espectaculos

Miércoles, 9 de octubre de 2013

FIBA. SHéDA, OBRA DEL CONGOLEñO DIEUDONNé NIANGOUNA

Vida y muerte en una odisea coral

 Por Cecilia Hopkins

El congoleño Dieudonné Niangouna es una de las nuevas figuras que los festivales de teatro de Europa se disputan por tenerlo en su programación. Nacido hace 37 años en Brazzaville, capital del país africano que fuera colonia francesa, el autor, actor y director adquirió fama internacional cuando se presentó en 2007 en el Festival de Avignon con un espectáculo de corte político interpretado por él mismo al aire libre, junto a una hoguera encendida. “La voz de Dieudonné Niangouna brota con fuerza y rabia en la oscuridad –dijo la crítica–, en medio del lecho de brasas ardientes donde se ha colocado el artista, convertido así en superviviente anónimo de un mundo en descomposición.” Los gestos de aprobación fueron unánimes: Niangouna podía rivalizar con las macro producciones de Avignon por el carácter urgente y necesario de sus palabras y porque su minimalismo se veía elevado a la categoría de manifiesto estético.

Pero más allá de la opinión de los programadores de festivales, tantas veces teñidas de snobismo o de pasión por exóticas novedades, si se tiene en cuenta la mirada crítica de estudiosos de la escena, parece que Niangouna –quien desde 1997 dirige junto a su hermano Criss su propia compañía llamada Les bruits de la rue– trabaja una teatralidad descarnada, que “inventa una lengua de ritmos hipnóticos que envuelve a los espectadores en un raudal de palabras catártico y renovador”. Sus temas siempre se refieren a su propia experiencia en un país como el suyo, asolado por diversas calamidades, algunas de las cuales lo tuvieron al mismo actor como protagonista. En diciembre de 1998, cuando estalló la tercera guerra civil en el Congo, Niangouna fue detenido sin motivo y llevado de la capital a la selva. En tanto continuaban los bombardeos del ejército del presidente Sassou Nguesso, el actor estuvo preso y, tras un año y medio de reclusión su pasado de actor le salvó la vida: uno de los milicianos que lo había visto actuar en el escenario del Centro Cultural Francés de Brazzaville, al reconocerlo, logró convencer a sus superiores de que no debía ser ejecutado. Niangouna instituyó un festival de teatro contemporáneo llamado Mantsina Sur, considerado como una vitrina de la vanguardia teatral africana en torno del que gravitan otras compañías de teatro y de danza contemporánea.

En el marco del FIBA, el congoleño presentará mañana, el viernes y el sábado Shéda, su último espectáculo. Las funciones tendrán lugar en el anfiteatro del Parque Centenario, gratis, siempre que previamente se retire una entrada en alguno de los puntos de venta del Festival. Según consigna el escueto material de prensa, Shéda podría ser vista como una “odisea coral”: doce actores, entre los cuales se incluye el propio Niangouna, desarrollan con elementos teatrales y musicales “un flujo orquestado de palabras, pensamientos e imágenes que se fusionan armoniosamente para dar lugar a un elaborado fresco drama”. Lo que sí es un dato concreto es que el montaje dura 4 horas y media.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.