espectaculos

Martes, 27 de agosto de 2013

OPINIóN

Una respuesta

 Por Darío Lopérfido *

Días atrás, un grupo de gente vinculada con la danza escribió una nota con observaciones acerca de la presentación de espectáculos de danza en el FIBA, y me gustaría responder esas inquietudes. 1) En primer lugar se preguntan acerca del proceso de selección. En la estructura actual de Festivales, los directores somos directores artísticos (en la carta cometen un error: mi cargo no es “director”, es “director artístico”). No somos funcionarios y tenemos un contrato artístico. Es diferente a ser director general o director a secas (como sucedía en otros tiempos). El trabajo de director artístico es hacer la programación. También creo interesante aclarar que el FIBA es, como muchos festivales del mundo, uno donde la disciplina predominante es el teatro y que tiene invitaciones a participar de danza y de otras disciplinas. Así nació (lo puedo confirmar porque fui el fundador y el que propuso que haya danza y otras disciplinas cuando se iba a llamar “Festival de Teatro de Buenos Aires”). También creo necesario recordar que al inicio de esta gestión de Cultura y de Festivales, el festival de danza hacía dos años que se había discontinuado y ahora se realiza regularmente. Y es sólo de danza. Y que también se realiza regularmente Ciudanza (que al comienzo de esta gestión hacía 10 años que estaba discontinuado), y que existe Prodanza. Y que, además, el FIBA da lugar a la danza cuando es un festival con preeminencia del teatro y así ha sido siempre. 2) Yendo al análisis de los números, me gustaría explicar que la programación nacional tuvo un llamado a concurso en el cual se presentaron 370 espectáculos de los cuales 27 han sido de danza (aproximadamente el 7 por ciento). Debo admitir que me llamó la atención la poca cantidad de espectáculos presentados de danza, cuando la presentación general fue record absoluto en el FIBA. De esos 370 yo elegí 16 de los cuales 2 son de teatro musical, 2 de danza (el 12,5 por ciento) y 12 de teatro. O sea que, porcentualmente, se ha programado una cantidad mayor que la presentada. El resto de los espectáculos son invitaciones a participar de espectáculos que han participado de programaciones de instituciones de la ciudad (cosa lógica, dado que el festival es también de la ciudad). Ahí se suma el Ballet Contemporáneo del San Martín, que pertenece a la ciudad y es la compañía permanente, y habrá otras actividades ligadas a la danza, ya que lo que se presente es sólo una parte de la programación (no se enteraron porque no consultaron). Lo que les quiero explicar es que realmente ha sido baja o poco relevante la cantidad de espectáculos presentados de danza (27 sobre 370: cerca del 7 por ciento) y que cuando uno tiene que armar una muestra, es lógico que respete las proporciones, porque lo que tiene que reflejar esa muestra es el panorama de los que se presentaron y, en ese sentido, la diferencia en cantidad con teatro es abrumadora, por eso subimos un poco la cantidad de programados de danza. Si hubiese respetado las proporciones de presentación a la danza, le habría correspondido algo así como 1,12 espectáculo (más cerca de 1 que de los 2 programados sobre 16 elegidos del concurso). Es paradójica la situación: la gente de danza se presentó muy minoritariamente al llamado y ahora reclama lugares por los cuales no se presentó.

Espero haber respondido las inquietudes.

* Director artístico del FIBA.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.