espectaculos

Viernes, 23 de abril de 2010

MUSICA › LEOPOLDO FEDERICO Y LA APERTURA DEL CICLO TANGOS DEL BICENTENARIO

El tango en estado de ebullición

El legendario bandoneonista comandó a una orquesta en la que hace brillar talentos de las nuevas generaciones. El concierto del miércoles en el 25 de Mayo sirvió como puntapié inicial para una serie de actividades que tendrán registro en audio, libros y DVD.

 Por Karina Micheletto

“Esta noche no vamos a poder dormir después de tantos aplausos”, dijo Federico al terminar.
Imagen: Sandra cartasso.

“Este es el público de barrio que tal vez no puede concurrir a los lugares para turistas, pero que siente el tango como nosotros. Esta noche no vamos a poder dormir después de tantos aplausos.” Con este conmovido agradecimiento, Leopoldo Federico ponía el broche final a la inauguración de la temporada Tangos del Bicentenario, que durante todo el año propone una original programación en el Teatro 25 de Mayo de Villa Urquiza. La frase sintetizaba tanto la intención de los organizadores del ciclo como la evidente necesidad de un público que desde temprano obligó a colgar el cartelito de Localidades agotadas en el cine-teatro recuperado por los vecinos, el miércoles pasado. Y también auguraba una feliz continuidad para las propuestas de un ciclo que, desde este punto de partida, se proyecta hacia diferentes universos del tango contemporáneo.

Lo de Federico al frente de su orquesta, ante un teatro repleto, fue un puntapié inicial en el que suenan los orígenes fundantes del género. Con una trayectoria de más de cincuenta años, la orquesta ha sabido capear tiempos difíciles para el género –aquellos en los que las formaciones de este tipo comenzaban a desmembrarse, reduciéndose en función de seguir trabajando– para llegar al presente incorporando algunos de los mejores intérpretes de una nueva generación del tango: el pianista Nicolás Ledesma, el violinista Damián Bolotín, el bandoneonista Horacio Romo o su reemplazo del miércoles, Pablo Mainetti, son algunos de los nombres en los que se encarna esta generación. En una generación anterior, aparece la maestría de Horacio Cabarcos, luciéndose especialmente en el tema “De tal palo”, dedicado por Federico a su padre, también contrabajista.

Entre “Gallo ciego” y “Adiós Nonino”, entre “El último café” y “Naranjo en flor” –en la voz del aplaudidísimo Carlos Gari–, entre “El abrojito” y las obras firmadas por Federico, la orquesta se mueve desde la sustancia de los clásicos, a los que imprime un sello de excepción. A partir de esta primera presentación, Tangos del Bicentenario propone una programación que se abre a la continuidad del género. En el próximo concierto, por ejemplo, anunciado para el miércoles 28 a las 20.30, mostrarán lo suyo el trío Boero-Gallardo-Gómez y el Quinteto Viceversa, dos propuestas que incluyen tangos nuevos y composiciones propias sumadas a versiones de temas tradicionales, dentro de la Sección Panorama.

La idea del ciclo, coproducido por el Centro Cultural San Martín y TangoVía Buenos Aires, es la de cubrir tradición y experimentación del tango a través de diferentes secciones. “¡Mucho Maestro!” –una serie de homenajes a personalidades destacadas del género–, “Nuevo baile escénico” –con estrenos, preestrenos y work in progress de espectáculos que tienen al tango como eje–, “Nueva Discografía” –pensada para difundir una producción discográfica en constante crecimiento– y los conciertos especiales de “Día D” son algunas de estas secciones, que abren un amplio abanico que incluye espectáculos, proyecciones de cine, charlas y seminarios.

La sección más arriesgada por su despliegue es seguramente la llamada “Multimilonga”: tres milongas simultáneas en diferentes espacios del teatro, pensadas para cubrir todos los gustos. En el foyer del teatro, en el escenario y en el salón del primer piso habrá una pista dedicada a la época de oro del tango, otra a los artistas contemporáneos, y una más para el tango electrónico, cada una curada por una milonga afín a estas estéticas.

En el “Programa Mentores”, grupos de músicos que egresaron de la Orquesta Escuela de Tango Emilio Balcarce son guiados y aconsejados por referentes del tango a lo largo de varios meses de trabajo. Al finalizar el proceso de aprendizaje, los artistas compartirán los resultados de su experiencia con el público, en el marco de los conciertos que dará la Orquesta Escuela dentro de este ciclo. Y si, como siempre se repite sobre este teatro, aquí cantó Carlos Gardel, el contrabajista Ignacio Varchausky, uno de los organizadores del ciclo, recuerda que además aquí debutó Emilio Balcarce, una de las figuras que será homenajeada en este ciclo.

Todas las actividades serán filmadas y registradas en formato digital, y a futuro se planea editar discos, libros y DVD, como un retrato sonoro de este particular momento de ebullición del tango. Y los artistas participantes donarán parte de su repertorio al Centro de Documentación del Centro Cultural San Martín, en convenio con el Archivo Digital del Tango. Una manera de que las composiciones y los arreglos de estos músicos del Bicentenario queden protegidos como parte del patrimonio cultural de otras centurias.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.