espectaculos

Miércoles, 7 de mayo de 2014

La primera española

La poeta española María Victoria Atencia ganó ayer la 23ª edición del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana –considerado uno de los más importantes del género–, por una obra en la que sabe “dialogar con la tradición” y por su “capacidad de convertir lo cotidiano en algo trascendente”. Atencia dijo sentir una “enorme satisfacción” por haber conseguido un reconocimiento “de esa categoría”, que “no esperaba”, y afirmó que está “muy contenta” por un premio que reconoce el conjunto de su obra, y que, “por lo general, suelen ser poetas mayores los que lo ganan”. La ganadora admitió, además, que el 2014 está siendo un “año muy completo” para ella, al haber sido también designada Autora del Año 2014 por el Centro Andaluz de las Letras. Concedido conjuntamente por Patrimonio Nacional de España y la Universidad de Salamanca, el premio de 42.100 euros (unos 58.400 dólares) reconoce “el conjunto de la obra poética de un autor vivo que, por su valor literario, constituye una aportación relevante al patrimonio cultural compartido por la comunidad iberoamericana”. El jurado estuvo formado por el poeta y ensayista portugués Nuno Júdice, ganador de la edición anterior; por el director de la Real Academia de la Lengua Española (RAE), José Manuel Blecua; el presidente de Patrimonio Nacional, José Rodríguez-Spiteri; la directora de la Biblioteca Nacional de España, Ana Santos, y el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández, entre otros. Miembro de la generación de los años ’50, y con una veintena de poemarios publicados, Atencia se convirtió en la primera poeta española que es reconocida con este galardón, que también han merecido otras tres mujeres: la cubana Fina García Marruz (2011), la peruana Blanca Varela (2007) y la portuguesa Sophía de Mello (2003). Tras hacerse público el fallo del premio en el Palacio Real de Madrid, la escritora Soledad Puértolas, miembro del jurado, destacó “la manera que tiene la escritora malagueña de cristalizar el presente y de llenarlo de luz, de hacer algo compartido de cada gesto o de pequeños pensamientos que se puedan tener”. Gran defensora de la poesía de Atencia, a su vez, señaló: “Nos ilumina el interior y nos ilumina siempre con una especie de nostalgia de lo que hemos podido ser y hacia ese amor que a veces nos sostiene y que a veces no tanto, pero que se reivindica tal cual”. A su vez, el poeta Jaime Siles, miembro también del jurado, cree que Atencia añade a la poesía “una voz muy singularizada, que es más religiosa que mística, y que nos hace ver matices absolutamente insospechados. Nos renueva la visión de la realidad y, al mismo tiempo, dota al lenguaje de una precisión extraordinaria”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.