espectaculos

Domingo, 4 de enero de 2015

TEATRO › VARIAS OPCIONES TEATRALES EN LOS PUNTOS TURISTICOS

Momento de correrle el telón a otra temporada veraniega

En Mar del Plata se esfumó la revista, la comedia le gana al drama, los espectáculos son en buena parte reposiciones. Y aunque eclipsado por las caras conocidas, hay teatro independiente. En Carlos Paz abundan las figuras que pueblan las revistas de chimentos.

 Por María Daniela Yaccar

Estas son algunas de las tendencias que se observan en la temporada teatral de verano en Mar del Plata: se esfumó la revista, la comedia le gana al drama, los espectáculos son en buena parte reposiciones de obras que se vieron en Buenos Aires e incluso en Mar del Plata en veranos pasados. Siempre queda eclipsado ante las caras conocidas, pero hay un buen abanico de opciones en el ámbito independiente. Por otro lado, en Carlos Paz, abundan las figuras que pueblan las revistas de chimentos: a mediados de este mes, la fiesta de inauguración de la temporada estuvo protagonizada por artistas de la talla de Iliana Calabró y Virginia Gallardo. Las sierras recibieron a Pedro Alfonso, Luciana Salazar y Loly Antoniale, entre otros personajes.

En Mar del Plata, uno de los platos fuertes es La nona: Pepe Soriano inauguró la temporada en la costa atlántica el 5 de diciembre con esta obra de Roberto “Tito” Cossa. El actor protagonizó la película basada en el texto, en 1979, con dirección de Héctor Olivera. Es la primera vez que encara al personaje de la abuela sobre las tablas. Cuando participó del film, Soriano dijo que al cumplir 85 años haría La nona en teatro. Y cumplió. Lo dirige Jorge Graciosi, y actúan junto a él Hugo Arana, Gino Renni y Mónica Villa. Las funciones son en el Bristol.

Reposición del Teatro Nacional Cervantes, Sacco y Vanzetti, de Mauricio Kartun, es otra de las buenas opciones. Se trata de un texto que el autor escribió en 1995 y que reconstruye la historia de dos anarquistas italianos –Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti– que fueron acusados de asalto y asesinato en Massachusetts, y luego ejecutados en la silla eléctrica en 1927. El desenlace ocurrió a pesar de las dudas sobre su culpabilidad y las sospechas de que se trató de una cuestión política. Actúan Fabián Vena y Walter Quiroz, en el Auditorium. Dirige Mariano Dossena.

En el Teatro Neptuno, Toc toc vuelve a hacer temporada pero con el elenco que llevó el espectáculo de gira por las provincias. Escrita por Laurent Baffie, es protagonizada en La Feliz por Ernesto Claudio, Lara Ruiz, Osqui Guzmán, Maida Andrenacci, Leticia González y Diego Freigedo, bajo la dirección de Lía Jelín. Seis personajes que padecen trastornos obsesivo-compulsivos coinciden en la sala de espera de un psiquiatra. Las funciones son de jueves a domingos. Por otra parte, en Radio City, Norma Aleandro dirige a Ricardo Darín y Erica Rivas en Escenas de la vida conyugal, versión teatral del clásico de Ingmar Bergman. Virginia Lago y Héctor Giovine se unen en Milagros del corazón (Auditorium) y Marcelo Mazzei, Georgina Rey y Martín Urbaneja actúan en El corazón del incauto (también en Auditorium).

Entre otras propuestas, se encuentran las comedias Dos pícaros sinvergüenzas, con Adrián Suar, Guillermo Francella, Pablo Codevilla, Gimena Accardi, Natalia Cociuffo, Eliseo Barrionuevo y elenco (Teatro Mar del Plata) y Mujeres de ceniza (Lido), una obra en la que actúan divas populares de otros tiempos: Nora Cárpena, Mercedes Carreras, Zulma Faiad y Luisa Albinoni, quien reemplaza a Silvia Montanari. La dirección es de Roberto Antier, y el texto de Sergio Marcos y Martín Guerra. José María Muscari dirige con su impronta La casa de Bernarda Alba, de Federico García Lorca, con María Rosa Fugazot, Adriana Aizemberg, Mimí Ardú, Andrea Frigerio, Julia Calvo, Bárbara Vélez, Mariana Prommel y Lucrecia Blanco (Teatro Güemes). Y hay al menos tres unipersonales, que coinciden en el humor: Marcelo Mazzarello ofrece Mazzarello no chilla. El unipersonal, “un delirante boceto del Ser Nacional”, según la gacetilla de prensa. Roberto Pettinato presenta en el Auditorium Me quiero portar vien. Y Juan Pablo Geretto se luce en La maestra normal (Güemes).

“No le encuentro un título distinto a esta temporada en relación con los últimos años. Estoy aburrido para titular”, admite Carlos Rottemberg. “Siempre digo lo mismo: cuando llegamos a esta ciudad, todas las compañías vienen con la misma expectativa. Y uno ya sabe el resultado de marzo: dos o tres se van contentos, tres o cuatro la pelearon, y muchos dicen que no quieren hacer más temporada porque les fue mal. No veo diferencias respecto de veranos pasados. Creo que la diferencia se produjo hace diez, doce años, cuando Mar del Plata dejó de ser una plaza más precaria. Antes se armaban espectáculos específicos para Mar del Plata, hace años es un corredor de ida y vuelta con la ciudad de Buenos Aires. Por eso, Cossa puede estrenar La nona, cuando hace treinta años era impensado”, resume el empresario en diálogo con Página/12.

Rottemberg, que lleva 37 temporadas trabajando en la escena marplatense, destaca que el Polideportivo Islas Malvinas se haya puesto al servicio de Stravaganza, water in art, la superproducción de Flavio Mendoza. Mónica Ayos protagoniza Una atracción fatal, de Neil Simon, con Raúl Taibo y Marcelo de Bellis (Roxy). Nazarena Vélez y Carmen Barbieri actúan en Leonas junto a Carlos Calvo, Muscari, Coki Ramírez y Chichilo Viale (Teatro Güemes). Nito Artaza protagoniza Casting sábana (Teatro Enrique Carreras), con Diego Pérez, Adriana Salgueiro, Alejandro Müller, Silvina Scheffer, Celeste Muriega y Kitty Locane. Tu cola me suena, en el Teatro Provincial, cuenta con actuaciones de Germán Kraus, Beto César, María Eugenia Ritó, Andrea Estévez, Federico Bal, Sabrina Ravelli, la Tota Santillán y Divina Gloria. Fátima Florez protagoniza Yo soy así, en el Atlas. Regatos salvajes, con Tristán, Sergio Gonal, Belén Francese, Emiliano Rella, Pamela Sosa, Magalí Mora, Pamela Pombo, Mariana Diarco y Belén Giménez se presenta en el Teatro Provincial.

Las entradas para el teatro comercial tienen un valor que promedia los 230 pesos. “El teatro deja afuera a mucha gente. Nunca fue barato. Pero una entrada de teatro comercial cuesta hoy tres de cine, cuando históricamente, en todo el mundo, costó cinco”, sostiene Rottemberg. Respecto de cómo marcha la temporada hasta ahora y de las expectativas, concluye: “Los números de diciembre marcan una subida en relación con el año pasado. Hasta el 10 de enero no habrá datos fidedignos, son pálpitos. En el caso de Buenos Aires, había crecido el público de enero a mayo, bajó en el Mundial y no creció de junio en adelante. No sumamos todavía, están terminando de auditar, supongo que habrá un virtual empate técnico respecto de 2014. La segunda parte fue más floja el verano pasado”.

Más de lo mismo, una rareza

A la villa cordobesa llegaron y llegarán las caras conocidas de la televisión argentina. Pedro Alfonso presentará Casa fantasma, junto a Emilio Disi, José María Listorti, Freddy Villarreal, Lizi Tagliani y Luciana Salazar. Flavio Mendoza y Florencia de la V se unieron en Stravaganza, estados del tiempo (Luxor). Moria Casán llegó con el musical Priscilla, junto a Juan Gil Navarro, Alejandro Paker y Omar Calicchio (Candilejas I). El programa de TV Peligro: Sin codificar tendrá su versión teatral (Teatro Holiday). Mariano Iúdica, Pablo Granados, Matías Alé, Alvaro Navia, Gladys Florimonte, Flavia Palmiero, Loly Antoniale, Vanina Escudero, Claudia Ciardone y elenco presentan Los bañeros se divierten en el Teatro del Lago. Gustavo Bermúdez y Miguel Angel Rodríguez interpretan una comedia de Neil Simon, Extraña pareja (Candilejas II). Anita Martínez y el Bicho Gómez presentan Anita y el Bicho (Teatro del Sol). Aníbal Pachano está al frente de Family, con Iliana Calabró y Virginia Gallardo (Teatro Libertad). A veces me llaman Maravilla es el unipersonal de Maravilla Martínez, que tendrá lugar los lunes y martes de enero. Florencia Peña ya estrenó Casi diva, un musical, en el Teatro del Sol.

Si se busca un poco, se encuentra lo distinto, lo que no está en las marquesinas iluminadas de la ciudad, lo que no bombardea permanentemente la televisión. Un ejemplo es Un viaje a ciegas, un espectáculo de la ciudad de Buenos Aires que se realiza en la oscuridad plena y que desembarca por primera vez en Córdoba. La historia se cuenta a través de aromas, sensaciones táctiles y sonidos. Es un trabajo de la organización Teatro Ciego, con más de diez años de experiencia en el desarrollo de espectáculos en la oscuridad, incluyendo a actores con discapacidad visual que encuentran en la técnica un modo de desarrollarse profesionalmente. Viaje a ciegas se presenta de viernes a domingo en el Teatro Coral (Avenida 9 de julio 21), con doble función, a las 21 y 23.

“Lo nuestro no tiene nada que ver con lo que propone la temporada de Carlos Paz. El año pasado estuvo Toc toc, pero este año no hay nada de ese estilo”, dice Martín Bondone, director de la compañía. “Laburamos una propuesta para toda la familia. Es una movida súper arriesgada, porque el público que viene a Carlos Paz no está acostumbrado a esto”, sostiene. La obra ya se estrenó. “Vino la gente que vive en Carlos Paz y la respuesta fue excelente”, celebra.

Más allá de que la compañía se instaló en Carlos Paz para esta temporada, el plan es más ambicioso: quieren que quede funcionando allí una sala dedicada al teatro ciego. Un dato interesante es que el único antecedente de este género conocido en la Argentina es la obra cordobesa Caramelo de limón (1991), de Ricardo Sued. Bondone y su equipo alquilaron un espacio en el que antes funcionaba una casa del terror, una de esas atracciones para asustar a los niños, y lo adaptaron para el hecho teatral. “Es hermoso. Está en el centro de Carlos Paz. Le pusimos escenario, armamos un bar... Nuestra idea es difundir lo que hacemos en un lugar que tiene mucha exposición. En definitiva, los medios van a tener que hablar de nosotros. No pueden obviarnos. Y queremos dejar funcionando una sala para seguir trabajando en la inclusión de personas con discapacidad”, cuenta.

Respecto de la obra, el director explica que es “un show musical y de humor”: “Es un viaje a través de los sentidos. Está ambientada en un bar de Buenos Aires y cada personaje recuerda una historia de amor. Es la historia de un gallego que tenía un bar en la zona de Boedo, que quedó medio abandonado, el típico bar de barrio, donde tocaban tango y demás. La obra tiene muchos flashbacks, jugamos con un lenguaje que tiene que ver con el cine. El teatro ciego es lo que ves cuando no ves”, concluye.

Compartir: 

Twitter
 

Pepe Soriano con La nona es un plato fuerte de la temporada.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.