espectaculos

Domingo, 20 de noviembre de 2011

MUSICA › PETER GABRIEL Y LA NEW BLOOD ORCHESTRA, EN EL ESTADIO GEBA

Clásicos que nunca se oxidan

Las 30 mil personas que se acercaron al estadio experimentaron tal trance que ni les importaron los bocinazos del tren. Gabriel demostró que sus canciones ganan nuevos matices en esta reinterpretación sinfónica y no pierden nada de intensidad.

 Por Sebastián Grandi

¿La música puede cambiar el mundo? Tal vez. Lo que es seguro es que Peter Gabriel lo intenta. Escribe y compone para dar un mensaje muy lejano a las arengas demagógicas de algunos que se calzan la camiseta de la Selección con demasiada facilidad. Lo que hace Gabriel es crear canciones inspiradas en hechos que duelen para despertar conciencia y reflexión. Y el show que trajo el viernes al estadio GEBA fue el contexto ideal para detenerse en esas maravillosas piezas llenas de historias. Rodeado de la monumental New Blood Orchestra, integrada por músicos que él trajo de Londres y otros que reclutó en Buenos Aires, brindó un espectáculo atípico para las costumbres de estadio, pero irresistible para experimentar en vivo.

El lema de su propuesta es claro: “No drums, no guitars” (sin baterías, sin guitarras). No hay explosión rockera en esta vuelta a la Argentina, ante 30 mil personas. Hay música arreglada especialmente para una orquesta dirigida por Ben Foster de la que se muestra orgulloso a lo largo de dos horas. Y así abre con “Heroes”, el clásico de David Bowie que Gabriel versionó para colaborar con las víctimas del terremoto de Haití de 2010. Y pasan “Wallflower”, dedicado en vivo a otras víctimas, las de la tortura en la ESMA; “Après moi”, de la cantante rusoamericana Regina Spektor; “Intruder” y “San Jacinto”, con sus nuevos arreglos. El clima empezó a subir con la teatralidad de Gabriel para “Secret World”, acompañado por una orquesta inspiradísima que sonaba fuerte y clara hasta en los detalles más sutiles y una puesta lumínica sobria pero imponente. Homenajeó a su padre a punto de cumplir 100 años con “Father and Son”. Repasó “Signal to Noise”, “Downside Up”, “Diggin in the Dirt”, “Mercy Street” y “The Rythm of the Heat”. La mención a John Metcalfe como arreglador para los aplausos de rigor no corta el clima logrado: al contrario, expone los cerebros detrás de estas versiones que pensaron cuidadosamente los pasos a seguir para lucirlas en sus nuevos arreglos.

Y él, claro: Peter Gabriel sabe lo que hace y cómo enamorar a un público entregado desde el inicio. Tiene la deferencia de hablar en español y contar de cada canción la historia que esconde detrás, la fuente de inspiración, el mensaje que pretende ofrecer. Aunque haya caído en la vieja tentación de someter sus creaciones al riesgo de la puesta sinfónica, la sangre nueva corre por sus venas y él siempre apuesta al futuro. Promueve el uso del celular y las redes sociales para denunciar abusos. Explica. Se comunica. Esta transformación obligó a todos a detenerse en la sutileza de sus letras, en los arreglos orquestales, y lo que es aún mejor, en descubrir que ciertos clásicos de su carrera solista sobreviven con dignidad y altura no sólo el paso del tiempo, sino a la adaptación para ser interpretada por más de 50 músicos en escena. Poco cambió de “Red Rain”, “Solsbury Hill” y “Biko”: siguen siendo las mismas. O “In Your Eyes”, donde se luce con la compañía de Sevara Nazarkhan, y “Don’t Give up”, donde entra Ane Brun a hacer la voz femenina. Peter Gabriel siempre supo rodearse de las mejores mujeres.

Una orquesta de cuerdas y vientos es algo muy delicado para mostrar en un estadio al aire libre a metros del Ferrocarril San Martín: en más de una ocasión, los maquinistas decidieron participar haciendo sonar sus bocinas y tapando la música. “Mi estudio está en Bristol, al lado de unas vías de tren: esto me hace acordar a mi casa”, bromeó en una impasse. A nadie le importa ni deja de disfrutar de este lujo sólo porque el lugar no es perfecto. La noche acompaña y el público se entrega. Peter Gabriel dio un histórico concierto en Buenos Aires: para disfrutar sentado, para aplaudir de pie.

Compartir: 

Twitter
 

En correcto español, el músico británico dedicó “Wallflower” a los torturados en la ESMA.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice
  • TELEVISION> 2012 SERA UN AÑO DE ALTA PRODUCCION EN EL TERRENO DE LAS FICCIONES
    Una temporada pródiga en imaginaciones
    El relevamiento realizado por Página/12 deja claro que todos los canales de aire doblarán...
    Por Emanuel Respighi
  • MUSICA > PETER GABRIEL Y LA NEW BLOOD ORCHESTRA, EN EL ESTADIO GEBA
    Clásicos que nunca se oxidan
    Por Sebastián Grandi
  • MUSICA > SILVIO RODRIGUEZ DEJO EN ESTADO DE ALTA EMOCION A 14 MIL PERSONAS EN FERRO
    Con el ropaje justo para cada canción
    Por Karina Micheletto
  • León cumple 60 años
    Por Miguel Rep
  • VISTO & OIDO
    VISTO & OIDO

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.