espectaculos

Viernes, 9 de octubre de 2015

CULTURA › SE PRESENTó LA PROGRAMACIóN 2016 DEL TEATRO COLóN

Levantar la puntería

La temporada que arrancará en febrero traerá varias propuestas dignas de atención. Volverán Barenboim y Argerich, vendrá el tenor Jonas Kaufmann y se verá la osada puesta de Dido y Eneas.

 Por Diego Fischerman

Con algunos detalles de gran nivel, y la presencia de no pocas estrellas en el mundo de los intérpretes de música de tradición académica, el Teatro Colón presentó la temporada 2016. En lo anticipado prima el equilibrio entre los clásicos y un repertorio más osado, incluyendo algunos estrenos de piezas fundamentales del último medio siglo. Destaca, en ese sentido, el enfoque de la programación del Ballet Estable, que había sido descuidada a lo largo de los últimos años y que con la dirección de Maximiliano Guerra ofrece algunos puntos sumamente atractivos. Volverán Barenboim y Argerich, y estará, junto a la West-Eastern Divan Orchestra, uno de los grandes cantantes del momento, el tenor Jonas Kaufmann. En el que seguramente será uno de los hechos teatrales del año próximo, se verá la deslumbrante –y osada– puesta de la ópera Dido y Eneas, de Henry Purcell, realizada por la coreógrafa Sasha Waltz.

Las actividades comenzarán ya en febrero, con una Temporada de Verano que tendrá como una de sus protagonistas a la refundada Opera de Cámara, concebida sobre todo como grupo itinerante y dirigida por Marcelo Lombardero, que en la Plaza Vaticano hará Mahagonny-Songspiel, de Kurt Weill y Bertolt Brecht. En el mismo lugar el Colón Contemporáneo representará La historia de un soldado, de Igor Stravinsky. También se presentarán en ese marco Prima Donna, un espectáculo dedicado a Maria Callas y con música de Rufus Wainright, y la Orquesta Estable del Teatro Colón. Por otra parte, en 2016 habrá una figura central: la de Alberto Ginastera, de cuyo nacimiento se cumplen 100 años el 11 de abril y cuya Beatrix Cenci abrirá la temporada de ópera el 15 de marzo, con dirección de escena de Alejandro Tantanian. La Filarmónica de Buenos Aires interpretará, por su parte, varias de las obras para orquesta, incluyendo el nada frecuentado Concierto para violín.

Entre los solistas notables estarán la soprano Renée Fleming, el violinista Joshua Bell y el cellista Anssi Karttunen, que estrenará, con la Filarmónica, el segundo concierto de Pascal Dusapin y será parte de un espectáculo coreográfico basado en su música que se presentará en el CETC. Allí también estarán el genial pianista Nicolas Hodges y la bailarina Ludmila Pagliero, etoile del Ballet de la Opéra de París que además protagonizará La Bayadera junto a Hernán Cornejo (primer bailarín del American Ballet Theater) y el Ballet Estable del Colón. También formarán parte de la temporada el Cuarteto Arditti, que actuará para el ciclo Colón Contemporáneo. Y el Ballet Estable presentará por primera vez obras de William Forsythe y de Constanza Macras. La temporada de ópera presentará, además de Beatrix Cenci y Dido y Eneas, el Don Giovanni de Mozart con puesta de Emilio Sagi, Fidelio de Beethoven, Los soldados, de Bernd Alois Zimmermann, Tosca, de Puccini, con el retorno del tenor Marcelo Alvarez y la reposición de la última puesta de ese título realizada por Roberto Oswald, Macbeth de Verdi con puesta de Lombardero, un programa con dos óperas breves de Luigi Dallapiccola, El prisionero y Vuelo de noche, con dirección de escena de Michal Znaniecki. El cierre será con Porgy & Bess, de George Gershwin, en una producción de la Opera de Ciudad del Cabo.

Uno de los abonos con nombres rutilantes tendrá como invitados, también, al director Zubin Mehta, que estará al frente de la Filarmónica de Israel, y al discutido –y discutible– pianista Lang Lang. Y el teatro musical contará con varios estrenos de encargos especiales: El malentendido, de Fabián Panisello, con un texto basado en Camus –una comisión del CETC–, y el Primer Festival de Nueva Opera de Buenos Aires, que llevará adelante el CETC con las presentaciones de Preparativos de bodas, de Oscar Strasnoy, El fiord, de Diego Tedesco, basado en el famoso texto de Osvaldo Lamborghini, y Avenida de los Incas 3518, de Fernando Fiszbein. La Opera de Cámara también tendrá un estreno absoluto, Darwin en la Patagonia, el encargo realizado a Marcos Franciosi y Diego Golombek. En el CETC actuará también John Zorn, y el Colón Contemporáneo, además del Arditti, contará con la presencia del Ensemble Modern.

Compartir: 

Twitter
 

La deslumbrante Dido y Eneas, de Henry Purcell, realizada por la coreógrafa Sasha Waltz.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.