espectaculos

Sábado, 19 de diciembre de 2015

LOS ACTORES RESPONDEN A LA “LISTA NEGRA” PUBLICADA POR LA NACIóN

“Quieren seguir ampliando la famosa grieta”

 Por Paula Sabatés

La publicación en La Nación de la lista de productoras, actores y directores que trabajaron en producciones audiovisuales impulsadas por el ex Ministerio de Planificación obviamente no tardó en generar repercusiones. El jueves, un día después de que saliera la nota escrita por José Crettaz, distintas organizaciones gremiales y artísticas salieron a repudiar lo que consideraron un acto de “macartismo” malintencionado, a través de distintos comunicados que Página/12 reprodujo en la edición de ayer. Pero, en lo individual, los distintos actores que figuran en el listado también expresaron sus opiniones, que permiten entender e interpretar desde distintos aspectos las intenciones del artículo, titulado “Las productoras, actores y directores que más subsidios recibieron entre 2010 y 2015”.

“Lo primero que hay que decir es que la nota es falsa y poco rigurosa. En mi caso dice que yo participé en cuatro producciones y es mentira, porque participé en ocho o nueve. Lo que pasa es que el periodista se debe haber fijado solo en los protagonistas, algo bastante ignorante porque somos muchos los que participamos en una producción”, aclara Alberto Ajaka a este diario. “Lo curioso es que la nota se haya publicado en la sección La Nación Data y que la data sea falsa. Más bien debería haber salido en La Nación Vaga, diría yo”, sentencia.

Además de la falta de rigor, lo que subyace es la intención del artículo. “En realidad el informe lo que hace es esclarecer en qué se gastó la plata de los contribuyentes, que es algo bueno de saber siempre. El problema está en el tono de la acusación macartista. En un medio de comunicación que quiere seguir ampliando la famosa grieta que se armó en la sociedad”, opina Juan Palomino, otro de los que encabezan aquella a la que distintas organizaciones calificaron como “lista negra”, por su carácter de escrache y persecución. “Cualquier ciudadano además puede acceder a esa información porque en Actores figura lo que cada compañero hizo durante el año, con lo cual ni siquiera es una nota que denuncie algo que no esté blanqueado. Simplemente pretende crear una mirada condenatoria, porque a algunos no nos perdonan que nos hayamos manifestado públicamente a favor de políticas de inclusión del gobierno anterior”, asegura, en relación a un pasaje del artículo de Crettaz que dice que “la mayoría de estos actores se ha mostrado públicamente en actos y spots publicitarios como activos militantes del FpV”.

“Para mí el error central es ignorar que somos trabajadores. Yo no recibí ningún subsidio, tampoco lo pedí. Simplemente se me convocó para trabajar, como lo hago desde 1981”, acierta Pepe Monje. “No hay ningún compañero que esté en esa lista que no haya hecho eso, trabajar. Y tampoco ninguno que no merezca estar ahí. La lista es coherente, los que están más arriba son también los mismos que ganan premios por el simple hecho de que son muy talentosos. Arriba del escenario no hay panfletos. Al público le llegás o no le llegás, es así”, agrega.

Los tres coinciden en defender el crecimiento de la producción audiovisual de los últimos cuatro años. Ajaka señala el “desconocimiento” del periodista al ignorar que “muchos actores que quedan fuera de las ficciones de los canales de aire pudieron hacer su primera experiencia gracias a nuevas series y eso la nota no lo dice”. “Parecen ponderar la producción que no está apoyada por el Estado con el pretexto de que esa no tiene éxito de público. Desconocen el alcance que pueden tener esas ficciones y el movimiento de trabajo que genera”, agrega. Y Palomino suma: “Yo me siento orgulloso de haber participado de todas esas producciones, muchas de las cuales trataron temas que no se veían antes en la televisión abierta y que son fundamentales para la inclusión”.

Por último, evalúan las consecuencias que podría traer la publicación de sus nombres. “Primero hay que ver si el nuevo gobierno va a seguir adelante con este crecimiento, que además nos proyecta en el mundo. No creo que dejen de llamarnos para actuar a los que figuramos en la lista, porque nos van a necesitar”, arriesga Palomino. Y Ajaka coincide: “No tengo miedo, no creo que dejen de llamarnos. Sería tan ignorante como esta nota, que es tan estúpidamente intrincada que no se puede ni abordar”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.