espectaculos

Domingo, 28 de junio de 2015

HISTORIETA  › ART SPIEGELMAN VENDRA A COMICOPOLIS

Para ir alquilando balcones

El tercer encuentro del festival internacional de historietas, que se realiza en septiembre en el predio ferial de Tecnópolis, contará no sólo con el autor del legendario Maus sino también con José Muñoz, Winshluss y Liniers, entre otros.

 Por Andrés Valenzuela

“Es un orgullo para el festival conseguir la visita de Art Spiegelman, el historietista más reconocido del mundo.” Con estas palabras, Juan Manuel Domínguez describió el ánimo de la organización de Comicópolis, el festival internacional de historietas que se realiza cada año en el predio ferial de Tecnópolis. La noticia era, hasta hoy, un mero rumor, pero Domínguez y otras fuentes de la organización confirmaron a Página/12 la llegada del autor de Maus para participar de las actividades que tendrán lugar del 17 al 20 de septiembre. Junto con Spiegelman llegará su esposa Françoise Mouly, reconocida por su labor como editora general de la prestigiosa revista The New Yorker. La tercera novedad que anticipa este medio es la exhibición del historietista y cineasta francés Vincent Paronnaud, más conocido como Winshluss (en Argentina se consigue Smart Monkey, de su autoría, y se pudo ver la película de animación Persépolis, que codirigió junto a Marjane Satrapi). Su muestra abarcará no sólo cuatro días, sino los cuatro meses que dura Tecnópolis. En tren de exposiciones, desde agosto habrá una paralela en el Palais de Glace. En el palacio recoleto los amantes argentinos del noveno arte podrán disfrutar de una retrospectiva de José Muñoz (Alack Sinner, Carlos Gardel). No es una noticia menor: radicado en Europa desde mediados de los ‘70, Muñoz es el único connacional que ganó el Grand Prix de Angoulême y está considerado por muchos como el mejor historietista argentino vivo. Además, el viernes el festival reveló el nombre de su padrino de este año, el humorista gráfico Liniers.

A los organizadores de Comicópolis (facebook.com/ComicopolisArgentina) les cuesta ocultar el entusiasmo que les genera esta tercera edición. Por lo bajo, cuentan los nombres que ya confirmaron su presencia pero que aún no anunciarán públicamente y se ilusionan con marcar un hito en los eventos de historieta argentinos. Además de cantidad de autores nacionales, habrá invitados de América Latina, Europa y Estados Unidos, de cuanto estilo y género caben en la historieta, desde la infantil hasta los superhéroes y desde la testimonial hasta la erótica. Por ahora, sin embargo, prácticamente toda la atención recae en Spiegelman.

Según pudieron anticipar, Spiegelman vendrá a presentar y exponer Wordless. Una rápida búsqueda online revela que se trata de un espectáculo que mezcla lo performático, el dibujo en vivo y la música, con seis intérpretes en escena (http://art-spiegelmans-wordless.tumblr.com/). Desde Comicópolis, incluso, se ilusionan con la posibilidad de montar ese espectáculo no en la Nave de las Ciencias, como es costumbre, sino en el microestadio. Desde luego, del autor de Maus y fundador de la crucial revista Raw también dará una conferencia y traerá una exposición de su obra gráfica.

“Tener acá a Spiegelman es muy groso porque es uno de las padres fundadores de la historieta adulta norteamericana, es un ícono de la revolución de calidad y repercusión mediática que arrastró la historieta, o si querés la novela gráfica, desde mediados de la década del ‘80”, plantea el periodista especializado Andrés Accorsi, también miembro de la organización del festival. Con Maus, Spiegelman narró las penurias de su padre en un campo de concentración alemán durante la Segunda Guerra Mundial. Eso no sólo le valió un premio Pulitzer, también cambió el modo en que las librerías y grandes editoriales norteamericanas se vinculaban con la historieta. Maus literalmente cambió el mercado editorial estadounidense. “Es un tipo que le cambió la cara a la historieta, la acercó de modo brutal a la literatura, la legitimó con los premios que ganó y su repercusión a nivel mundial”, considera. Su colega y compañero Domínguez coincide y asegura que la visita del norteamericano excede al ámbito de las viñetas. “Es muy fuerte para la cultura argentina, por eso se hizo el esfuerzo de traerlo”, celebra. “Sabemos que generamos un hecho que supera a la historieta, pero que le rinde a ella”.

Además, Domínguez destaca la presencia de la historieta como política de Estado a partir de su inclusión en Comicópolis y, por ende, en Tecnópolis. El objetivo final, desliza, es multiplicar el público interesado en esa disciplina, pero también servir directamente a quienes ya forman parte del medio. Por eso este año, más allá de los nombres invitados, repetirán el formato habitual, con la presencia de editores internacionales que vendrán a ver carpetas de autores argentinos. “Estamos poniendo lo mejor que tenemos”, asegura Accorsi. “Y si el año que viene hay cambios brutales, al menos queremos que esto quede en la historia”. Un objetivo ambicioso, pero no imposible: sin contar los invitados que aún quedan por comunicar oficialmente, los nombres de Spiegelman, Muñoz, Mouly y Winshluss sostienen por sí solos la propuesta.

En cuanto a los créditos locales, con la elección de Liniers como padrino del festival, los organizadores aspiran a obtener una repercusión similar a la que lograron el año pasado con la participación de Horacio Altuna. “Es que él redefinió el rol del padrino, que de pronto ahora es el embajador de Comicópolis, va a hablar bien del festival a los medios y se pone la camiseta como nadie”, justifica Accorsi. La repercusión de Liniers, en ese sentido, es indiscutible. Pero además, en la web del evento (www.comicopolis.ar/) ya se puede ir atisbando los nombres de los dibujantes argentinos que participarán en el encuentro, e incluso adivinar a alguno de los latinoamericanos. Es que allí ya se puede votar para elegir quiénes participarán del “combate de dibujantes”. La experiencia “gladiatorial” se probó en el último Encuentro Federal de la Palabra, con buena recepción del público. En una suerte de ring, dos dibujantes se plantan ante tableros enfrentados y deben improvisar ante las consignas que propone el público o el conductor: el hilarante humorista gráfico del suplemento No de este diario, Gustavo Sala.

“Queremos que sea ya el festival y duplicar el público, queremos que la gente que ama la historieta lo ratifique ahí, queremos ser la diversidad de la historieta durante cuatro días, con los mejores nombres que la hacen”, se acelera de puro entusiasmo Domínguez. Y cuando hace el recuento de lo que se viene, suspira: “Tuvimos mucha suerte este año”. Queda visitar el festival y disfrutar esa buena fortuna.

Compartir: 

Twitter
 

Art Spiegelman vendrá acompañado por su esposa, Françoise Mouly, editora de The New Yorker.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.