espectaculos

Sábado, 13 de septiembre de 2014

CHICOS › CONCIERTO A BENEFICIO DE ALEGRIA INTENSIVA

El humor sana

 Por Karina Micheletto

2º Gran Concierto a beneficio de Alegría Intensiva Los Musiqueros, Lalá y El Toque Toque, Anda Calabaza, conducción de Diego Reinhold. Hoy a las 15. Teatro Metropolitan, Corrientes 1343.
Entradas $140 y $180
www.alegriaintensiva.org.ar

Alegría Intensiva es una ONG que desde hace seis años trabaja para mejorar la experiencia de internación hospitalaria en pediatría, tanto para los niños internados o enfermos como para sus padres y el personal médico y no médico. Lo hacen a través del clown, un arte que se toman muy en serio, convocando a grupos de artistas y formándolos especialmente para trabajar en este campo. Entre las diferentes maneras de solventarse, la que proponen para hoy es una que, por la calidad de los nombres de la convocatoria, viene con disfrute asegurado: el segundo gran concierto a beneficio que organizaron en el Teatro Metropolitan, con la actuación de Los Musiqueros, Lalá y El Toque Toque y Anda Calabaza y la conducción de Diego Reinhold (ver aparte). Todo lo recaudado irá destinado íntegramente (ya que los artistas participantes donan su cachet) al funcionamiento de Alegría Intensiva.

“Convocamos a grupos de gran trayectoria y a otros más nuevos pero igualmente buenos, que tienen una mirada sobre los niños y la familia muy parecida a la que tenemos nosotros, que los escuchan, los tienen en cuenta”, definen los organizadores. En el caso de Los Musiqueros, además, se trata de un grupo que viene trabajando dentro de la Red Nacional de Músicos en Hospitales, llevando música a niños internados. Junto a la música de todos estos grupos, hoy en el Metropolitan los payasos de Alegría Intensiva cerrarán cantando su himno.

Alegría Intensiva es una ONG ciento por ciento artística, que tiene la particularidad de estar dirigida por dos médicos: el pediatra Andrés Kogan y Mariano Rosenberg. Durante los siete años de su formación médica, Kogan trabajó como maestro jardinero. “Fue un golpe fuerte pasar de trabajar con niños sanos a hacerlo con niños enfermos”, cuenta. “Conocer este proyecto y entender que había otra manera de mejorar la calidad de internación de los chicos y de recuperar los aspectos saludables que están presentes en cualquier chico, no importa la gravedad de su cuadro, me ayudó mucho a reenfocar mi mirada sobre la pediatría, desde una mirada profesional. No es ‘qué buena onda, me pongo una nariz y voy a ver qué pasa en el hospital’. Trabajamos con profesionales y con mucha formación previa”, destaca.

Rosenberg, por su parte, había tomado contacto con la organización brasileña Doctores de Alegría, que tiene más de veinte años de experiencia en el tema, y más tarde, tras un viaje a Barcelona, con Pallapupas, otra organización de payasos profesionales de hospital. Con esas referencias como punto de partida, Alegría Intensiva nació y fue creciendo hasta llegar a tener en la actualidad 24 integrantes trabajando en los hospitales pediátricos más importantes de la Argentina, con seis programas activos en el Garrahan, el Pedro de Elizalde, el Gutiérrez, el Sor María Ludovica de La Plata, el de Malvinas Argentinas y el de Vicente López.

Cuando se habla de payasos de hospital, la referencia más a mano suele ser la que popularizó la película Patch Adams, protagonizada por Robin Williams. Los integrantes de Alegría Intensiva explican sus diferencias con esa línea: “Patch Adams parte de la premisa de que cualquiera puede ser payaso de hospital. Nosotros decimos que técnicamente cualquiera puede tocar el violín, pero es muy diferente cuando lo hace un músico que se ha formado para eso”, marcan. “Trabajamos con actores y actrices profesionales, especializados en clown, que luego se capacitan para trabajar en contextos de internación. Como médico, cargo con la responsabilidad de llevar la mejor medicina disponible a mis pacientes. Con este proyecto, la responsabilidad es la misma: llevar a los mejores artistas para que trabajen con ellos”, explica Kogan. Las condiciones para ser payaso de hospital son múltiples: un buen artista es la base, pero también se necesita de una sensibilidad especial, la capacidad de correrse del centro y dejar que el niño tome protagonismo, el saber acompañar, el ser capaz de generar espacios”, enumeran los artífices de Alegría Intensiva.

Incorporar este modelo a las políticas de salud forma parte de lo que Alegría Intensiva define en su página web como misión. De modo tal que, a largo plazo, el objetivo planteado es que esta organización deje de existir como tal, desde la sociedad civil. Mientras este objetivo se cumple, eventos como el de esta tarde ayudan a hacer posible su trabajo, y a darlo a conocer.


El Festival de Teatro Infantil Hugo Midón tiene hoy, desde las 14, su gran cierre en el ECuNHi (Av. del Libertador 8465).
Se presentarán La Pipetuá, la Compañía Movimiento Armario y la producción especial Midoneando, con los actores que acompañaron a Midón: Ana María Cores, Roberto Catarineu, Silvia Kanter, Carlos March y Gabi Goldberg. Gratis.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared