espectaculos

Jueves, 19 de mayo de 2016

OPINIóN

Una práctica nefasta

 Por Martín Bonavetti *

En los últimos días, la comunidad de Canal 7 se vio alterada por la aparición de un mail que constataba la existencia de un informe sobre características personales de algunos trabajadores. Lo más sorprendente es que todo indica que las listas están hechas de motu proprio por gente que en su afán de posicionarse con la nuevas autoridades se siente habilitada para recurrir a esa nefasta práctica. Es decir: hacen listas porque entienden que están legitimadas y tienen algún sentido.

Sin justificar esa práctica sucia y desleal de gente con vidas vacías, insignificantes, viciosas y ociosas, cabe reparar en algunos términos utilizados en el informe para comprender cuáles son los factores que lo habilitan. Sin lugar a dudas existe un discurso oficial, expresado por el Presidente, ministros, secretarios y un variopinto de periodistas y pseudocomunicadores que da sentido y tiene correlatos en expresiones usadas en este tipo de prácticas.

Por citar algunos ejemplos. A la tristemente celebre frase “la grasa militante” vemos en el informe como refiriéndose a muchas personas se las presenta como “fulana, militante del partido de Sabbatella….”o “fulano de tal respondía a Bonavetti”,” “tal persona, sobrina política de Aníbal Fernández…” o se refiere otro trabajador como “hiper militante alineada con la gestión anterior” Abundan estas caracterizaciones.

Otra relación llamativa es la referida al “trabajo inútil”. Refiriéndose a un trabajador, dice: “No se sabe qué contacto lo banca. Inoperante en su función, debería hacerse cargo de los arreglos en el canal, mientras se cae a pedazos, los mantenimientos que hace son de villa” (sic). O también dice: “Fulana de tal no es discreta en su función, debería estar en otra Gerencia o Departamento que no maneje tanta información…”

Pero sin detenerse en ningún prurito, estos miserables, sintiéndose habilitados, continuaron refiriéndose a un subgerente a quien describen como “sobreviviente de todas las gestiones, fulana lo quiso echar y llamaron de la ‘cole’ pidiendo por él”.

En el informe se refieren a más de 60 nombres de trabajadores del canal sugiriendo traslados, jubilaciones y sobre todo buscando desprestigiar su profesionalismo. En un comunicado, la comisión interna de UTPBA da crédito a este informe expresando “su preocupación frente a la circulación de una lista en donde se precisan funciones y trayectorias dentro y fuera de la empresa simpatías políticas y cuestiones de la vida privada de decenas de trabajadores y trabajadoras del canal y en base a eso se sugieren determinados cambios. Otros eligieron caminos menos institucionales.

Tal como en la época de la Alianza, vuelven a existir este tipo de mails.

Tal vez en una época en donde el pluralismo es un certificado que se acredita frente a panelistas de televisión, denostando a la gestión anterior y acusando a periodistas de “sesgados”, los funcionarios que circulan en esos escenarios debieran comprender que su discurso lleno de palabras y frases vacías comienzan a dar sentido a situaciones como las vividas en estos días en Canal 7. También deberían comprender que una política de Estado como el fortalecimiento de las Instituciones se lleva a cabo con discursos que ponen en valor lo realizado con anterioridad a ellos, resistiendo al mal gusto de la refundación permanente.

También deberían pensar que el mérito de una buena gestión es sacarle a la gente lo mejor de sí mismo y no, como en este caso, lo peor.

* Ex director ejecutivo de la Televisión Pública.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.