espectaculos

Martes, 1 de diciembre de 2015

LA CANTANTE INTENTó SUICIDARSE EN UN HOTEL EN DUBLIN

Corren tiempos oscuros para Sinéad O’Connor

La cantante irlandesa Sinéad O’Connor se encuentra hospitalizada y en “buen estado” después de que la policía la localizara ayer en un hotel de Dublin tras haber escrito en su perfil de Facebook un mensaje diciendo que había tomado una sobredosis. De acuerdo con el tabloide irlandés The Daily Mail, la artista, de 48 años y madre de cuatro hijos, fue ingresada la noche del domingo en un hospital de la capital irlandesa, horas después del anuncio que hizo sobre su intento de suicidio en una larga nota colgada en la red social.

“Hay un límite respecto de lo que una mujer puede aguantar”, escribió O’Connor, a quien en agosto pasado se le practicó una histerectomía y ha estado, según ella, “llorando mucho durante semanas”. “Las dos últimas noches han acabado conmigo (...) He tomado una sobredosis. No hay otra manera de conseguir respeto. No estoy en casa, estoy en un hotel, en algún lugar de Irlanda, bajo otro nombre”, señaló la cantante en el posteo de Facebook. Al parecer, la Policía irlandesa lanzó una búsqueda y encontró a O’Connor en un hotel de Dublin, donde recibió tratamiento médico, y desde donde fue trasladada después a un hospital.

“Si no fuera por este mensaje –explicó O’Connor en su texto–, mis hijos y mi familia no lo hubiesen descubierto nunca. Podría haber estado ya muerta aquí durante semanas y nunca lo hubiesen sabido (...) Porque parece que soy una basura –prosiguió– que merece ser abandonada y tratada como una mierda justo después de que me quitaran los ovarios y el útero y mis hijos han estado muy asustados. Soy una madre y un persona horrible y podrida, que ha estado sola.”

En declaraciones a los medios de comunicación, la cantante irlandesa Mary Coughlan, amiga de O’Connor, señaló que hace una semana la artista ya había planteado una amenaza de suicidio. El año pasado, Sinéad O’Connor prometió abordar en una nueva autobiografía –que saldrá a la venta en 2016– aspectos escabrosos de su vida, entre los que se incluyen los supuestos abusos sexuales que sufrió cuando era menor. Dos años después de que le diagnosticaran un trastorno bipolar y abandonara temporalmente los escenarios, la cantante regresó en 2014 con su décimo disco, I’m not bossy, I’m the boss (“No soy mandona. Soy la jefa”). O’Connor tiene cuatro hijos y estuvo casada en cuatro ocasiones, la última en 2011, pero el matrimonio con el terapeuta irlandés Barry Herridge, a quien conoció por Internet, solo duró 16 días.

Durante sus tres décadas de carrera musical O’Connor dejó muchos titulares y un puñado de buenas canciones, entre ellas “Nothing Compares 2U”, el tema de Prince con el que alcanzó fama mundial en 1990. Más allá de colaboraciones con varios artistas de la escena británica, la cantante también es recordada por romper en 1992 en una cadena de televisión estadounidense una fotografía del entonces papa Juan Pablo II, y por ordenarse años después como sacerdote de la orden católica disidente de los tridentinos.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.