espectaculos

Domingo, 30 de marzo de 2014

CHICOS › HAY QUE ESCONDER AL ELEFANTE, DEL GRUPO EL NUDO

Identidad y solidaridad

 Por María Luz Carmona

La reconocida compañía de teatro de títeres El Nudo, que lleva quince años en los escenarios, experimentando en la disciplina y creando historias poéticas y profundas para grandes y chicos, presenta Hay que esconder al elefante, una puesta para los más pequeños que versa sobre la identidad, el sentido de pertenencia a un lugar y la solidaridad. Esta obra fue el primer trabajo que realizó la compañía y que estrenó en 2003. Luego de varios años, los titiriteros decidieron volver a presentarla y darle una vuelta de tuerca a esta bella historia, que ya es un clásico en el teatro infantil. “La temática es simple y universal, y plantea que en una comunidad, el conflicto de uno también es de todos. Trabajamos sobre estos valores porque son los temas que a no-sotros nos interesan, siempre sin perder de vista que nos estamos dirigiendo a niños”, cuenta a la directora Nelly Scarpitto.

Una de las características de la compañía, creadora también de las obras Un tigre en el gallinero, Un hipo desafinado y Un ovillo con pelusa, es que trata con mucho respeto a los niños espectadores. Y eso se manifiesta en el cuidado del lenguaje, en la creación de los títeres, la puesta en escena y en la manera en que se transmiten los mensajes. Además, este grupo independiente de titiriteros formados en la escuela de Ariel Bufano, del Teatro San Martín, considera que “no hay temas para grandes y para chicos”, sino que todas las temáticas pueden ser abordadas para todos los públicos desde los títeres. “Somos muy cuidadosos con la estética, la iluminación, las texturas y los colores de los títeres, la música que acompaña la acción, y cuenta parte de la historia”, señala Scarpitto.

La puesta cuenta la historia de Felipe, un elefante que se ve sorpresivamente amenazado por la llegada de dos inexpertos cazadores que lo quieren capturar. Los animales y la comunidad entera ayudan a Felipe a buscar una solución hasta que descubren, después de pasar por una infinidad de situaciones disparatadas, que la mejor salida al problema es enfrentarlo entre todos. Desde allí la compañía trabaja con valores como el trabajo en equipo y la importancia de ayudar al que lo necesita.

¿Qué novedades hay en esta versión de Hay que esconder...? “La obra es la misma, pero a la vez no, porque nosotros no somos los mismos, los chicos tampoco; en realidad, el mundo no es el mismo. Y eso nos ayudó a dar una vuelta de tuerca. Fundamentalmente hicimos modificaciones en el ritmo de las acciones. Además, los títeres se rehicieron. Los de antes eran de gomaespuma y los de ahora están recubiertos de tela, y eso nos ayuda a trabajar mejor los colores y las texturas. Pensamos en volver a hacerla porque queríamos regresar al origen y ver qué nos pasó durante estos años. Nos parece interesante parar la pelota y ver cómo estamos como grupo”, se entusiasma la directora, que integra el colectivo junto con Daniel Scarpitto, Claudia Villalba, Julieta Alessi, Mariana Trajtenberg y Andrés Sahade. “Con el títere podemos plasmar todos los elementos que nos interesan –subraya la directora—. Lo que nos cautivó del lenguaje es esa posibilidad de generar mundos y manipularlos. Con el títere podemos hacer lo que queremos, lo que se nos ocurra: podés bailar aunque no seas bailarina o volar a pesar de no ser pájaro.”

* La obra puede verse los sábados y domingos, a las 16, en el Centro Cultural de la Cooperación, Av. Corrientes 1543. Entrada: $80 (menores de 2 años, sin cargo).

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.