espectaculos

Miércoles, 23 de enero de 2008

JOSE MUÑOZ PRESIDE EL FESTIVAL DE ANGOULEME

Cita de honor en cuadritos

El dibujante argentino José Muñoz presidirá el jurado de la 35ª edición del festival de historietas más importante del mundo, que se celebrará en Angoulême (Francia), del 24 al 27 de enero, y que este año tendrá una sección especial dedicada a la edad de oro de la historieta argentina. Se espera que unas 200 mil personas asistan al festival, en el que podrán reencontrarse con ejemplares de El Conventillo, Rico Tipo, Patoruzito o Mafalda, entre otros.

Con casi una treintena de publicaciones en Europa, el creador de Alack Sinner resultó justamente ganador de la última edición del festival y obtuvo así en 2007 el galardón más importante de su carrera: el Gran Premio de la Ciudad de Angoulême en el International Comics Festival. Esa distinción le permite ahora presidir la tradicional cita, que en esta oportunidad presentará a las 4300 publicaciones francesas del último año y donde Muñoz rendirá homenaje a la historieta argentina. “Durante julio y agosto pasados recorrí Buenos Aires en medio del frío –¡y de la nieve!– en busca de historietas clásicas, perdidas y olvidadas que aún guardan los coleccionistas y con las que me eduqué”, dijo Muñoz. “Muchas de ellas, de 1930 hasta hoy, estarán exponiéndose en Angoulême”, adelantó. Nacido en Buenos Aires en 1942, Muñoz señaló que ésta es la primera vez que le toca presidir un jurado, “así que voy a privilegiar la creatividad y fomentar el consenso para encontrar un buen equilibrio entre una buena historia y dibujos que se dejen mirar”, aseguró.

“Tuve la suerte de vivir la edad de oro de la historieta argentina. Antes de la televisión, la radio, los diarios y la historieta eran los que formaban parte de los sueños colectivos y yo empecé muy joven, por eso este año cumplo 50 de profesión”, recordó. Muñoz trabajó con Julio Porta, Hugo Pratt y Alberto Breccia, fue ayudante de Francisco Solano López y a los 18 años colaboró con Héctor Oesterheld. En 1972 se fue de viaje y en “una España aún franquista” conoció a su inseparable guionista Carlos Sampayo. “Luego de la instauración de la masacre mortal militar, se descartó la posibilidad de volver... por eso, me fui como viajero y regresé más tarde como exiliado.” El dibujante argentino reside en París, alternando con otras dos ciudades en las que trabaja: Milán y Buenos Aires, pero antes el exilio lo llevó por Holanda, Italia, Londres y París.

La primera vez que Muñoz participó en Angoulême fue en 1977, un año más tarde ganó el premio al Mejor Album Extranjero con Alack Sinner, y en 1982 la segunda historia del detective lo consagró al quedarse con el premio al Mejor Album. “Alack Sinner era un policía con corazón que trataba de desentrañar asuntos quijotescos”, definió Muñoz, quien con su blanco y negro repleto de contrastes cautivó al mundo. “Quizá porque el ámbito cinematográfico de Nueva York y la particular manera de investigar del detective hizo que ocupara un espacio importante, porque no había una realidad similar en ese momento”, analizó. Este mes Muñoz publicará, nuevamente junto a Sampayo, la primera entrega de Carlos Gardel, un homenaje a “la voz de la Argentina, en admiración de alguien que empezó en la realidad y terminó en el cielo liderando a los mitos argentinos”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.