espectaculos

Jueves, 16 de agosto de 2007

DANZA

Julio Bocca en España

“Disfruté de la danza estando arriba del escenario, pero una vez que uno se siente lleno por su trabajo y por sus logros individuales y en compañías de trascendencia internacional, se encuentra en un estado de alivio al retirarse.” Así se expresó Julio Bocca en un encuentro con la prensa española, a propósito de sus presentaciones con Adiós, hermano cruel, hoy y el sábado en el 53º Festival de Teatro Clásico de Mérida. En la puesta, el bailarín argentino interpreta a Marco, enamorado de su hermana Lucía, con la que tendrá un hijo que hace desear a ésta la muerte. Según indicó en la conferencia, para Bocca se trata de papeles “reales”, ya que repiten una historia de “lucha con la familia, con la religión y la sociedad que sigue pasando. Este texto tiene todas las salsas para ser una tragedia griega, porque la única forma de salir de la relación incestuosa y de sus consecuencias es la muerte”. Adiós, hermano cruel es una versión libre de Elio Marchi basada en la película homónima que en la década del ’70 protagonizó el actor italiano Fabio Testi y dirigió Giuseppe Patroni Griffi, que, a su vez, se inspiró en la obra del siglo XVII del dramaturgo inglés John Ford. El argentino, de 40 años y que en diciembre dejará de bailar profesionalmente, explicó que a estas alturas de su carrera busca “algo más real, al margen del típico papel de quien se enamora de algo que no existe”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.