espectaculos

Sábado, 20 de febrero de 2016

CULTURA › LA JORNADA “LA CULTURA NO SE ACHICA”, EN EL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES

Contra el desmantelamiento de museos

La Asociación de Trabajadores de Museos convocó para hoy a las 17 a un encuentro en el que buscan concientizar sobre lo que significa el vaciamiento cultural ejecutado por el macrismo, y sus consecuencias en instituciones de todo el país.

 Por María Daniela Yaccar

El vaciamiento que se detecta en los programas culturales heredados de la gestión anterior se ve también en los museos. Era esperable: de los casi 500 trabajadores del Ministerio de Cultura despedidos el 29 de enero, aproximadamente 150 se desempeñaban en museos nacionales, según informaron desde la Asociación de Trabajadores de Museos (esta cifra incluye al equipo del programa Ronda Cultural, compuesto por 26 personas). “Por otra parte, hay una situación de desgobierno del ministerio: no se baja ningún tipo de directiva ni de planificación para los primeros meses del año”, cuenta a Página/12 Verónica Jeria, licenciada en Museología, trabajadora del Museo Etnográfico FFyL-UBA e integrante de la ATM. La asociación organizó la jornada “La cultura no se achica”, que se desarrollará hoy frente al Museo Nacional de Bellas Artes (Av. del Libertador 1473) y visibilizará la situación que afrontan, en general, los trabajadores estatales de Cultura.

La jornada comenzará a las 17 e incluirá teatro, música en vivo, exhibiciones y actividades participativas. A través de Facebook, el equipo de Ronda Cultural adelantó que estará haciendo “paseos caminados” por museos. Las consignas que figuran en el flyer que circula por las redes son: “Reincorporación de todos los despedidos del Ministerio de Cultura”, “Basta de precarización laboral”, “Pase a planta permanente de todos los trabajadores” y “No al ajuste”. “Queremos ponerles cara a los despedidos y reflejar sus historias de vida, además de visibilizar el trabajo que hacían en sus instituciones. Que cuenten qué hacían y cómo”, sintetiza Jeria.

Tras los despidos de enero, trabajadores de distintos museos se reunieron en dos asambleas. El 15 de febrero entregaron un petitorio en el Ministerio de Cultura, dirigido al ministro Pablo Avelluto y al secretario de Patrimonio Nacional, Américo Castilla. El documento fue firmado por 200 trabajadores de 80 museos, archivos y bibliotecas del país. Además, adhirieron docentes, investigadores, referentes de Derechos Humanos y profesionales del extranjero. En el documento, la ATM no sólo repudió los despidos sino que también destacó la precarización del sector.

“Un gran porcentaje de los empleados de los museos no tiene puestos estables. Son centenares los que trabajan con contratos de locación de servicios o con cargos de planta transitoria, muchos desde hace años, y sin un reconocimiento formal a su formación, experiencia y labor. Esta situación se repite tanto en el ámbito de museos nacionales, provinciales, municipales, universitarios, etc.”, se lee en el petitorio. A esto, Jeria añade: “Las plantas permanentes de los museos fueron desmanteladas en la década del noventa, cuando hubo un achique muy importante de los equipos de trabajo. El crecimiento que hubo en los últimos años se dio por medio de plantas transitorias y contratos de locación. Esto genera miedo en la gente a perder el trabajo”.

Y sostiene: “La gente que trabaja en museos está a cargo de la preservación del patrimonio cultural, y de la comunicación, la divulgación y difusión de este patrimonio. Son funciones que se ven afectadas por esta situación”. La ATM encaró otra tarea: un relevamiento de los despidos en todo el país. La cifra ronda los 150. Y hay temor por la información que circula de que, en el área de Cultura, habrá 900 más en organismos descentralizados. Por lo que se puede ver en el documento, la situación afecta a más de veinte museos. Si se hacen comparaciones, las reducciones de personal más notorias se ven en el Museo Mitre, el Evita, el del Traje y la Manzana de las Luces.

En todo el panorama, hay casos paradigmáticos. En el Museo Malvinas y en el Ricardo Rojas, el macrismo despidió a las únicas museólogas que se desempeñaban en esos espacios (ver recuadro). El Museo Histórico Nacional se encuentra sin director, luego de la renuncia de Liliana Piñeiro. El nuevo del Malvinas sería Federico Lorenz, pero todavía no está designado oficialmente (y los trabajadores supieron que sería él a través de la prensa). “En la Estancia Jesuítica Jesús María, de Alta Gracia, Córdoba, declarada Patrimonio de la Humanidad, echaron a un arquitecto y a cinco personas encargadas del mantenimiento del edificio, que es histórico”, remarca la museóloga. En Córdoba ocurrió un hecho “inédito”: por primera vez hubo una bandera con la palabra “museos” en una marcha. Fue en la del jueves 4 de febrero, en la movilización contra los despidos de estatales.

Según lo conversado en los encuentros, los trabajadores de museos llegaron a la conclusión de que en un buen número de instituciones se están desarrollando asambleas, y que el tema de los despidos se cuela en visitas, actividades y en volantes que reparten a los que se acercan.

En las puertas de algunos museos –como es el caso del Museo Histórico Nacional– el personal colocó una bandera que denuncia los despidos. “Además de violentos, fueron arbitrarios”, apunta Jeria. “Lo único que se puede ver como criterio es que son contratos de 2011 a esta parte. Pero han despedido gente de distintas profesiones y pertenencias políticas, incluso gente con familiares discapacitados a cargo”, revela. También se ven muestras de solidaridad entre los trabajadores: un hombre que tiene una hija discapacitada cuenta que sus compañeros hicieron una vaquita para que él pudiera pagar el alquiler. “Estoy muy agradecido a ellos por el apoyo moral, es muy emocionante”, cuenta.

En el MHN despidieron a 12 de 70 trabajadores. Las áreas afectadas son educación, documentación, biblioteca, prensa, interactividad y mantenimiento. “Me sorprende con qué criterio fueron armadas las listas”, protesta otro trabajador, que prefiere no revelar su identidad. “Verdaderamente no somos ñoquis. Siempre cumplimos horarios y con nuestras actividades. Ahora mis compañeros van a tener que hacer mi trabajo. El museo está abierto y funciona. Por más que recibimos los telegramas, seguimos yendo”, explica. Y hay más: como todos los monotributistas del Ministerio de Cultura, él todavía no cobró su sueldo de enero. La ATM adherirá al paro nacional de ATE del miércoles 24. Respecto de las negociaciones, por el momento, parece que no hay novedades importantes: recientemente se dio marcha atrás con las 80 reincorporaciones del Ministerio de Cultura que se habían logrado, entre las que se contaban las de algunos trabajadores de Ronda Cultural.

Compartir: 

Twitter
 

“Queremos ponerles cara a los despedidos y reflejar sus historias de vida, visibilizar su trabajo.”
Imagen: Jorge Larrosa
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.