espectaculos

Lunes, 20 de marzo de 2006

ACTIVIDADES ARTISTICAS EN CONMEMORACION DEL 30º ANIVERSARIO DEL GOLPE MILITAR

Una semana para la memoria cultural argentina

A partir de hoy se actualizará el debate público a través de exposiciones, ciclos de cine, programas de radio, conciertos y mesas redondas. La ciudad de Buenos Aires será testigo de un enfoque multidisciplinario de temas relacionados con la dictadura, los derechos humanos y los desaparecidos.

 Por Oscar Ranzani

A pocos días de conmemorarse el trigésimo aniversario del golpe de Estado, y mientras los organismos de derechos humanos programaron actos de repudio y jornadas por la memoria, los vecinos y visitantes de la ciudad tendrán la oportunidad de participar colectivamente a través de las diversas actividades culturales pensadas al respecto. Si la cultura fue uno de los sectores más golpeados por la dictadura militar que usurpó el poder entre 1976 y 1983, es precisamente durante la democracia cuando tiene la suficiente fortaleza y vitalidad como para convocar a la comunidad en el marco de los treinta años de la fecha más nefasta de la historia argentina. A través de diversas exposiciones (pinturas, grabados, instalaciones, etc.), ciclos de cine, programas de radio, conciertos y mesas redondas, toda la ciudadanía podrá gritar nuevamente: ¡Nunca más!

El jueves a las 19 se inaugurará la muestra Memoria. 1976-2006, a 30 años del golpe de Estado. Una exposición, cinco propuestas en el Palais de Glace (Posadas 1725). Se trata de una muestra multidisciplinaria organizada por la Secretaría de Cultura de la Nación cuyo primer eje es 30 años de humor político, que contiene las más destacadas caricaturas políticas de Andrés Cascioli publicadas en la revista Humor, un verdadero icono del periodismo contra el régimen militar. “Nosotros nos atrevimos porque quizás había bastante de inconciencia, nos gustaba nuestro trabajo y seguimos adelante como podíamos pese a los juicios y todo eso”, confiesa Cascioli a Página/12. “Pero los otros que se jugaron –agrega– fueron los lectores. Si no estaban los lectores, esa revista no podría haber existido porque no había sponsors.” Esta sección se completa con cuatro ilustraciones ampliadas, una de ellas el Nº 97 de Humor, que fue secuestrado. “En el dibujo, Nicolaides manejaba una patineta, la lleva a la Justicia y se cae. El dibujo no me parece de lo mejor, pero fue un símbolo por el secuestro”, recuerda Cascioli. Además se presentarán caricaturas de Satiricón y SuperHumor, entre otras.

Otra sección de esta megamuestra es La memoria. Testimonio Colectivo/Creación Permanente. “El punto de partida es la canción La memoria, de León Gieco, que, por un lado, advierte qué les pasa a los pueblos y a los países que no tienen memoria y, por el otro, hace un repaso por algunos temas que él piensa y canta que no deberíamos olvidar”, cuenta Elio Kapszuk, curador de la muestra. “Entonces –agrega–, se convocó a 26 artistas (León Ferrari, Miguel Rep y Clorindo Testa, entre otros), quienes partiendo de las distintas estrofas y estribillos de la canción y tomándolas como disparadores crearon sus obras.” El objetivo es que a través de la participación de la gente “pueda seguir completando la canción y constituir un texto colectivo”. La exposición del Palais de Glace se completa con otras tres secciones: la muestra fotográfica En negro y blanco. Fotografías del Cordobazo al Juicio a las Juntas, compilada por Alejandro Reynoso y Pablo Cerolini; Fotos tuyas, de Inés Ulanovsky; e Intervención fotográfica del Pasaje Molina Campos. Fachada lateral del Palacio Nacional de las Artes, a cargo de Víctor Bugge.

El Centro Cultural Recoleta tiene destinada casi la totalidad de su espacio a la megamuestra 30 Años. Estéticas de la memoria. Una de las exposiciones, Derechos humanos. Ayer y hoy, incluye a artistas como Ricardo Longhini, Horacio Zabala, León Ferrari, Adolfo Nigro y Luis Felipe Noé, entre otros. Noé está exponiendo el cuadro Esto no tiene nombre que pintó justamente en 1976 “cuando acababa de llegar a Francia –comenta–. Ya se estaba hablando allá de que tiraban gente de los aviones. Y entonces hice un cuadro inspirado en ese tema”. Noé reconoce que su dibujo “es muy violento y de color. Muchas veces la gente asocia lo trágico a lo oscuro, pero éste es de mucho color porque todo es muy violento”. Además, Noé participa junto a Juan Carlos Romero, Carlos Alonso y Guillermo Kuitca, entre otros artistas, en Memoria en construcción, una exposición que a través de las imágenes actualiza el debate sobre la ESMA. Otra de las opciones que ofrece por estos días el Recoleta es la muestra 30 años/30 artistas, curada por Juan Carlos Romero y Ana Longoni, mientras que León Ferrari presenta Nosotros no sabíamos, una instalación que contiene cien artículos periodísticos aparecidos durante la dictadura. “Antes de irme a Brasil me las envié por correo para no llevarlas porque era peligroso y también envié a amigos una colección de notas con opiniones de la Iglesia, pero ésas se perdieron. Así como había mucha gente que decía ‘por algo será’ cuando estaban pasando esas cosas, después de que terminó la dictadura esa misma gente decía ‘nosotros no sabíamos’. Esas noticias estaban informando lo que pasaba: la gente muerta que tiraban de los aviones aparecía en las playas. Todo eso salía en los diarios. Después la dictadura prohibió la información”, relata Ferrari.

Omar Estela, Javier Bernasconi, Marcela Oliva, Marcelo Montanari, Luciano Parodi y Margarita Rocha son los creadores de la obra Falcon, en la que se proponen reflexionar –a partir de su desmantelamiento– sobre el símbolo de cuatro ruedas que la dictadura utilizó para los secuestros. Cristina Piffer presenta Serie: textos. “En este caso –comenta Piffer– trabajé con resistencias eléctricas. Son alambres que levantan temperatura y dejan marcas sobre la superficie de la mesa.” Teniendo en cuenta que la electricidad se ha utilizado como elemento de tortura, la artista empleó las resistencias “en un elemento cotidiano como una mesa para intervenirla y para clausurarla”. La programación completa de 30 años. Estéticas de la memoria puede consultarse en www.centrocultu ralrecoleta.org

La Fundación Memoria Abierta –que congrega a distintos organismos de derechos humanos como Madres de Plaza de Mayo - Línea Fundadora, Centro de Estudios Legales y Sociales y Servicio de Paz y Justicia, entre otros– está presentando Imágenes para la memoria en el hall central del Teatro San Martín (Corrientes 1530). La muestra incluye una diversidad de imágenes, fotografías, documentos, cartas y testimonios que permiten interpelar el pasado desde el presente. En un sector se ubica un mapa del territorio argentino donde están señalados 622 lugares que fueron utilizados como centros clandestinos de detención. En el mismo sector se pueden leer cartas originales de la época. “Son cartas entre distintos actores –comenta Patricia Valdez, directora de Memoria Abierta–, de familiares a autoridades, de las autoridades en respuesta a los familiares, de autoridades de la Iglesia, de padres a hijos, algunos en el exilio, de personas que estaban detenidas clandestinamente. Además hay algunos borradores de las primeras solicitadas de las Madres.” Imágenes para la memoria reúne además cuatro audiovisuales: reflexiones desde el presente sobre lo ocurrido, la masacre de Trelew, la guerra de Malvinas y uno dedicado al proceso de búsqueda de verdad y justicia. Hay un proyecto para que la visiten numerosas escuelas y a partir del 15 de abril la muestra podrá verse en la Dirección General de Museos de Buenos Aires.

En la sala Abraham Vigo del Centro Cultural de la Cooperación se está exponiendo Silueteadas 83-84. Una gesta popular, con fotografías de Guillermo Kexel y documentos periodísticos de Julio Flores. “Nosotros dos junto a Rodolfo Aguerreberry (que falleció) fuimos los autores de la idea de las siluetas de los desaparecidos”, comenta Kexel. “En ese momento –recuerda el artista plástico– teníamos un taller juntos. En el año ’82 empezó la idea. Finalmente se la llevamos a las Madres cuando estaban organizando las Tercera Marcha de la Resistencia.” Los tres artistas les plantearon “la idea de hacer siluetas en tamaño natural de los desaparecidos –dice Kexel–. Esa marcha se iba a realizar del 21 al 22 de septiembre de 1983, todavía con la dictadura en el poder. El proyecto consistía en realizar siluetas a tamaño natural de hombres, mujeres y niños, de manera que se pudieran pegar en las paredes y representar así a los desaparecidos que no estaban en la marcha”.

La Biblioteca Nacional decidió homenajear la trayectoria del Centro Editor de América Latina (CEAL) –cuyos libros fueron quemados por la dictadura en un baldío de Sarandí– y a su fundador, José Boris Spivacow. El jueves a las 17 se inaugurará una nueva plaza (Av. Las Heras y Austria) que llevará por nombre el del fundador del CEAL y gerente de Eudeba. Estarán Aníbal Ford, Graciela Montes, Jorge Lafforgue, compañeros, familiares y amigos del hombre que en una frase logró sintetizar la profundidad de sus ideas: “Más libros para más”. Se instalará una carpa dentro de la cual se podrán ver fotos, libros y documentación de Spivacow y de Eudeba. A las 19 se inaugurará la muestra Capítulo 1976-2006: a través de fragmentos de novelas de autores argentinos (Aníbal Ford, David Viñas, Juan Sasturain, Tununa Mercado, Noé Jitrik y Ricardo Piglia, entre otros) se podrá establecer un recorrido por los siete años de la dictadura. Además, la Biblioteca Nacional organiza unas jornadas de reflexión que continúan mañana a las 19 con la mesa redonda A treinta años del golpe, en la que debatirán Nicolás Casullo, León Rozitch-ner y Luis Gusman.

El 24 de marzo a las 22 se realizará un concierto en el Teatro Colón. El lema es “Por la vida y los derechos humanos: verdad, justicia y memoria”. La Orquesta Estable y el Coro Estable del Teatro Colón, con dirección de Stefan Lano, interpretarán la Sinfonía Nº 2 Resurrección, de Gustav Mahler. La soprano Mónica Philibert y la mezzosoprano Cecilia Díaz serán solistas de esta obra sinfónico-coral. El viernes a las 21, León Gieco participará en la Plaza de Mayo del acto A 30 años del golpe genocida, convocado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo.

Compartir: 

Twitter
 

La obra Falcon se puede ver en el Centro Cultural Recoleta.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.