espectaculos

Miércoles, 30 de noviembre de 2011

MUSICA › VITICUS PRESENTA SU NUEVO DISCO EN EL TEATRO DE COLEGIALES

“Hoy quedamos pocos haciendo rock”

El legendario ex bajista de Riff compartió la charla con su hijo y su sobrino, que integran su banda. Juntos mostrarán el sábado las canciones de Rock local, un disco a tracción valvular, puro hard, blues y sureño.

 Por Cristian Vitale

Las instrucciones de Paula Alberti, experimentada batalladora del rock, para llegar a destino son precisas. El punto de arribo y partida es el Paseo Victorica que ladea, florido y lleno de bares, el río Luján. De ahí –altura 600– un bote pequeño con motor ecológico cruzará el canal a contracorriente de los barcos que navegan entre la estación fluvial y las profundidades del Delta. A veces lo pilotea otro viejo batallador del rock (Víctor “Vitico” Bereciartúa) y otras, Nicolás o Sebastián, hijo y sobrino, respectivamente, del “canciller”. Es mediodía, el sol mata y si nadie se cae al agua el convite saldrá perfecto: Viticus, banda a tracción valvular y sureña, optó por mostrar su cuarto disco (Rock local) en un escenario distinto: la vieja casona de pinotea que el bajista heredó de sus ancestros ricachones y pudo defender de la hostilidad del Delta hasta hoy. “Y... los chicos crecen”, es la primera reflexión del hombre que creó Riff con Pappo después de habérsela vivido toda: pasar una parte de la década del ’70 en Londres, agarrarse a trompadas con Pete Townshend, tener sexo con una de las novias de Jimi Hendrix, tocar en La Pesada del Rock & Roll y defender, turbulento y sin concesiones, 40 años de rock & roll. “Ya no me interesa tocar con gente de mi edad, se han puesto mañosos, gordos, viejos, o se les volaron todos los pájaros (risas), entonces yo me nutro de la energía de ellos como, supongo, ellos de mi experiencia. Y así resulta: bien”, redondea. O trata.

Ellos, los chicos –dicho está– son Nicolás y Sebastián Bereciartúa, ambos guitarristas, más Ariel “Arito” Rodríguez, también violero, y Jerónimo Sica, baterista. Todos circulan sobre el césped recién cortado de la casona del Tigre y reciben eventuales huéspedes. El afuera es vista abierta, profunda. El adentro, un horno al natural lleno de ventanas y puertas donde pasado y presente se conjugan a través de objetos diversos: un televisor de mil pulgadas donde la banda se mata con videos de Allman Brothers, Lynryd Skynyrd o los Fabulous Thunderbirds, con sillones viejos, una foto gigante de Pascual –abuelo vasco de Víctor– con bigote mostachol y un desparrame de alfombras coloridas.

“Seguimos en la línea sureña, sí, pero la banda está más horizontal, hay temas de distintos estilos y mi viejo ya no tiene el monopolio de la composición. El trajo tres o cuatro temas y el resto lo propusimos nosotros”, informa Nicolás sobre una de las características base de Rock local, que presentarán este sábado en El Teatro de Colegiales (Lacroze y Alvarez Thomas).

Producido por el ex V8 Gustavo Rowek, el disco es el cuarto de una cosecha que arrancó en el 2003 con Viticus, siguió con Súper (2006), Viticus III (2008) y Voy a pasar a buscarte, el DVD debut publicado el año pasado con Chizzo de La Renga cantando “Ruedas de metal”. “Cuando Víctor vino con el nombre, bueno, todos lo aceptamos. Es la única persona con autoridad para usar un título que se parezca al de un tema de Pappo, ¿no? La letra habla de lo que es el rock local hoy”, define Nico. “La verdad es que primero se me ocurrió el nombre, y a los diez minutos me acordé de ‘Blues local’ y dije ¿por qué no?... ¡tantas cosas nos hemos copiado con Pappo el uno al otro! Es un honor usar la palabra local, porque el rock no es nacional, el rock es local donde esté, y una de las grandes diferencias que tengo con mucha gente es que acá, cuando ven un tipo con pelo largo y guitarra eléctrica, dicen que hace rock, y por ahí el tipo sale con una zamba”, interviene Vitico.

–La pregunta se le hacía antes a Pappo, pero ya no está. ¿Qué es el rock hoy?

Vitico: –Quedamos pocos haciendo rock. Hay mucha cosa rara dando vueltas, y le ponen rock, esto es lo que denunciamos en “Rock local”, el tema y lo que hicimos cuando fundamos Riff con Pappo, mientras todo se estaba poniendo jazzero, sinfónico y complicado. Hay muchas bandas exitosas que para mí hacen pop, una vez leí que Charly García era rey del rock y eso no es cierto. Charly hizo, en una época, un buen pop-rock, porque si The Police se definió en su momento como pop-rock, bueno, quiere decir que está todo dicho. A ver, a esta altura estoy medio gagá, digo lo que se me cantan las pelotas y me chupa un huevo lo que piensen: Serú Girán no hacía rock y la mayoría de las bandas de hoy suenan como el orto; es la verdad y encima te ponen a Babasónicos y a Turf como rock, por favor.

Sebastián Bereciartúa: –Eso es pop. El rock es un estilo clásico como el blues, o la chacarera de acá. Hay bandas que tocan, mezclan estilos, pero no es exactamente rock como estilo musical. Lo que pasa es que hoy el género se puso de moda como marca.

Nicolás Bereciartúa: –Y se hizo tan masivo que parece Disney, pero nosotros seguimos resistiendo. Hicimos casi 40 shows en el año, teloneamos a Ozzy y a Slash.

–Casi todo el disco es hard, blues y rock sureño, todo vintage, potente y a iguales dosis.

S.B.: –Tuvo mucho que ver el técnico, Gonzalo Villagra, el más rockero que hay.

Jerónimo Sica: –Crudo, enérgico y con mucha química, sí, creo que bancamos con honor una forma de sentir el rock & roll, más allá de las geografías.

Compartir: 

Twitter
 

Vitico y familia, en su casone de Tigre. El bajista tiene cuarenta años de rock & roll sobre el lomo.
Imagen: Joaquin Salguero
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.