espectaculos

Miércoles, 12 de marzo de 2014

MUSICA › JUANJO Y JULIáN HERMIDA PRESENTAN SU DISCO EN BLANCO Y NEGRO

Nuevas búsquedas para el tango

 Por Cristian Vitale

Juanjo proviene del mundo del blues. Su piano suena en los cinco discos de la Mississippi Blues Band entre 1989 y 2001; luego en el Café Tortoni, donde ofició como director musical entre 2002 y 2008 y en las teclas que acompañaron la voz de Pascale Guertín, cantante canadiense. “También toco en cruceros”, dice. Julián es guitarrista, nació al tango junto a su padre, pasó por el conjunto de guitarras de Carlos Juárez, fue arreglador de Alberto Podestá y tuvo su Quinteto, que grabó Zona Sur. Juanjo y Julián Hermida comparten la pasión por el tango y el CD Hermida en blanco y negro. “No somos hermanos, pero es como si lo fuéramos”, dice Juanjo. “Sobre todo en lo musical –extiende Julián–, ensamblamos enseguida, porque él venía con una información armónica que no es que no exista en el tango, pero que en el sector del ambiente en el que yo me manejaba –acompañamiento de cantores– era limitado. Me costaba tocar como quería. Cuando me encontré con él, que venía más abierto, todo fluyó.”

La confluencia quedó plasmada en el disco que mostrarán hoy a las 21.30 en Notorious (Callao 966), y que conlleva el espíritu de juntada e improvisación a través de un vaivén entre clásicos y temas propios como “Nené”, que Julián dedica a su padre Marcelino, o “La viruta”, de Juanjo. “Decidimos encarar los tangos con el estilo que tenemos, pero respetando las melodías”, define el ex Mississippi. “No son arreglos sino que, sobre una base armónica, pautamos en qué parte toca cada uno. Improvisar, pero sobre un camino armónico pautado.”

El dúo se originó a comienzos de la década. “Pegamos mucha onda musical y humana, porque los dos somos del palo de improvisar y la idea de grabar fue cayendo de maduro”, señala Julián. “Buscaba nuevos aires porque toco tango desde tan chico que soy como esos tipos que ya fueron fachos, comunistas, creyeron en Dios, dejaron de creer, y se cansaron de todo. Fui un enamorado de Grela, de Troilo, de Piazzolla, y hoy me estoy corriendo de la línea tanguera, no desde lo musical sino del ambiente, que tuvo y tiene serias limitaciones.”

–Se va a ganar un par de enemigos...

Julián: –Es que es cierto, esas limitaciones lo siguen manteniendo en el under. Tal vez me esté inventando un problema, sí, pero ya los tuvo Piazzolla hace 60 años cuando mil tipos le decían “esto es tango, esto no”. Estoy en una etapa de divorcio con el ambiente.

Juanjo: –A mí me encanta todo el tango, pero todavía lo estoy descubriendo; no podría ser tan determinante.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.