espectaculos

Miércoles, 30 de noviembre de 2011

CINE › MAñANA EMPIEZA EL FESTIVAL DE CINE ARABE EN ARGENTINA, LATINARAB

Una primavera rica en imágenes

Hasta el miércoles 7 de diciembre, diversas sedes porteñas les darán pantalla a dieciséis largos de ficción, quince documentales y siete cortos. Habrá invitados internacionales, además de talleres y clases magistrales.

 Por Oscar Ranzani

El mundo árabe cobró un ineludible protagonismo mediático desde el año pasado, producto de las rebeliones que terminaron con regímenes de varias décadas en diversos países de Medio Oriente como Egipto, Túnez y Libia, entre otros. Algunos analistas no titubean en mencionar esta nueva coyuntura como Primavera Arabe, porque la fuerza de las distintas sociedades de esta región fue determinante para modificar situaciones difíciles que arrastraban desde hacía mucho tiempo. Por eso, cuando se anuncia el Primer Festival de Cine Arabe en Argentina, LatinArab, todas las miradas apuntan a este momento que está viviendo Medio Oriente. Pero la idea de Cine Fértil –una asociación civil multidisciplinaria de profesionales argentinos, con diferentes orígenes académicos y comunitarios– va más allá de esta coyuntura y busca propiciar una serie de intercambios culturales que terminen por instalar un público interesado en una cinematografía que puede tener puntos de contacto con la cultura local. Desde mañana hasta el miércoles 7 de diciembre, la Alianza Francesa (Córdoba 936), el Hoyts Abasto (Corrientes 3247) y la Biblioteca Nacional (Agüero 2502) serán las sedes de esta muestra cinematográfica que incluye dieciséis largos de ficción, quince documentales, siete cortos de ficción, quince invitados internacionales, además de talleres y clases magistrales.

“El objetivo del festival es generar vínculos entre cineastas latinoamericanos y del mundo árabe para que puedan compartir experiencias”, comenta a Página/12 Edgardo Bechara El Khoury, director del Festival LatinArab, quien también destaca que buscan posicionar a esta muestra “como una plataforma de intercambio para los cineastas y para la industria, con la idea de generar no solamente estos acercamientos culturales, sino también tender puentes en la industria para financiar a directores latinoamericanos para que puedan filmar en el mundo árabe u organizar historias que tengan que ver con la emigración árabe en América latina”, agrega Bechara El Khoury.

La selección de las películas que integran la muestra estuvo a cargo de Rasha Salti, actual programadora de la Sección Africa y Medio Oriente del Toronto International Film Festival. Del período actual se exhibirán el documental Libia Libre, de Karen Marón, corresponsal argentina que indagó en el período que terminó con el asesinato de Muammar Khadafi. El otro es del argentino Hernán Belón: Beirut-Buenos Aires-Beirut trata sobre una mujer de origen libanés que al reconstruir su árbol genealógico se encontró con la sorpresa de que su bisabuelo se volvió a Líbano y dejó abandonada a su familia en la Argentina. Entonces, ella viajó a Líbano como una manera de reconstruir los lazos identitarios y sus orígenes.

Uno de los films de ficción que podrán verse en LatinArab es Where do we go now?, de Nadine Labaki, que hace foco en un grupo de mujeres que buscan la manera de proteger a su comunidad durante la guerra civil en Líbano. Otro largo de ficción es The end, del marroquí Hicham Lasri: “Es una película en blanco y negro sobre unas pandillas en Marruecos. Es algo así como La naranja mecánica del mundo árabe. Es muy intensa, muy fuerte y con mucho sentido de contracultura”, expresa Bechara El Khoury. The imperialist are still alive!, de Zeina Durra, es una coproducción inglesa–estadounidense: “Se trata de un film extraño –plantea Bechara El Khoury– porque los límites están difusos. ¿Qué es cine árabe? Así como uno puede preguntarse qué es cine argentino cuando se coproduce con otros países. The imperialist... es la historia de una mujer palestina en Nueva York. Transcurre en una noche con muchos personajes de muchos países, tiene un aire a Godard y para mí también tiene algo del misterio de algunas películas de Kubrick”, agrega el director de LatinArab. Son of Babylon, de Mohammad Al-Daradji, sucede dos semanas después de la caída de Saddam Hussein y tiene como protagonistas a Ahmed, un niño de doce años, y a su abuela, quien al enterarse de que algunos prisioneros de guerra fueron encontrados con vida en el sur, va en busca de su hijo, el padre de Ahmed, que nunca regresó de la Guerra del Golfo.

La selección de documentales incluye a Vecinos, una producción egipcia de Tahani Rashed, que aborda la historia de Ciudad Jardín, un barrio que fue pensado como un puesto de frontera en la época colonial. En la actualidad, las embajadas de Gran Bretaña y Estados Unidos están allí, por lo que restringen el acceso a los vecinos. Con su documental In pieces, el cineasta marroquí Hakim Belabbess elaboró una especie de diario íntimo donde reconstruye la memoria familiar. Para lograrlo, utilizó material audiovisual recolectado desde hace más de una década. Desde Siria llegará Yo soy quien lleva flores a su tumba, de Ala Alabdalla, quien entrevistó a tres mujeres sirias que viven exiliadas. Otro film egipcio es Prohibido, de la cineasta Amal Ramsis, quien tres meses después de la revolución del 25 de enero de 2011 salió a las calles de El Cairo a reflexionar sobre aquello que está prohibido en la sociedad de la que forma parte. El documental libanés Abuela, mil veces, de Mahmoud Kaabour, se enfoca sobre la vida de una anciana de Beirut que es retratada por su propio nieto con la idea de reflejar la historia de un país a partir de una historia familiar.

Además de las proyecciones, el LatinArab ofrecerá una serie de actividades paralelas: un ciclo de conferencias sobre “Mujeres árabes”, coordinado por Eugenia Tarzibachi, quien junto a reconocidas cineastas analizarán algunas de las películas de esta muestra que establezcan, justamente, miradas sobre las mujeres árabes. La politóloga argentina Carolina Bracco y la cineasta egipcia Amal Ramsis dialogarán sobre el proceso político que se está produciendo en Egipto, y el rol que juegan en ese sentido las redes sociales y los medios de comunicación. Finalmente, LatinArab y la Universidad de Avellaneda realizarán una mesa-debate con directores y directoras del mundo árabe, en el marco del lanzamiento de la carrera de Artes Audiovisuales de esa unidad académica. También estará presente en el LatinArab el Fondo Arabe para las Artes y la Cultura (AFAC), una entidad que promueve la cooperación entre proyectos artísticos del mundo árabe y que viene a presentar sus programas de financiamiento.

* Programación completa, sedes y horarios en www.latinarab.com

Compartir: 

Twitter
 

Prohibido, un film egipcio dirigido por Amal Ramsis.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.