espectaculos

Miércoles, 30 de marzo de 2011

VISTO & OIDO

A los administradores del hotel Sheraton de Montevideo les llueve sobre mojado. No sólo tuvieron que aguantarse sus reglas y permitirle a Joaquín Sabina fumar en un salón del hotel, además deberán pagar entre 1200 y 11 mil dólares de multa por hacerlo. “El Sheraton es el responsable de que no se fume, no Sabina. El Ministerio de Salud Pública no sanciona a los adictos”, diferenció el director del Programa Nacional de Control de Tabaco del gobierno uruguayo, Winston Abascal. Sabina se había hospedado allí durante su paso por Montevideo en ocasión de la gira El penúltimo tren, que también lo traerá a la Argentina. Por cierto, en el Sheraton de Montevideo decidieron que Sabina sería el “último tren” en echar humo ahí.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.