espectaculos

Viernes, 2 de enero de 2009

Una leyenda del reggae

Otra leyenda del mundo reggae partió a encontrarse con Jah: Vincent Ford, coautor de varias canciones de Bob Marley & The Wailers, murió a los 68 años en Jamaica. El vocero de la Fundación Bob Marley, Paul Kerry, señaló que Ford murió el pasado domingo por complicaciones de su diabetes e hipertensión, que lo habían condenado a desplazarse en una silla de ruedas tras la amputación de sus piernas, dos años atrás. El músico, conocido como “Tartar”, figura como coautor de varios títulos del prócer jamaiquino, como “Crazy baldhead”, “Positive vibration”, “Roots, rock, reggae” y “Satisfy my soul”. Pero su tema ciertamente más famoso es nada menos que “No woman no cry”, que le debe haber resuelto más de un problema económico, gracias a los derechos de autor: de hecho, más de una vez se especuló conque Marley (foto) incluyó su nombre en los créditos aunque Ford no había trabajado específicamente en esa canción. Es que Vincent “Tartar” Ford era un viejo amigo de Bob Marley en el ghetto de Trenchtown: ambos se conocían desde 1958, cuando Ford tenía 17 años y Bob 13. Ford era cocinero de una escuela y, más tarde, creó su propia cocina para vender comida en su propio “government yard” de la First Street de Trenchtown. Bob Marley no sólo comió gratis en infinidad de ocasiones en esa cocina, sino que además, cuando quiso aprender a tocar la guitarra, fue el propio Ford quien lo inició. Los dos amigos trabajarían juntos sobre todo en los albumes Natty Dread (1974, donde apareció “No woman no cry”) y Rastaman Vibration (1976); el músico no solo trabajó con Bob sino también con su hijo Ziggy Marley, para quien escribió la canción “Jah bless”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.