espectaculos

Miércoles, 17 de noviembre de 2010

MUSICA › AADI TUVO SU PROPIA FIESTA DEL BICENTENARIO

Defender el derecho del intérprete

 Por Karina Micheletto

La Asociación Argentina de Intérpretes tuvo su propia fiesta de celebración del Bicentenario. Fue el lunes en el teatro Maipo, en una noche en la que hubo espacio para intérpretes de variados géneros y estilos, y también para destacar la importancia de la defensa de los derechos de los intérpretes. Leopoldo Federico, Susana Rinaldi, Teresa Parodi, Horacio Malvicino, Juan Carlos Cirigliano y José Colángelo fueron algunos de los maestros que lucieron su ejecución, junto a intérpretes y creadores de otras generaciones como Nicolás Ledesma, Horacio Romo, Pablo Agri y Lito Vitale. A través de la organización de este evento, la empresa Yamaha Music Argentina donó los instrumentos necesarios para el área de Musicoterapia del Tobar García, el único hospital monovalente de atención psicológica y psiquiátrica de niños y adolescentes del país.

Se trató de una gala en la que el Consejo Directivo de AADI celebraba el Bicentenario, según el título de la invitación. La encargada de abrir el show fue la vicepresidenta de AADI, Susana Rinaldi, flamante ganadora del Grammy a la Excelencia Musical. Desde sus palabras grabadas antes de la interpretación de “Luchar y existir”, de Eladia Blázquez, la cantante interpretó también el rol de la mujer en el tango y en la sociedad, al frente de equipos de trabajo: “Mi experiencia me indica que hay que llegar a tener más de setenta años, como yo, para que a una la valoricen”, concluyó, tras repasar su trayectoria.

La siguieron intérpretes que mostraron apuesta y riesgo, como Nicolás Ledesma –al frente de un quinteto que suma otros talentos como Horacio Cabarcos, Romo, Agri y Edgardo Acuña–; intérpretes que mostraron las formas inmóviles de la tradición como Zamba Quipildor; intérpretes de música para ballet, teatro o audiovisual, como Sergio Vainikoff; o de pachanga como Guillermo Novellis, que hizo un par de canciones de La Mosca con otros arreglos. Teresa Parodi sentó postura desde los dos temas que eligió para interpretar (“Piedra y camino”, de Atahualpa Yupanqui, y “La canción es urgente”, que suena con fuerza de himno en cualquier contexto), y también desde las palabras grabadas que la antecedieron: “¿Cómo nos encuentra este Bicentenario? Con un país apasionado y apasionante. Colocados con mucha definición en el lugar en que queremos estar para construir este país”, destacó la cantautora.

Estuvieron también Los Swing Timers, “el grupo más veterano del país en su género”, según definió Cirigliano, pianista del cuarteto en el que forman desde 1955 el clarinetista Mauricio Percan y el contrabajista Jorge González. Junto a ellos tocó, reviviendo viejas épocas, el guitarrista Horacio Malvicino. Con dirección musical de Lito Vitale y dirección general de Ricky Pashkus, la fiesta también tuvo un espacio para el reconocimiento de la labor de la Sociedad General de Autores de la Argentina. El dramaturgo Roberto “Tito” Cossa, presidente de Argentores, recibió una placa conmemorativa por los cien años de la entidad que defiende los derechos de los autores. El final fue con el gran Leopoldo Federico –presidente de AADI– en trío con Ledesma y Cabarcos, más Pablo Agri en violín. A él se sumó luego Susana Rinaldi. Un presidente y una vicepresidenta a los que sí da gusto ver juntos.

Compartir: 

Twitter
 

Rinaldi, flamante ganadora del Grammy, abrió la velada.
Imagen: Jorge Larrosa
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.