espectaculos

Miércoles, 15 de junio de 2016

RADIO › PALABROTAS, UNA INICIATIVA VIA WEB QUE LE DA VOZ A LA TERCERA EDAD

El micrófono nunca necesita bastón

Un proyecto en línea busca darles lugar mediático a los adultos mayores. Su intención, además de ser un reparo, busca sumar contenidos diversos a partir de sus miradas y brindar talleres. “Hacer esto tiene un alto significado afectivo e intelectual”, dice una de sus hacedoras.

 Por Federico Lisica

Podría pasar por una ironía, pero está muy lejos de serlo. El más joven de los medios de comunicación –Internet– servirá para que los adultos mayores puedan difundir su propia voz. El nombre del proyecto es Palabrotas y se lanza en la web en el día de hoy (www.dicenlosgrandes.com). La elección del día de estreno tampoco fue casual: el 15 de junio es la jornada de lucha contra el maltrato a este grupo etario. El objetivo de Palabrotas es a varias puntas. La primera, obviamente, implica una suerte de reparación mediática. Además de canal de recreación, funcionará como un banco sonoro de reproducción colectiva. Mucho más que un podcast, sus audios pueden ser levantados por las emisoras que deseen poner al aire en su programación. Finalmente, es también un taller que brinda capacitación a nuevos grupos que deseen sumarse a este proyecto.

Palabrotas comenzó con un taller de clases gratuitas en el año 2010 llevadas adelante por Lucas Ribaudo (realizador radial que supo trabajar con Fernando Peña; también pasó por Supernova, Spika, Rock & Pop y La Tribu, entre otros). A fines de 2013, el taller fue convocado por PAMI para realizar una obra de teatro que simulaba ser una emisión. También tuvo su encarnación como radio abierta, se encauzó en los estudios de la escuela ETER, hasta encontrar su modalidad en la web (también está en Facebook, Twitter e Instragram). Un dato: durante la semana de su estreno, aquellos que compartan la fanpage y acompañen a la radio con su “Me gusta”, participarán de un sorteo por entradas para una terma en Gualeguaychú.

“Este taller nos permite transitar, con nuestra imaginación, por todos los temas que se plantean. Es un encuentro esperado, un espacio en el que se abordan todo tipo de inquietudes”, asegura Luisa Palomba, una de las asistentes a los talleres. Ese vínculo emocional y personal también aparece en las palabras de Elsa Agree: “Mi madre fue locutora y por su trabajo conoció a mi papá. Escucho radio casi todo el tiempo, en casa, las AM preferidas y cuando ando por la calle una FM en particular. Para mí la radio es un medio de conocimiento, cultura, entretenimiento. Tiene un alto significado afectivo e intelectual poder hacer este taller y formar parte de esta radio”.

Un punto muy atractivo es que Palabrotas va muchos más allá del bloque en el noticiero dedicado al cobro de la Anses. Las áreas de interés son diversas, desde música y literatura, pasando por salud, medio ambiente y cocina. En la radio hay pensamientos, recomendaciones, entrevistas, consejos de cocina y jardinería, perfiles de personajes, artículos periodísticos, cuentos y hasta recitados de poesía incalificables. Así se escuchan desde las “puteadas esdrújulas” del poeta y recitador Julián Centeya, reflexiones sobre The Beatles, críticas a películas como Elsa y Fred o La Lista de Schindler.

No hay que bucear demasiado en los medios para darse cuenta que son escasísimos los espacios propios –y apropiados– para los adultos mayores. Además del espacio frecuente en el noticiero, por ahí aparece boyando un segmento en el programa Basta de Todo (Radio Metro) llamado “Llamá al abuelo” y el raro recorte publicitario vinculando tercera edad únicamente a vitalidad (como en ese spot en la que unos abuelos muy cool patinan y beben agua).

En Palabrotas son los adultos mayores los que hablan sin intermediarios. “Los de mi generación crecimos con la radio, en casa se escuchaban las noticias, la música, los programas cómicos y los de preguntas y respuestas. Con mamá, a la hora de la leche, obviamente las novelas. Cómo olvidar la voz de Oscar Casco con su “mamarrachito mío”, ¡volvía locas a todas las mujeres! Mi viejo me inculcó el amor por la radio, cada vez que pudo me llevó a presenciar algún programa en la vieja Radio El Mundo en Maipú 555, despertando en mí las ganas de algún día poder calzarme los auriculares y hablar por un micrófono”, dice Marta Bodner, otra de sus integrantes. Tampoco falta el humor en los audios de Palabrotas, un humor que hasta se tiñe de negro: “Che, ¿cuál es la clave del wifi? ‘Pero estamos en un velorio’, le responden. ¿Todo junto?”, remata Perla Katzev.

Compartir: 

Twitter
 

Los contenidos de la radio van mucho más allá de las temáticas habitualmente reservadas a la tercera edad.
 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared