espectaculos

Lunes, 6 de abril de 2015

CULTURA › JORNADA DEDICADA A LA HISTORIETA EN EL ENCUENTRO DE LA PALABRA

Entrada en calor del calendario comiquero

El noveno arte tuvo presencia en el encuentro gratuito que terminó ayer en Tecnópolis. Las editoriales anticiparon lanzamientos, hubo invitados internacionales y se realizaron charlas que ayudaron a acercar a dibujantes, guionistas y lectores.

 Por Andrés Valenzuela

La jornada dedicada a la historieta y el humor gráfico en el Encuentro de la Palabra fue un buen modo de encender los motores, de entrar en calor de cara a la actividad del año. Es que lo del sábado en el Predio Ferial de Tecnópolis fue una puesta en marcha en la que empezaron a moverse todas las piezas que conforman el “calendario” nacional comiquero: desde las editoriales anticipando lanzamientos hasta invitados internacionales y una miríada de pequeñas actividades entretenidas y estimulantes para volver a acercar a dibujantes y guionistas a sus lectores.

El eje de la jornada fue cinco charlas de muy buen nivel en torno de la historieta y distintos modos de reflexionar sobre ella. Bien temprano, poco después de la apertura de puertas del predio, comenzó Historieta y Animación, con Esteban Echeverría, Juan Sáenz Valiente, el uruguayo Alfredo Soderguit, David Bisbano y Ayar Blasco, quien en cierto modo también cerraría las actividades del sábado con la proyección de Zombirama, sobre la puerta 6, algún rato después de la caída del sol.

Las conferencias siguieron con un interesante acercamiento a un género que está creciendo dentro de la historieta: crónicas y relatos periodísticos. Aquí discutieron los argentinos Fernando Calvi y Liniers junto al notable autor peruano Jesús Cossio y el norteamericano Matt Bors. “Lo que te pasa siempre en estas charlas es que te quedás con ganas de repreguntar un montón”, comentaba Thomas Dassance, quien tuvo el privilegio de disparar las preguntas sobre los dibujantes en esa charla y la siguiente, dedicada al lugar de la disciplina en los museos.

En La Historieta Conquista los Museos participaron Marcela Cardillo, en representación del Museo Nacional de Bellas Artes, el francés Fabrice Douar –responsable de las publicaciones del Museo del Louvre–, el norteamericano Paul Karasik, coautor de la adaptación a novela gráfica de Ciudad de cristal. También discurrieron Miguel Rep y Judith Gociol, co-coordinadora del Archivo Nacional de Historieta y Humor Gráfico de la Biblioteca Nacional. En esta mesa, Cardillo deslizó que desde el MNBA estudian incorporar a su colección distintas piezas de arte gráfico. De confirmarse la noticia, esto iría en el mismo sentido de distintas muestras que ocuparon las salas de exposiciones temporarias del museo en el último tiempo, como la dedicada a Oski (“cuidada” por Rep) o a Bellas Artes, del propio historietista de Página/12.

En la charla siguiente, Karasik volvió a sentarse ante el público, pero esta vez para hablar de su participación en la adaptación de Ciudad de cristal, de Paul Auster. Es que la charla era sobre Historieta y Literatura. Con él compartieron debate el divulgador inglés Paul Gravett, el escritor y guionista Luciano Saracino y el crítico y también guionista Federico Reggiani. La serie de charlas culminó con una dedicada a la historia y la memoria, de la que participaron Fuchi Bayúgar, responsable de la notable adaptación a historieta de las memorias de un veterano de Malvinas, el paraguayo Roberto Goiriz y nuevamente Jesús Cossio, tanto por su obra en torno de los crímenes del Estado peruano como por los talleres que brinda para estimular a los jóvenes de su país a contar su historia. En esta charla se prendió también Horacio Altuna, figura indiscutida de la disciplina.

A esta buena selección de invitados nacionales e internacionales para las charlas, hay que sumar un buen número de pequeñas actividades, como las Peleas de Dibujantes, que “enfrentaban” a colegas (y amigos) en un duelo de tablero. Una contienda que podía enfrentarlos “a algo peor que la muerte”: la hoja en blanco. Ahí tenían que dibujar consignas que proponía el “réferi” y animador Gustavo Sala, enfundado en un inusual saco negro. Por sus relatos hilarantes pasaron Gastón Souto, Esteban Podetti, Ernán Cirianni, El Bruno y la dupla que cerró la serie de combates: Alejandra Lunik y Diego Parés. En este último y notable encuentro, la contienda fue seguida atentamente por mucha gente, pero sobre todo por niños, que rieron y abuchearon cada intento de los dibujantes por seguir las consignas que proponían Altuna, el propio Sala e incluso una chiquilina del público que les pidió que dibujaran “un zombie comiéndose a los Tres Chiflados”. Una idea deliciosamente delirante que arrancó aplausos del público y que Sala aprobó, pero pidiéndole a los Lunik y Parés que se vendaran los ojos “como Stevie Wonders del plumín”.

Además, los visitantes también podían exponerse a la pluma de María Luque y la colombiana PowerPaola, que improvisaron en el momento retratos para quien quisiera sentarse ante ellas en el Espacio de Originales. Max Aguirre anticipó su nuevo proyecto en Música y Dibujo (que cruzará a partir del 17 de abril las dos disciplinas en el Espacio Moebius) y, claro, había muchas muestras para elegir.

La más impresionante sigue siendo Huellas de la invasión, dedicada a El Eternauta, que está expuesta desde la temporada pasada y que sigue cautivando a los visitantes. Incluso Gravett se deshizo en elogios y la celebró en diálogo con este diario. Pero también se podía disfrutar la exposición de homenaje a Mario Levrero, curada por Federico Reggiani y basada en las páginas de historieta que el escritor había publicado –con seudónimo– en la revista Humo(r) junto a figuras como Sanyú. Otra muestra muy linda giraba en torno de canciones populares ilustradas. Allí Rep reinterpretaba “Memoria”, de León Gieco, Giménez volvía sobre “El anillo del Capitán Beto”, Salvador Sanz sobre “El oso”, Sala sobre “Jijiji” y Dr. Alderete sobre “Viva Satana”, de Babasónicos, entre muchas otras.

La jornada, en cierta manera, sirvió como preludio de la tercera edición de Comicópolis, que tendrá lugar en septiembre, también en Tecnópolis. Aquí, nuevamente, vale la metáfora de la entrada en calor: ya pasaron los primeros movimientos del sector. Ahora toca salir a las viñetas y los festivales y hacer un gol de media página.

Compartir: 

Twitter
 

El público disfrutó de diversas actividades. Aquí, un nuevo modo de admirar “El anillo del Capitán Beto”.
Imagen: Carolina Camps
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.