertes desigualdades en la distribución del ingreso. La esperanza de vida global que llegaba a los 46 años en 1950, hoy se acerca a los 70 años, superando los 80 años en los países más desarrollados. Desde el punto de vista económico-financiero, la perspectiva por parte de los Estados de tener que afrontar obligaciones crecientes destinadas a la clase pasiva gracias a la mayor esperanza de vida ha llevado a gobiernos de diverso signo a tomar medidas impopulares. Más de tres millones de empleados públicos europeos planean tomar las calles del viejo continente el mes que viene en protesta por las medidas de austeridad gubernamentales. Las manifestaciones lideradas por los sindicatos tienen entre sus principales reclamos el tema de las pensiones, centrando su rechazo en el aumento de la edad jubilatoria y en el establecimiento de menores beneficios previsionales a los existentes en la actualidad.

Para poder financiar esta mayor longevidad, algunos países han ajustado distintos elementos del sistema previsional de acuerdo con diferentes parámetros entre los cuales de destaca la evolución de la esperanza de vida. En el caso de Francia, ha sido el número de años de aportes para obtener la pensión completa, mientras que en Dinamarca la edad legal de la jubilación que se ajusta automáticamente. Otros países han optado por vincular directamente el monto de las pensiones a las modificaciones en la esperanza de vida, entre los que se destaca Alemania, que revaloriza todas las pensiones, o Finlandia y Portugal, que recalculan en base a ese parámetro la primera pensión. Francia ha elevado también la edad de retiro de los 60 a los 62 años acercándose al promedio de la Unión Europea, que se ubica en los 65 años. En Japón, el número de personas de más de 60 años representa el 31 por ciento de la población, estimándose que ese porcentaje alcanzará el 42 por ciento en el 2050. Las proyecciones demográficas referidas a la población china estiman que los jubilados pasarán de representar un 6 por ciento de la población en 2006 a un 24 por ciento en 2050, alcanzando en ese año la nada despreciable cifra de 322 millones de personas.

Las tendencias son muy claras: los desfases entre la población activa que aporta y la creciente clase pasiva que recibe beneficios van a potenciarse, obligando a los Estados a intervenir con más fuerza. Una alternativa menor en su alcance que se ha desarrollado en el mundo financiero es la aparición de seguros que cubren el “riesgo demográfico” permitiendo que el fondo, público o privado, que administra pensiones le abone a una compañía aseguradora una prima para que ésta se haga cargo de financiar los pagos a los jubilados que vivan más allá de lo previsto en los cálculos actuariales

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.