espectaculos

Domingo, 28 de junio de 2015

DANZA › IÑAKI URLEZAGA PRESENTA LA TRAVIATA EN EL MARCO DEL PROYECTO DANZA POR LA INCLUSION

“Una doble apuesta y un doble desafío”

Al frente de la primera compañía nacional de ballet, Urlezaga vuelve sobre una obra que se convirtió después de su estreno, en 2009, “en una de las más importantes de mi carrera”. Ahora la reestrena y promete “grandes resultados”.

 Por Paula Sabatés

Hace poco más de un año Iñaki Urlezaga se embarcaba en la experiencia más transformadora de su carrera. Siempre fue un mimado de la danza clásica –primer bailarín en cuerpos de danza de varios países, además de en la Argentina–, pero ahora le llegaba el momento de hacer algo más grande. El Ministerio de Desarrollo Social lo convocó para que dirigiera la primera compañía nacional de ballet, que nació bajo el nombre de Danza por la Inclusión, un ambicioso plan que desde entonces busca integrar a bailarines sin mayores oportunidades y públicos que usualmente no tienen acceso a los espectáculos de danza. Con los integrantes de este primer cuerpo de ballet estatal, el año pasado hizo seis presentaciones en el Teatro Coliseo, en las que se mostraron cuatro piezas cortas de baile. Hoy, en esa misma institución se presentará nuevamente la compañía, pero para hacer una de las óperas más famosas de la historia, originalmente devenida en ballet: La Traviata.

Estrenada en la Argentina en 2009 por el bailarín y coreógrafo, y montada luego con gran éxito en escenarios de España, Italia, Israel, Egipto y China, entre otros países, La Traviata es una obra estructurada en dos actos que cuenta la historia de amor entre la cortesana parisina Violeta Valery y Alfredo Germont, quien la pretende pero no tiene tanto dinero como su familia. Sus idas y vueltas y la tragedia que rodeará su relación se ven en los cuatro cuadros danzados, que tendrán distintos protagonistas según la función (ver aparte). Las piezas musicales de la obra fueron compuestas por Giuseppe Verdi y el libreto es de Francesco María Piave, basado en La Dama de las Camelias, de Alejandro Dumas. Al igual que en su debut, esta presentación de Danza por la inclusión contará con arreglos musicales de Luis Gorelik y será interpretada por la Orquesta Sinfónica de San Juan, a cargo de Gustavo Plis-Sternberg.

“La Traviata es una de las obras más importantes de mi carrera. Es un espectáculo muy mío, fue el primero que hice que cobró mucha importancia a nivel periodístico, así que es una pieza que cuido mucho y que respeto”, cuenta Urlezaga a Página/12. “Lo interesante es que después de no hacerla por muchos años, ahora tengo la oportunidad de estrenarla con el cuerpo de baile de Danza por la inclusión, con lo cual es una doble apuesta y un doble desafío”, define entusiasta quien acaba de regresar de una gira por España que duró casi dos meses.

–¿Qué cree que aporta este cuerpo de baile a La Traviata, obra que usted ya había hecho?

–Este es un título muy mío, con el que se me reconoce mucho, pero los bailarines de esta compañía lo han trabajado muy bien y lo han hecho muy propio. Con el trabajo que venimos realizando para este espectáculo yo veo grandes avances y muchos resultados. Todos se lucen, por eso nos dividimos en tres elencos, para que en la totalidad de las funciones se represente a toda la Argentina. De por sí la ópera es muy conocida en todo el mundo, con lo cual la gente viene de por sí, porque es un título ya aceptado también en versión ballet, pero el trabajo que aquí se logró es realmente bueno.

–A un año de la creación de Danza por la inclusión, ¿qué análisis hace acerca del proyecto?

–Creo que todavía cuesta mucho, como cada trabajo que uno empieza de cero, y más en el Estado, que tiene semejante estructura. Pero es un proyecto tan genuino y tan lindo y se trabaja tan convencidamente, que si bien hay esfuerzo y complicaciones, lo que más hay es disfrute. Cuando finalmente podés ver plasmado el trabajo se disfruta el doble.

–En una entrevista con este diario, a propósito del debut de este elenco estatal, dijo que se proponía encontrarle una identidad y un lenguaje propios. ¿Cree que ya lo logró?

–Estamos en ese camino, trabajando. Lo que busco es que la compañía tenga un repertorio, que la gente se identifique con la línea que tiene, con su estética. En fin, con todo lo que hace. También que lo que se vea acá no se encuentre en otro lado, que se pueda vislumbrar algo, no te digo novedoso, pero sí único. Me parece que con cada nuevo trabajo nos acercamos a eso.

–Siempre sostuvo que en el exterior había más oportunidades para los trabajadores de la danza. ¿Sigue pensando eso luego de esta oportunidad?

–Desde luego que este proyecto significó que se fueran dando un montón de cosas que los bailarines siempre pedimos. Pero bueno, no deja de ser la primera compañía nacional de danza luego de doscientos años de independencia del país, algo que afuera se dio mucho más rápido. De todos modos es algo para celebrar y yo estoy muy sorprendido, porque nunca pensé que iba a tener que enfrentar un desafío de esta magnitud federal. Veremos hacia donde nos lleva este plan. Lo que es seguro es que lo haremos siempre con mucho cariño y una gran dedicación.

* Las entradas se pueden reservar gratuitamente ingresando www.desarrollosocial.gov.ar/Noticia.aspx?Id=4896. Todas las funciones serán en el Coliseo, Marcelo T . de Alvear 1125.

Compartir: 

Twitter
 

Iñaki se siente orgulloso y entusiasmado por el proyecto al que fue convocado.
Imagen: Sandra Cartasso
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.