espectaculos

Sábado, 1 de marzo de 2014

MUSICA › HOY Y MAÑANA SE REALIZARA EL FESTIPULENTA EN EL NUEVO MATIENZO

Un mecanismo bohemio de dignidad

El encuentro de cultura alternativa que coordinan Juan Manuel Strassburger y Nicolás Lantos llega este fin de semana a su vigésima edición y para celebrar el número redondo programó a dieciocho bandas que están entre lo mejor del underground local.

 Por Luis Paz

El poderoso postpunk porteño del trío Acorazado Potemkin sonará esta noche en el Nuevo Matienzo.
Imagen: Joaquín Salguero.

El 23 de febrero de 2011, cinco días antes del segundo aniversario del Festipulenta, el iluminado y perturbado poeta cordobés Vicente Luy daba un salto sin red. No fue uno poético. Entre sus memorables versos, escritos siempre desde la cornisa, Luy firmó uno que pregunta y confronta: “¿Por qué los secuestradores prosperan? ¿Por qué sonríen los diputados? Porque tienen plan. Vos no tenés plan”. Juan Manuel Strassburguer y Nicolás Lantos, creadores del Festipulenta, el indispensable festival de música underground revulsiva que ayer cumplió cinco años y hoy y mañana tiene su fiesta, también tuvieron un plan que prosperó. “El plan era ver bandas. Y eso implicaba cuánto estaba la entrada, la birra, si el show era a las 9 de la noche o a la 1 de la mañana. Ibamos a ver bandas y, cuando terminaba, decíamos ‘¿qué hacemos esta noche?’. Queríamos ir a ver a una banda y que ése fuese el plan para toda la noche, pudiendo tomar cuatro birras sin haber tenido que cobrar el aguinaldo”, explicó en el suplemento NO de este diario Strassburger. El encuentro de cultura alternativa que coordinan llega este fin de semana a su 20ª edición, habiendo recibido a miles de personas, programado a casi 70 bandas y publicado dos compilados. Y para albergar a los 18 actos musicales y a tantísimos invitados más, se muda del habitual Zaguán Al Sur al Nuevo Matienzo, de Pringles 1249.

Al Festipulenta pueden atribuírsele muchas virtudes. Pensado y producido como un encuentro “sin promotoras ni espacios VIP”, en sus ediciones (que siempre llegan cada tres meses) suelen ocurrir shows encendidos, cruces sobre el escenario, abrazos compartidos, público subiendo a cantar. Pero nada más lejos del descueve y el cocoliche: el del Festipulenta es uno de los ambientes más amigables y amigueros de la música underground joven. Y eso que de 107 Faunos a El Perrodiablo, dos bandas emblema del evento, hay un largo tranco estilístico. Es que la mano no pasa por lo temático, no es un festipunk ni uno de rocanrol. Tampoco por la pertenencia a un sello (muchos grupos, de hecho, publican sus discos por las suyas). Quizás haya un material generacional afín a muchos de los grupos, eso sí. Pero lo único contundente es la equiparación en una manera de entender y hacer la música. Deudores, en muchos casos, de la tradición del rock alternativo estadounidense (aunque también de las del blues local, la canción de rock, la psicodelia), músicos y productores del Festipulenta comparten el ver la música como un mecanismo bohemio de dignidad: son festivales con acuerdos dignos, precios decentes, relación cordial. Pero son festivales de música, y la que hay es también notable.

“El del Festipulenta no es el único under ni la única manera de hacer música, pero estas bandas son parte de un under que está tranquilo con serlo, que quiere desarrollarse en lo artístico para poder bancarse una trayectoria. Ese es un cambio cultural y estructural, tal vez el más grande que podemos ver desde que empezamos”, reseña Strassburger. Después sí, uno puede toparse con la juvenilia de 107 Faunos, el reflejo dorado de los ’90 de Perdedores Pop, la psicodelia sucia de Los Rusos Hijos de Puta, el poderoso postpunk porteño del trío Acorazado Potemkin, el desparpajo de La Ola Que Quería Ser Chau, la poesía decadentista de Mujercitas Terror, la redondez cancionera de Valle de Muñecas, la virulencia de El Perrodiablo.

Hace cinco años, muchas de estas bandas existían disgregadas, algunas con un ligero rebote de culto, otras en el ostracismo. El Festipulenta no las creó, pero conspiró para la visibilización de sus obras. Discos como El espíritu, de El Perrodiablo, una indomable agrupación de rock entre AC/DC y los Stooges, fueron compuestos mientras la banda participaba una y otra vez en estas ediciones. Lo mismo podrá decirse de su eminente tercer opus. Los Reyes del Falsete y Viva Elástico, que más tarde participarían de ediciones de festivales mainstream, tuvieron ruedo antes en “el Festi”. Igual, como dice Strassburger: “Todo esto ya existía, en todo caso, nosotros lo único que hicimos fue poner la lupa”.

Lantos y Strassburger comparten más que el Festipulenta. Periodistas los dos, son también conductores de La hora pulenta, un envío radiofónico dedicado a expresiones alternativas de la cultura joven rioplatense (como en el festival, es habitual que bandas uruguayas toquen en el programa) que tiene su cuarta temporada al aire de Nacional Rock (sábados a las 14).

“Festipulenta promete un ambiente muy amiguero y excitante”, define Strassburger. “Hay una sensación de que lo que está ocurriendo vale la pena: no solamente los recitales sino también conectar con la movida literaria y poética, los realizadores de cine de la feria que replican a su manera lo que pasa en el rock, ni hablar de las nuevas generaciones de artistas gráficos que dialogan en sus textos con muchas de las bandas.”

¿Novedades? Desde ya. El Perrodiablo, Acorazado Potemkin y 107 Faunos mostrarán canciones de sus próximos discos. Lo mismo Olfa Meocorde y Mujercitas Terror, en proceso de composición de los suyos. Antolín, Javi Punga, Reno y el Míster, nueva trova pulenta del área metropolitana, darán sus acústicos. Y eso es sólo la mitad: también tocan Los Totales, Los Espíritus, La Ola Que Quería Ser Chau, Bestia Bebé, Fútbol, Los Rusos Hijos de Puta, Perdedores Pop, Sr. Tomate y Valle de Muñecas. Algunos recién revelados, otros consagrados del culto underground, todos pulenta.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.