espectaculos

Miércoles, 23 de enero de 2008

CINE › LA ACADEMIA DE HOLLYWOOD ANUNCIO LAS NOMINACIONES AL OSCAR

Llegó la hora del cine independiente

En un clima de incertidumbre, la Academia de Hollywood dio a conocer sus candidaturas a la estatuilla, en las que predomina el cine hecho al margen de los grandes estudios, como Sin lugar para los débiles, de los hermanos Coen, con Javier Bardem como un asesino serial.

No es posible aventurar el grado de glamour que envolverá la próxima ceremonia de los Oscar, en vista del durísimo conflicto que Hollywood mantiene con sus guionistas, y que sigue sin mostrar visos de resolverse para el 24 de febrero, pero un puñado de actores, directores y productores se preparan igualmente para soñar con la porción de gloria que creen haber pactado con su destino. Sin lugar para los débiles, de los hermanos Coen, y Petróleo sangriento, de otro rebelde de Hollywood, Paul Thomas Anderson, son curiosamente las dos favoritas, con ocho candidaturas cada una. Muy de cerca, con siete nominaciones respectivamente, les siguen Expiación, deseo y pecado (Atonement), drama bélico británico dirigido por Joe Wright, sobre la novela de Ian McEwan, y Michael Clayton, de Tony Gilroy, con George Clooney, la única del lote estrenada hasta ahora en Argentina.

Otra de las sorpresas de la jornada de ayer fueron las cuatro candidaturas para Juno, de Jason Reitman, una comedia independiente sobre una adolescente embarazada. Además de la nominación a mejor película, también son candidatos su director, su actriz protagónica (la canadiense Ellen Page) y su guionista (Diablo Cody).

Las nominaciones de la Academia de Hollywood anunciadas ayer en Los Angeles por su presidente, Sid Ganis, y por la actriz Kathy Bates dejaron insólitamente muy bien parado al cine realizado por afuera de los grandes estudios o por rebeldes como los hermanos Joel y Ethan Coen, dos iconos indies que pugnarán por el máximo galardón del mainstream cinematográfico. El elogiado western moderno de los Coen –que en la Argentina tiene fecha de estreno para el 6 de marzo– suma entre sus ocho candidaturas, las de mejor director y mejor guión (para los Coen) y la de mejor actor de reparto, para el español Javier Bardem.

Tanto en su país como en los Estados Unidos todos coinciden en que la estatuilla será suya. Bardem, que deberá lidiar con Casey Affleck (El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford), Philip Seymour Hoffman (Charlie Wilson’s War), Hal Holbrook (Into the Wild) y Tom Wilkinson (Michael Clayton), dedicó su candidatura “muy en especial al ingenio de los hermanos Coen, que han sabido imprimir a este personaje una dimensión que va más allá de mi interpretación”. Dos días después de ser galardonado con el Globo de Oro de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood el pasado 13 de enero, Bardem recibió la nominación al premio británico Bafta y es dado como uno de los seguros ganadores para el venidero premio del Sindicato de Actores en Estados Unidos. “Sólo he pensado en el señor (George W.) Bush”, confesó a principios de enero Bardem al ser consultado sobre cómo se había inspirado para construir su personaje de asesino serial, tras ser galardonado por la Asociación de la Crítica estadounidense.

A punto de cumplir 39 años, el hombre de rostro duro y características opuestas a las “caras bonitas” hollywoodenses se consagra en la escena internacional bañándose de buena crítica, estatuillas y decenas de reseñas que mientras halagan su arte anuncian los nombres de reconocidos directores anglosajones que lo están fichando para sus próximas obras. A finales del año pasado, Bardem figuraba simultáneamente en dos películas en la cartelera norteamericana, El amor en los tiempos del cólera y Sin lugar para los débiles, pero además tiene en agenda al menos tres largometrajes que lo mantendrán comprometido todo este año con la industria estadounidense.

Su nombre ya está confirmado para protagónicos en Tetro de Francis Ford Coppola (a rodarse en Argentina) y el musical Nine, de Rob Marshall, en el cual compartirá cartelera con su actual pareja de vida y fortuna en Hollywood, su compatriota Penélope Cruz. También estará en Killing Pablo, versión estadounidense de la vida del fallecido narcotraficante colombiano Pablo Escobar Gaviria, a quien encarnará. Por su parte, el director mexicano Alejando González Iñárritu también se fijó en él y probablemente lo designará protagonista principal de su próxima película, que rodará en Barcelona en mayo. Y como si esto fuera poco, este año se espera el arribo a las carteleras de la película rodada en España bajo las órdenes de Woody Allen con Penélope Cruz y Scarlett Johanson como compañeras de reparto. Bardem es uno de esos actores que ya ha olfateado el Oscar en más de una oportunidad: en 2001 fue nominado por su papel del cubano Reinaldo Arenas en Antes de que anochezca y en 2005 celebró la estatuilla a mejor película extranjera para Mar adentro, la cual protagonizó. Para el próximo 24 de febrero los expertos dan por cantado su Oscar en la tradicional ceremonia del Teatro Kodak.

Compartir: 

Twitter
 

Kathy Bates y Sid Ganis difundieron ayer la lista de los elegidos para la gloria.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.