espectaculos

Sábado, 9 de noviembre de 2013

MUSICA › FALTA Y RESTO PRESENTA EN ND TEATRO LA MURGA DE TODOS LOS TIEMPOS

Imaginación transformada en alegría

Raúl “Tintabrava” Castro, director y letrista de la agrupación uruguaya, promete pasear a los espectadores “por treinta años de historia pasada, por las profundidades del presente y por las incertidumbres de un futuro indescifrable”.

 Por Cristian Vitale

“Un graffiti callejero que toma vida y canta”, lanza Raúl “Tintabrava” Castro, director y letrista de Falta y Resto, con el fin de activar la fantasía sobre lo que vendrá: un nuevo desembarco en Buenos Aires de la murga que él mismo fundó en plena dictadura uruguaya (invierno de 1980) y una nueva puesta cuyo nombre condensa estos 33 años de luchas, sátiras, claroscuros y alegrías: La murga de todos los tiempos. “Sí, un muro de barrio que canta”, insiste él, trocando palabras para decir casi lo mismo, y desarrolla la pintura de la puesta como un caprichoso resumen de los iconos más importantes de la historia universal. “Desde allí, y guiados por el histrionismo de nuestro máximo comediante, el Mono Orlano da Costa, recorreremos la riqueza de la actualidad, tratando de transformarla en alegría, como hicimos siempre”, detalla Castro.

Para expandir la fantasía, entonces, lo que vendrá hoy a las 23 en el ND Teatro (Paraguay 918) es un puñado de catorce artistas –entre cantores, actores y poetas– interactuando entre sí y reviviendo tales personajes históricos. Extirpando del muro imaginario al Che Guevara, José Gervasio Artigas, Eva Perón y Carlos Gardel, entre otros. “Sería imposible querer resumir estos años de historia de nuestras patrias sin tener en cuenta esos iconos; la presentación del espectáculo habla justamente de estos símbolos como hilo conductor de nuestra historia reciente, pero no sólo vamos a ocuparnos de ellos sino también de ‘clásicos’ como ‘La cirugía de Galíndez’, que es como una sátira del hombre moderno, o ‘El candombe de los afrodescendientes’, que es una broma musical sobre la discriminación y contra el racismo”, detalla el experimentado director de la murga. “Considero que éste es el espectáculo más jugado de la historia de la murga, porque con la simpleza de la imaginación, y algunos trucos teatrales, paseamos a los espectadores por treinta años de historia pasada, por las profundidades del presente y por las incertidumbres de un futuro indescifrable.”

–La despedida de 2031, por ejemplo.

–(Risas.) Sí, es un simple juego de imaginación, en que no hacemos futurología sino que inducimos al futuro. ¡Uruguay Campeón del Mundo! Esperemos ganarle a Jordania. Vamos paso a paso...

Tras los pasos de una murga podría decirse también que se hace cargo de su propia historia: de los toques por sindicatos clandestinos, cooperativas y clubes de barrio en los comienzos; de los codeos intensos con Alfredo Zitarrosa, o Jaime Roos y Canario Luna –cómo olvidar aquella maravillosa versión de “Brindis por Pierrot”–; de los claroscuros de la década del ’90 y el renacer de la posterior, que la transformaron en una de las murgas más influyentes. “Me conformo con haber aportado algo a los cientos y miles de murgas que se están formando en todo el sur de América, en un proceso que entiendo como la explosión cultural más rica y fermental de los últimos cien años en el continente. Que no se enoje nadie, pero dentro de unos años los que no lo quieren creer se van a dar cuenta y se dirán: ¿dónde estaba yo cuando esto sucedía?”, sostiene Castro que, además de capo murguero, fue jugador de básquet, obrero, perseguido político, acompañante de literas y publicista. “Muchos años, muchas cosas... me voy retirando, y de hecho el responsable general de este espectáculo es mi hijo Felipe y el director escénico es Leandro, que es un poco menor, pero igual de talentoso”.

–Dinastía murguera...

–(Risas.) Es un orgullo muy grande que mis hijos tomen la bandera y guíen a la murga por los caminos que entiendan que tienen que venir, porque lo más importante que tiene el hombre es la libertad.

Compartir: 

Twitter
 

Castro define al último de la Falta como el “espectáculo más jugado de la historia de la murga”.
 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.