espectaculos

Domingo, 3 de mayo de 2015

MUSICA › MARIA DE LOS ANGELES LEDESMA CANTA A TEJADA GOMEZ

“Su pensamiento atravesó mi vida”

 Por Cristian Vitale

Armando Tejada Gómez, genio y figura de la poesía musical argentina, nacido hace ochenta y seis años en Mendoza, y muerto hace veintidós, en Buenos Aires. Albañil, además. Y locutor de radio. Y algo huarpe. Y activista. Y comunista. Y autor de “Canción con todos”, de “Coplera del viento”, de “Hay un niño en la calle”, o de “Zamba de los humildes”. Y ladero de Mercedes Sosa, Jaime Dávalos y Hamlet Lima Quintana. Y factótum central del Movimiento del Nuevo Cancionero. María de los Angeles Ledesma, Chiqui para las amigas. Cantora argentina. Nacida hace 42 años en Venado Tuerto, Santa Fe. Vivita y coleando. Tanto que su vida profesional no se restringe a su grupo de música de raíz folklórica (María y Cosecha), sino que va a más, en varias direcciones: en la gestión cultural como hacedora de peñas, en la organización de encuentros folklóricos, en la dirección artística del Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi); en la publicación de discos (lleva cuatro con María y Cosecha y varias intervenciones en trabajos ajenos); o en la talla artística necesaria como para tributar a Tejada, legitimada por los hechos. “Su pensamiento atravesó mi vida desde que nací”, dice la Ledesma sobre el hombre, cuyas poesías “revivirá” durante la primera fecha del ciclo De Aquí Para Allá, que arrancará hoy, a las 21.30, en El Quetzal (Guatemala 4516).

“En los ’70, época de silencio y miedo, mis padres militaban desde el arte y fue en la Biblioteca Alberdi de Venado Tuerto, un espacio de resistencia casi clandestino que juntaba a los compañeros de la palabra, de la música, de la imagen, del teatro y del vino compartido, que una tarde irrumpió el gran Armando. Cantó, dijo sus textos maravillosos, contó sus historias de vida. Brindaron en comunión, se rieron, lloraron, se abrazaron y ese fue su último recital antes de la partida al exilio. ¿Yo? Bueno, sólo un retoño en brazos del poeta. Pero la vida tiene sus vueltas y él siempre vuelve con su ternura, atravesando el tiempo, para quedarse aquí entre nosotros desde antes y para siempre con su vigencia eterna, floreciendo en las voces de todos los que queremos seguir contando y escuchando la profundidad de su palabra”, narra la cantora.

“Para los artistas independientes, es maravilloso que se generen estos espacios de luz pensados también por productores independientes. En general los que elegimos este camino no sólo hacemos música, sino que también aprendimos a autogestionarnos. Esto quiere decir, buscar la fecha, hacer la prensa, convocar al público y demás”, comenta Ledesma, cuyo concierto será el primero de una serie de tres programados con la misma intención: reinterpretar la obra de referentes ineludibles del folklore argentino, tirando –de paso– un puente entre generaciones. El próximo será el domingo 7 de junio, a la misma hora y en el mismo lugar, con Mora Martínez, cantante de Aymama, homenajeando al Chacho Muller, y el domingo 12 de julio, con Josho González haciendo lo propio con el crédito riojano Pancho Cabral.

Compartir: 

Twitter
 

 
CULTURA Y ESPECTáCULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.