espectaculos

Viernes, 22 de agosto de 2014

HISTORIETA  › ZERO POINT, DE AGUSTIN GRAHAM NAKAMURA

Eterno encanto de la acción

Las primeras páginas ya venían haciendo ruido desde 2010, y ahora al fin llega la versión completa de uno de los títulos destacados de este año. Con una notable factura gráfica, Zero Point se zambulle con entusiasmo en una historia llena de tiros, pero con sustancia.

 Por Andrés Valenzuela

Zero Point es una historieta que tranquilamente se podría leer sin texto. No porque carezca de trama (la tiene, e incluye un par de vueltas de tuerca), sino porque está tan bien narrada desde lo gráfico que se entiende de la primera a la última página casi sin ningún obstáculo. Esta suerte de ópera prima de Agustín Graham Nakamura (apenas tenía publicadas dos historietas cortas y un cortometraje animado) lleva cierto tiempo siendo un secreto a voces en el mundillo comiquero. Mucha gente había visto sus primeras páginas alrededor de 2010 y otras sueltas circulaban desde entonces. Tras algunas idas y vueltas con distintas editoriales, agentes y búsquedas tanto en el mercado argentino como en el europeo, esta novela gráfica de acción aparece de la mano de Agua Negra Ediciones, que retoma su andadura editorial tras un silencioso 2013. Además, Zero Point será publicada en los próximos meses en Brasil.

El trabajo llama la atención por varios motivos. El primero, ya fue mencionado: su narrativa gráfica impecable. Eso sí: tiene textos y diálogos, para los que el autor recurrió a la asesoría del guionista Diego Agrimbau. Pero esos textos sólo están en función de asegurar la lectura. La capacidad de Graham Nakamura para contar en imágenes y montar secuencias es notable, y muy probablemente fruto de su paso por el cine animado y la publicidad audiovisual. A nadie sorprendería si un director decidiera usar el libro como storyboard para una película. Eso sí, debería ser una de acción.

Allí hay otra cosa poco frecuente en la historieta argentina actual. No abundan en el presente escenario argentino historietas que se asuman plenamente como una de acción. Hay algo de aventura, sí, también historias fantásticas. Casi todas, además, ofician de alegorías (que, al cabo, es una de las mejores posibilidades que ofrece el género fantástico). Pero casi ninguna que se proponga ser sencillamente “una de tiros”, exceptuando algún experimento pequeño en algún fanzine o algunas series en la revista Términus.

Porque eso es Zero Point: una de tiros. Es una historia que no pretende ser más de lo que es: una de mafiosos y tiros. Bien contada, por supuesto, pero sin intelectualizaciones y sin pretensiones extemporáneas. Sus 200 páginas vuelan a pura acción. Aquí hay, como el propio autor advierte en distintas entrevistas, un horizonte del cine de Charles Bronson y Takeshi Kitano y menos del lirismo hiperreferencial de Quentin Tarantino. La moraleja –si se quiere llamarla así– que se permite Graham Nakamura deriva de la historia y no al revés. No hay un relato encorsetado por las exigencias del decir autoral. Hay un asesino a sueldo, unas familias mafiosas de una ciudad innominada y un berenjenal de disparos, explosiones y autos volando por los aires.

Además, Zero Point abreva en el manga. Pero no como pose ni como mero ejercicio estilístico. El autor tiene formación de manga y animación en Japón, y eso se nota en la narrativa y en la forma de componer rostros y cuerpos. Vale advertirlo para quienes creen que el manga no pasa de Naruto, que la variedad estilística en Oriente es amplísima y que Graham Nakamura se nutre de la corriente más realista. De hecho, la historia evidencia un grado de documentación formidable, que aumenta el goce de su lectura: el dibujante domina el dibujo de la figura humana como pocos de sus colegas.

Zero Point es una de las historietas más atractivas en lo que va del año. Se distingue claramente en el lote de novedades por su calidad gráfica y ofrece una lectura diáfana, para un público no siempre bien cubierto por la producción actual. Es una buena incorporación a las bibliotecas de los fans de las películas de acción, y también para la de quienes quieren estudiar una historieta bien hecha.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.