cash

Domingo, 8 de febrero de 2009

SOBRE EL CONFLICTO AGROPECUARIO

“El campo ganó plata”

 Por Alberto Cantero Gutierrez *

“Para medir si el campo perdió o ganó plata hay que tener en cuenta que la producción agrícola debe tomarse la totalidad de lo que se produce en la chacra y de los ciclos biológicos de producción. La rotación agrícola son 4 años de soja. La agrícola-ganadera dura de 6 a 8. Deben tomarse todas las producciones de la chacra. Si se toman como corresponde, el ciclo de 5 a 6 años y todo lo que produce, el chacarero en este ciclo ganó plata, se desendeudó, mejoró sus inversiones, se modernizaron los equipos, se invirtió en infraestructura e inmuebles. Sobre la sequía, el año pasado se declaró la emergencia en varias provincias y el Gobierno les entregó 270 millones en forma directa. Este año, en el marco de la legislación vigente, se declaró la emergencia agropecuaria según la Ley 22.913. El Gobierno actuó en el marco legal posible asignando recursos directos. El problema es que el marco legal, que es de 1983, es insuficiente, ya que tiene 25 años. Debe cambiarse por un sistema nacional de prevención y mitigación de las emergencias. Por eso hemos formulado un proyecto de ley que mantiene los beneficios anteriores e incorpora estos otros criterios. Así, agiliza la declaración de emergencia y la organiza sobre bases técnicas, porque el cambio climático en el mundo vino para quedarse. En cuanto al paro agropecuario, abogo porque 2009 sea un año de diálogo y concertación de políticas en el marco de la crisis mundial. El país no da para que los argentinos privilegiemos los intereses sectoriales y personales sobre la necesidad de estar unidos para enfrentar la crisis. Hasta julio tendríamos que estar hombro contra hombro, y después serán tiempos de campañas electorales. Tenemos acumulados en los silos entre 10 y 14 millones de toneladas de soja de 2007 y 2008. De esa cantidad, el 70 por ciento se encuentra en manos de mil empresarios, provenientes de pooles de siembra, acopiadores, complejos aceiteros y grandes productores. El otro 30 por ciento lo tiene el chacarero medio y el productor pequeño. Cada 1 por ciento que se baje la retención significa 100 millones de pesos de aporte fiscal, que van a quedar el 70 por ciento en manos de productores grandes. Esto en el caso de la soja. En cuanto a las retenciones, hay que llegar a la equidad fiscal, que es un sistema donde todos pagan, pero los productores más grandes pagan más.”

* Diputado Frente para la Victoria

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.