espectaculos

Miércoles, 30 de noviembre de 2011

DISCOS

Lanzamientos

8-Stanley Music

Paolo Fresu. Blue Note

Recién editado en la Argentina, este disco de 2007 reúne al trompetista Paolo Fresu, uno de los melodistas más inspirados del jazz actual, con el notable guitarrista Bebo Ferra. El cuarteto, que completan Paolino Dalla Porta en contrabajo y Stefano Bagnoli en batería, estuvo en el Festival de Jazz de Buenos Aires y deslumbró a más de uno. A la interacción y sutileza, al formidable trabajo alrededor de los planos musicales, a la imaginación en los solos y la originalidad en las composiciones se suma, además, una característica infrecuente: alegría al tocar. D. F.

8-Bondi cultural

Bruno Arias. Independiente

El jujeño Bruno Arias reunió a un colectivo de jóvenes músicos y poetas, que hoy están haciendo nuevo folklore: los bonaerenses Federico Pecchia, Hernán Bolle-tta, Javier Caminos y Luciano Cañete, los marplatenses Che Joven, el santiagueño Pucho Ruiz, el tucumano Juan Pablo Ance. Este Bondi cultural es valioso no sólo por lo que significa esta reunión, sino que también –y fundamentalmente– porque lo que suena, además de nuevo, es renovador, de calidad y muy contagioso. Atención: no está solo el “Kolla en la ciudad”. K. M.

9-Gustavo Visentín canta...

Gustavo Visentín. Epsa

El año cierra con una sorpresa discográfica en las bateas de tango. Es la presentación solista de Gustavo Visentín, cantor estable de la Orquesta Provincial de Música Ciudadana de Córdoba, pero que además supo cultivar una carrera con avales como los de Goyeneche, Rufino y Rivero. Otros avales artísticos suman brillo al de Visentín en este disco: Rubén Juárez en una estremecedora versión de “Patio mío” (fue su última grabación de estudio), Nicolás Ledesma, Damián Torres y su trío, o Leopoldo Federico, con una elogiosa presentación. K. M.

6-The Great Escape Artist

Jane’s Addiction. Capitol Records / EMI Music

Aunque el chiste implique a Houdini, no está de más preguntarse a qué le escapan Perry Farrell y compañía. Basta con atender a la escucha para ver que a su edad, Jane’s Addiction tuvo su lustro (‘87-’91) para ser salvaje y joven. A veinte años de Ritual de lo habitual, ¿cuál es el sentido de reivindicarlos (“Twisted Tales”) o retractarse (“Ultimate Reason”)? ¿Nada les pasó a estos músicos más que un manto de piedad autoindulgente? El colmo, “Curiosity Kills”: gente grande negándose a envejecer y, viceversa, gente vieja negándose a hacer algo grande. L. P.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.